Site icon Primereando

Alberto ordenó a la AFI realizar la denuncia por la Gestapo antisindical

El Presidente, a través de su cuenta de Twitter, se refirió al escándalo de la Gestapo sindical. Además, alentó a la Justicia a “que se investiguen acciones del anterior gobierno”.

Alberto Fernández se refirió este martes al caso de espionaje ilegal en el que están involucrados funcionarios del gobierno anterior a cargo de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI).

A una semana de la aparición de una grabación en video de una reunión en la que integrantes del gobierno provincial de la exgobernadora María Eugenia Vidal mencionan su deseo de crear una “Gestapo sindical” para enjuiciar a sindicalistas.

“La Justicia Federal investiga una denuncia que he ordenado hacer a la Agencia Federal de Inteligencia para que se investiguen acciones del anterior gobierno que promovieron el espionaje ilegal y diversas persecuciones judiciales contra sindicalistas y opositores. A partir de la nueva información quisiera recordar: al inicio de la gestión denunciamos la existencia de mas de 100 celulares encriptados provistos por la AFI que incluía funcionarios nacionales, pero también personas de la justicia y socios políticos y comerciales de Cambiemos“, señaló Fernández en su cuenta de Twitter.

“Así, se asignaron esos dispositivos a María Eugenia Vidal; a Julio Conte Grand, Procurador de PBA; a Daniel Angelici, ex presidente de Boca; a Gustavo Ferrari, ex ministro de justicia de PBA; al empresario Nicolás Caputo y a Martín Ocampo, ex Fiscal General de CABA, entre otros. ¿Para que existían esos teléfonos encriptados? ¿Qué secretos preservaban funcionarios políticos, y judiciales con empresarios? ¿Qué conversación secreta tenía con funcionarios políticos, fiscales o jueces un empresario del juego devenido en “operador judicial”?”, se preguntó Fernández.

“Esas preguntas exigen una respuesta. El uso del servicio de inteligencia del Estado de derecho para hacer espionaje interno y para promover persecuciones crimínales es definitivamente asqueante y consecuentemente inadmisible. Ante la gravedad de los hechos y la existencia de indicios graves, precisos y concordantes que dan cuenta de un presunto método ilegal de persecución, la Justicia debe investigar sin demoras y dirimir las distintas responsabilidades de autores y cómplices en estos hechos”, añade el mandatario.

Y en su mensaje final anuncia que “he impuesto a la intervención de la AFI, el deber de poner al servicio de inteligencia en favor de los intereses nacionales. Así lo hace hoy. Acabar con esos hábitos ilegales desplegados en la inteligencia macrista, revaloriza el Estado de Derecho y la convivencia democrática”.

Exit mobile version