Site icon Primereando

Llamando a derrotar al neoliberalismo, se lanzó la Corriente Federal de los Trabajadores

Los gremios más combativos de la CGT lanzaron ayer la nueva corriente que busca posicionarse como referencia interna y tener representación en la futura conducción. Pidieron “una CGT que derrote en las calles y en las urnas al neoliberalismo”.

Llenaron ayer el microestadio de Ferro para lanzar la Corriente Federal de los Trabajadores, espacio que intentará posicionar a Sergio Palazzo como parte de la futura conducción de la central obrera.

El secretario general de La Bancaria presentó los ejes principales de un programa de gobierno del movimiento obrero que propone el espacio: protección del trabajo y la industria nacional, estatización de los recursos estratégicos y de los servicios públicos y reforma financiera y tributaria.

Postulado como futuro secretario general por los gremios presentes, Palazzo criticó el “brutal” tarifazo en los servicios, “del que no tiene memoria el pueblo argentino”, dijo que el Gobierno “tiene puesto el escudo de la Sociedad Rural, los grandes medios y las corporaciones” y pidió por una CGT “que derrote en las calles y en las urnas al neoliberalismo”.

Con la mira puesta en el plenario de la CGT del 22 de agosto en el que se definirá el formato y los nombres de la futura conducción, Palazzo lanzó la posición del espacio que encabeza. “Queremos una CGT que confronte, no cómplice ni tampoco gestoría del gobierno neoliberal, y que sea parte central en la construcción de un frente nacional para que volvamos a tener un gobierno del pueblo”, dijo.

El espacio que se lanzó ayer surgió de la confluencia de la Bancaria y los sindicatos referenciados con el núcleo del MTA y la Corriente Sindical Federal.

Hacia dentro de la CGT, plantean que la conducción debe ser “colegiada”, pero no concuerdan con el triunvirato de Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña, quienes fueron presentados como los candidatos para conducir la futura central unificada.

La apuesta, con el lanzamiento de ayer, fue posicionar a Palazzo dentro de la conducción. El sector teme que una central dirigida por Daer y Acuña termine jugando políticamente para Sergio Massa. Luis Barrionuevo, jefe de la CGT Azul y Blanca donde se referencia. Acuña, dijo hace poco que la CGT debe “ir a buscar” al líder del Frente Renovador. “No queremos ser el cuarto de servicio de ningún partido político”, lanzó ayer Palazzo.

Los 26 puntos del programa presentado ayer tienen raíces en los programas de Huerta Grande, La Falda y la CGT de los Argentinos, que fueron reivindicados en los discursos de ayer. “Vamos a reclamarle a la CGT que tome este programa, que es el programa histórico del movimiento obrero, por la soberanía y la independencia, y contra la oligarquía moderna que quiere someternos”, dijo el secretario general de la Federación Gráfica Bonaerense, Héctor Amichetti.

Además de las medidas a mediano plazo como la estatización de los recursos, la promoción de la industria nacional y la reforma impositiva, el espacio propone “un salario universal básico” para ocupados y desocupados, y retomar la “emergencia laboral”.

Estaban presentes los 27 dirigentes que componen la mesa de conducción. Además de Palazzo y Amichetti, estuvieron Horacio Ghilini (Docentes Privados), Carlos Minucci (APSEE), Víctor Carricarte (Farmacia), Walter Correa (Cuero), Vanesa Siley (Judiciales) Carlos Ortega (Secaspfi), Osvaldo Moreno (Autores), Fabían Feldman (Educadores) Horacio Arreceygor (Televisión) y Pablo Biró (Pilotos), entre otros. Todos cantaron la marcha peronista y el himno argentino con los dedos en V.

“Esta unidad se vino trabajando desde la columna sindical del 24 de marzo”, apuntó Ghilini, uno de los fundadores del MTA. “El movimiento obrero tiene que ser el polo de unidad del campo nacional y popular”, agregó.

Exit mobile version