Site icon Primereando

Procesado por corrupción asumió al frente de la Policía local

El intendente de Quilmes, Martiniano Molina, nombró el lunes pasado al nuevo jefe de la Policía Local, Andrés Delicia, quien se encuentra implicado en una causa por privación ilegítima de la libertad y estafa a detenidos en la Subcomisaría de Don Bosco.

El lunes por la noche, en el Teatro Municipal y ante 560 efectivos de la fuerza local, Molina puso en funciones a Delicia a quien calificó como “una excelente persona y profesional” y pidió "compromiso", al tiempo que comprometió mejor infraestructura, equipos y acompañamiento.

"Nosotros vamos a trabajar codo a codo con ustedes en lo que nos toca. Tienen adelante un intendente que no se va de vacaciones, ni pide licencia. Que trabaja las 24 horas para mejorar la vida de los quilmeños y ustedes cumplen un papel fundamental", les dijo Molina.

Delicia se encuentra procesado desde septiembre de 2013 cuando un vecino de esa localidad quilmeña denunció que fue retenido por la fuerza y extorsionado por efectivos de la Policía Bonaerense que le exigían una cantidad de dinero a un sujeto que se hacía pasar por abogado.

La causa contra el uniformado quedó caratulada como "Privación ilegal de la libertad y extorsión", en la cual dos policías fueron detenidos y Delicia, titular en ese momento de la dependencia, fue desafectado del servicio.

Exit mobile version