Site icon Primereando

Gabriel Katopodis: “La oposición viene por todo, va a haber que frenarla”

El ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, defendió la necesidad de “abroquelar” al Frente de Todos para que sea “competitivo” en las elecciones. Consultado sobre el macrismo y Javier Milei, remarcó: “No hay nada más importante que evitar que esta gente gobierne la Argentina”.

En Cara o Ceca de Sputnik entrevistamos al ministro de Obras Públicas de Argentina, Gabriel Katopodis, en vísperas de este 25 de mayo, la fecha patria argentina, conmemoración de los 20 años de la asunción de Néstor Kirchner como presidente de la Nación. Durante el acto que se realizo en la Plaza de Mayo, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner fue la única oradora, realizando un balance de las últimas dos décadas, aunque sin dar mayores pistas sobre el futuro electoral del Frente de Todos.

—Ministro, en primer lugar quería pedirle su visión sobre las perspectivas del Frente de Todos en esta jornada electoral, cuando se cumplen 20 años de la llegada del kirchnerismo al poder.

Por un lado me parece que son veinte años que marcan no solo un periodo electoral sino un momento en la Argentina muy importante, con un dirigente que estuvo marcado por las decisiones, no por las encuestas ni por los números, sino por las decisiones que tomó durante esos años de Gobierno que les aseguraron a buena parte de los argentinos derechos y la posibilidad de vivir con mucha más felicidad.

Lo que hace el peronismo es encontrarse en esa Plaza, un lugar que nosotros sentimos nuestro, un lugar que la gente va cuando la gente tiene cosas importantes para defender y para discutir, pero también escuchar, por supuesto, a Cristina, la vicepresidenta, en un mensaje que me parece que marca qué tenemos que hacer hacia adelante, cómo de la Plaza tenemos que salir a militar cada barrio, a la calle, a recorrer cada fábrica para explicarle al conjunto de los argentinos qué queremos hacer con este país hacia adelante.

—En este marco de explicar qué quieren hacer de cara a las elecciones, ¿preferirías que hubiera unas elecciones primarias dentro del Frente de Todos, o un candidato único en el oficialismo?

—Lo primero que preferiría y para lo que trabajo todos los días es para que haya un gran acuerdo del peronismo. Si hay un gran acuerdo del peronismo, después haremos lo que sirva para ganar, pueden ser las PASO [Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias], puede ser un candidato de consenso, pero si no hay acuerdo, no hay PASO, no hay condiciones para que el peronismo esté ordenado, sea competitivo, así que me parece que lo principal es que nosotros trabajemos para abroquelar al Frente de Todos, para cohesionar al peronismo, y después vamos a ir encontrando las herramientas, los instrumentos que mejor nos sirvan para el principal objetivo que es frenar a la oposición, limitar, ponerle un límite a aquellos que quieren venir por todo, venir por las conquistas sociales, venir por los derechos laborales, venir por todo lo que se ha logrado en este en este tiempo.

—Usted mencionó las palabras coraje, imaginación, y un sector del Frente de Todos dice que, en cierto punto, por ejemplo con el acuerdo con el Fondo Monetario, faltó algo de esto a la hora de plantarse, que luego terminó derivando en ciertas internas. ¿Qué balance hace de la gestión de Alberto Fernández en el marco de lo que le tocó gobernar?

—Está claro que estos no han sido tiempos normales, que han sido tiempos extraordinarios para Argentina y para la región. También está claro que hay problemas que no se han resuelto, pero también hay obra pública, también hubo un Estado que cuidó el empleo y a las Pymes en el peor momento de la pandemia, también es cierto que hay un gasoducto que se termina [el gasoducto Néstor Kirchner, que trasladará el gas desde la reserva de Vaca Muerta], que estamos generando empleo de manera este ininterrumpida desde que salimos de la pandemia.

Digo esto no creyendo que están todos los problemas resueltos, no soy un loco, pero sí convencido de que de que es desde ahí desde donde tenemos que ir por todo lo que falta. Cuando uno mira la generación de empleo, cuando uno mira que está bien la gastronomía en los lugares caros de la Argentina, pero que también está y funciona el comercio y la pizzería de barrio, bueno, hay un montón de cosas que definitivamente están bien encaminadas y eso no quiere decir que estén todos los problemas resueltos, lo que sí quiere decir es que no tenemos que destruir lo que lo que logramos y tenemos que ir por todo lo que falta.

—Cristina Kirchner habló de llegar a un programa de gobierno consensuado, ¿evalúa que lo hubo en estos cuatro años dentro de las distintas vertientes que componen el Frente de Todos?

En lo principal, en las cosas en las que no podemos tener diferencias, el peronismo estuvo abroquelado, a la hora de defender que había que hacer en la pandemia, a la hora de sostener de qué manera teníamos que salir de esa situación, a la hora de alinearnos regionalmente con un modelo de estado y de integración regional, a la hora de pensar cómo se sale de esta situación, estoy convencido de que Cristina, Alberto, los gobernadores, los intendentes del peronismo, estamos todos parados en la misma baldosa y creo que ese es el camino.

El camino es seguir fortaleciendo esa unidad, seguir abroquelándonos, porque no hay duda de que lo que está en discusión en Argentina, el riesgo que tenemos como país, es muy pero muy grande. Esta gente [la oposición de Juntos por el Cambio y Javier Milei] viene por todo, va a haber que frenarla, ponerles un límite, no hay nada más importante que evitar que esta gente gobierne la Argentina, porque son dirigentes que están planteando recetas del pasado para un mundo que ya habla otro idioma, recetas que no se aplican en ningún lugar del mundo.

Nosotros tenemos que poder conversar, persuadir, discutir de esto con los militantes, con los sectores de la producción, con los sectores del trabajo, con el ciudadano de a pie, para que se entienda qué es lo que está en debate, y lo que tenemos que hacer, sanamente, pacíficamente, qué queremos hacer nosotros con la Argentina y qué quieren hacer ellos con este país, y esa discusión la tenemos que dar a fondo.

—Recién hablaba sobre las dificultades que le tocó atravesar al Gobierno, en este caso las condiciones externas. La vicepresidenta suele referirse al periodo kirchnerista como el comprendido entre 2003 y 2015, y no menciona tanto el actual Gobierno. Al cumplirse 20 años de la asunción de de Néstor Kirchner, ¿considera que los 12 años de Néstor y Cristina se mantuvieron vigentes durante el gobierno de Alberto Fernández?

—Sí, no tengo dudas de que hay una misma visión del país, que hay una misma convicción de cuál tiene que ser el rol del Estado, que hay una misma idea de que es el peronismo el que siempre cree en un país con industria, que es el peronismo el que va a pelear por los salarios, el peronismo el que hace más obra pública, más rutas, más universidades, como palanca para construir el desarrollo, para generar las condiciones que necesita nuestro país.

Este país necesita hoy un Estado fuerte, un estado activo que iguale, que genere oportunidades, que construya derechos, y en eso nos reconocemos parte de un mismo proceso, que en distintos momentos, en distintas etapas, tiene las características propias de cada coyuntura, pero en lo central, en lo principal, hay una visión de qué intereses representamos y con quién confrontamos ese modelo de país.

Fuente: Sputnik

Exit mobile version