Duro revés para el oficialismo, la oposición unida votó su proyecto de Ganancias

Haciendo valer su mayoría, la oposición recortó la lista de oradores y votó antes de los previsto un proyecto consensuado. Ahora pasará al Senado. Desde la Rosada ya evalúan la carta del veto.

La Cámara de Diputados aprobó el proyecto de la oposición para reformar al impuesto a las Ganancias, luego de que fracasara el tratamiento del dictamen de mayoría defendido por el oficialismo.

Con 140 votos positivos, 86 negativos y 7 abstenciones, la Cámara Baja aprobó y giró al Senado la iniciativa presentada por el kirchnerismo que prevé una suba del mínimo no imponible de alrededor del 40 por ciento de este umbral, llevándolo a 33.500 pesos en bruto para solteros y 44.000 pesos para casados con dos hijos, a la vez que grava los juegos de azar, la renta financiero, las mineras y a los nuevos magistrados.

Previamente se había sometido a votación el dictamen de mayoría del oficialismo, que resultó rechazado con 144 votos por la negativa y sólo 88 positivos, además de 4 abstenciones.

Ahora, el Senado deberá definir si sanciona esta iniciativa impulsada por el peronismo en su conjunto, dado que el costo fiscal será compartido por el Estado y las provincias en caso de que la AFIP no pueda recaudar con los nuevos impuestos los fondos necesarios para solventar este fuerte aumento del mínimo no imponible de la cuarta categoría.

En el nuevo proyecto se mantienen las deducciones por hijo menor de 18 años, cónyuge, seguro de vida, empleadas domesticas, intereses de créditos hipotecarios y se agregan algunas nuevas como la posibilidad de descargar hasta un monto alquileres de vivienda y educación, solo si no hay oferta pública.

En cuanto a los alquileres, el dictamen que se aprobó establece que se podrá deducir hasta 48.666 por año, es decir 4.000 pesos por mes siempre y cuando se trate de vivienda única.

Otro punto central es que se elimina la aplicación del gravamen de ganancias sobre el aguinaldo de los sueldos más bajos. En tanto los jubilados también verán disminuida la imposición de ganancias.

También en el dictamen aprobado con el apoyo de los bloques opositores se duplica el monto de facturación permitido a los monotributistas, con lo cual se podrá pertenecer a este régimen simplificado emitiendo facturas por hasta 800.000 pesos anuales, desde los 400.000 pesos en la actualidad, monto que no se corrige desde hace más de tres años.

Otro punto incorporado por el kirchnerismo es que paguen ganancias los nuevos magistrados del Poder Judicial que sean nombrados desde el 2017.

Estos cambios que generarían un costo fiscal de 65.000 millones de pesos se solventarán con 27.000 millones de pesos contemplados en el presupuesto y con la reposición de las retenciones a la minería eliminadas cuando asumió Mauricio Macri, con el fin de recaudar 5.000 millones de pesos adicionales.

Además, se grava con una tasa del 10 por ciento los plazos fijos superiores a 1.5 millón de pesos, Lebacs y ganancias de capital e interés para otros activos financieros cuando el beneficio supere los 300.000 pesos.

Otro punto es que se grava en un 7,5% a las apuestas online y un 10% a las máquinas de juego sobre su valor.

El debate fue abierto por el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados, Luciano Laspina, quien defendió la iniciativa del dictamen de mayoría y fustigó a la oposición al afirmar que "se quieren llevar por delante a un gobierno con una reforma que no hicieron durante doce años".

Laspina fue durísimo con la propuesta opositora al señalar que "se quieren llevar por delante al gobierno nacional desfinanciado a la Nación y a las provincias con una reforma que no hicieron durante doce años".

Por su parte, el ex ministro de Economía y diputado kirchnerista Axel Kicillof dijo que la propuesta consensuada de la oposición apunta a que el gravamen "solo alcance al 10 por ciento de los trabajadores" y cuestionó al gobierno "que se mostró generoso con los sectores concentrados de la economía en lugar de cumplir con la reforma electoral".

Kicillof convocó a votar este proyecto porque se "va a reactivar el consumo y con eso la economía y este es el principio que aplicó nuestro gobierno".

En tanto, el diputado massista y economista Marco Lavagna aseguró que la iniciativa consensuada en la oposición "apuesta a evitar que más trabajadores paguen el impuesto a las ganancias" y destacó que es un proyecto "responsable porque garantiza que las provincias no sufran desfinanciamiento".

Señaló que "buscamos siempre alcanzar un consenso con la oposición pero eso no fue posible" y pidió a los gobernadores que "se queden tranquilos que este proyecto porque el costo fiscal se garantiza con los impuestos que hemos incorporado a la renta financiera, al juego y se han repuesto las retenciones mineras".

Dijo que esta iniciativa también implicará "un alivio fiscal muy considerable para la clase media trabajadora, que va a volcar estos recursos al consumo".

Desde fuera del Congreso, el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, instó a los legisladores a actuar "con responsabilidad para que tanto el Estado nacional como los estados provinciales no se desfinancien y tengan garantizados los recursos para seguir con sus prestaciones".

En tanto, el presidente del bloque justicialista, Oscar Romero, criticó con dureza a Laspina al afirmar que "no vamos aceptar que nos digan que nos queremos llevar puesto al gobierno cuando siempre estuvimos dispuestos a garantizar la gobernabilidad".

leer más

Wado De Pedro durísimo con Bossio: “Para defender al pueblo peronista hay que tener huevos”

El diputado nacional Eduardo “Wado” de Pedro respondió a las declaraciones que realizó Diego Bossio ayer contra La Cámpora y la diputada nacional, Mayra Mendoza.

"Cristina hoy está resistiendo una embestida del Poder Judicial, una venganza personal de Magnetto y de Clarín", indicó De Pedro en contraste a la actitud de Diego Bossio quien rápidamente tras asumir en la lista del FpV se fue del bloque y armó su propio espacio..

"Acá se ven los hombres y las mujeres, acá se ve la valentía, la ideología, las convicciones y Bossio demostró no reunir ninguna de esas condiciones para en un futuro representar al Peronismo ni defender al pueblo peronista, porque para defender al pueblo peronista hay que tener huevos", remarcó..

En este sentido, el diputado cuestionó a Diego Bossio por haberse transformado "en uno de los pilares fundamentales en el Congreso de la Nación para que Macri pueda hacer todas las reformas estructurales en el sistema financiero, en las políticas sociales y en la política de endeudamiento".

"(Bossio) Se convirtió en uno de los pilares de la transferencia de ingresos de los sectores medios y populares hacia los sectores más altos”, aseguró..

Asimismo, De Pedro dijo que “la pelea de Bossio con nosotros no significa nada, si lo importante es señalar que hoy apoya políticas en contra de la gente. No es una traición con el FPV, sino con la gente que lo votó", finalizó.

leer más

El PRO, la UCR y Bossio bloquearon el proyecto para anular el aumentazo y Monzó tuvo que dar la cara

El PRO, el radicalismo, el bloque Justicialista y representantes de partidos provinciales se unieron para rechazar la posibilidad de debatir el proyecto para anular el aumento de las dietas de los diputados. Más tarde, ante la presión, Emilio Monzó anunció la suspensión del incremento de los gastos de representación y la suba que se había dispuesto en los viáticos.

Así, la Cámara rechazó debatir sobre tablas el proyecto de Néstor Pitrola, del Partido Obrero que propone anular el aumento de los montos mensuales que perciben los legisladores, dispuesto hace una semana por la presidencia del cuerpo, a cargo del macrista Emilio Monzó.

El proyecto no logró reunir los tres cuartos de los presentes que se necesitaba para apartarse del reglamento e incluir en el debate el tratamiento del proyecto, que la Izquierda pretendía debatir en la sesión convocada para tratar el Presupuesto 2017.

El planteo logró finalmente 104 votos afirmativos y 112 negativos y no logró la mayoría especial para ser debatido en el recinto.

Entre los 112 votos de rechazo a la propuesta hubo votos del PRO, de la UCR, de la Coalición Cívica, del bloque Justicialista que lidera Diego Bossio, del Frente Santiagueño que responde al senador Gerardo Zamora, de los puntanos del partido de Adolfo Rodríguez Saá y del Movimiento Popular Neuquino.

Otros votos los aportaron el salteño Alfredo Olmedo, la entrerriana Cristina Busti, los representantes del Frente Cívico Catamarqueño, el massista Gilberto Alegre, el cordobés Juan Pereyra y el tucumano José Orellana.

A favor de debatir el proyecto, se expresaron el Frente para la Victoria, parte del massismo, el delasotismo, Libres del Sur, el socialismo y el sindicalista Omar Plaini.

El dato curioso lo dieron dos diputados del PRO que votaron en contra de lo que hizo el resto de su bloque: Martín Maquieyra y Carlos Roma.

Entre los ausentes a la votación estuvieron la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió; Alcira Argumedo, de Proyecto Sur y los camporistas Juan Cabandié, Eduardo De Pedro, Mauricio Gómez Bully Rodrigo Rodríguez, entre otros.

El propio Sergio Massa con siete de sus seguidores; Margarita Stolbizer, del GEN; el socialista Hermes Binner; los peronistas disidentes Dario Giustozzi y Sandro Guzmán y Adrián San Martín, del MPN, tampoco estuvieron en la votación.

 Más tarde, Monzó, ante la presión, previamente a la votación del proyecto de Presupuesto 2017, anunció la suspensión parcial.

En un comunicado, Monzó aclaró que "la dieta de los diputados fue confundida y tergiversada", y en este sentido explicó que "se estableció por resolución 13 del año 2011, de acuerdo al artículo 4° que fija a partir del 1° de enero de 2012, los conceptos de dietas de los señores legisladores nacionales en más del 20% de la remuneración que percibe un director del Congreso nacional".

En este orden, el titular de la Cámara destacó que la dieta de los diputados tuvo un incremento del 18% en marzo y del 13% en agosto, producto del acuerdo de paritarias para todos los empleados del Congreso.

"Me hago responsable del sinceramiento de los gastos de representación y de los tramos aéreos", sostuvo Monzó en el recinto de sesiones, y esgrimió que "junto con los presidentes de los bloques estimaré cuál es el gasto en que incurre un diputado nacional para estar en la Ciudad de Buenos Aires".

leer más

Bossio dice que acompaña al oficialismo por convicción y no por temor a “carpetazos”

El diputado nacional del Bloque Justicialista Diego Bossio calificó como “un invento" la supuesta "presión por el carpetazo” que haría el Gobierno nacional para que sectores de la oposición apoyen sus proyectos en el Congreso. Guiños para Massa y Randazzo.

"Es un invento la presión por el carpetazo", aseguró Bossio al desligarse de las versiones que vinculan su voto afín al oficialismo a presuntas irregularidades ocurridas durante su gestión al frente de la Anses.

En declaraciones a Radio Belgrano, el legislador escindido del bloque del Frente para la Victoria (FpV), dijo que no tiene “miedo a nada" y que está "a disposición de la Justicia", tras lo cual aseguró que “nunca nadie del gobierno" le mencionó algo "sobre posibles carpetazos".

"Mientras algunos apuestan al fracaso, nosotros buscamos resolver los problemas de la Argentina", adujo el ex director ejecutivo de la Administración Nacional de la Seguridad Social del gobierno kirchnerista.

Sobre la derrota del FpV en las elecciones presidenciales de 2015, Bossio la graficó como “una cachetada muy fuerte”, aunque relativizó la urgencia del lanzamiento de candidaturas para 2017 al estimar que “falta mucho y porque en poco tiempo pasan muchas cosas en el país.”

"La foto de hoy no va a tener nada que ver con la de marzo y tampoco esa con la de octubre de 2017", evaluó.

Por último, se refirió a dos posibles candidatos para los comicios legislativos del año que viene en la provincia de Buenos Aires, al justificar que el diputado Sergio "Massa está definido como un peronista que en algún momento tuvo que abrir su espacio", mientras que el ex ministro Florencio "Randazzo pertenece a ese grupo de dirigentes criteriosos que aportan al diálogo".

leer más

El Pacto: votos por impunidad

En el apartado que del informe "El estado del Estado" que elaboró la gestión Cambiemos sobre "la herencia", se hace mención a la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses). El diagnóstico es contundente. Si bien escasean específicidades, se revelaron numerosas irregularidades en el organismo que estuvo a cargo, entre 2009 y 2015, del hoy diputado nacional Diego Bossio. Se registró un déficit financiero de más de 60 mil millones de pesos, deudas por $ 1.348 millones, contrataciones poco transparentes y arbitrarias, falta de mantenimiento edilicio, proselitismo y desvío de fondos, entre tantos otros puntos.

Sin embargo, desde la nueva dirección del organismo, a cargo de Emilio Basavilbaso, no presentó ninguna denuncia civil o penal al respecto. A pesar de contar con la documentación correspondiente y que, en principio, respaldaría las irregularidades mencionadas, desde el Gobierno no avanzaron por el camino judicial.

Según publicó el portal La Tecla, Bossio evitó la vía judicial a base de un pacto con Mauricio Macri en el que cambió votos y debilitamiento al kirchnerismo por impunidad.

El ex director ejecutivo de Anses acordó romper con el bloque del Frente para la Victoria, restarle representación en el Congreso y, finalmente, votar a favor en las leyes “complicadas”.

La ruptura de Bossio (se llevó con él 11 diputados) se suscitó apenas entrado el mes de febrero, es decir, después del receso y en las puertas del inicio de las sesiones en el Congreso, lo que podría interpretarse como una decisión apresurada. Pero no. Desde el mismo bloque justicialista señalaron que estaba tomada hacía rato; tiempo suficiente para negociar el acuerdo.

“Este es un paso trascendental en el camino para volver a representar a las grandes mayorías populares, como lo hemos hecho a lo largo de gran parte de nuestra historia”, argumentaron desde el nuevo espacio al presentar su renuncia a la bancada kirchnerista.

Las sospechas sobre el acuerdo entre Bossio y el oficialismo cobraron fuerza tras revelarse el famoso “chat de WhatsApp” con el jefe del bloque PRO, Nicolás Massot, en medio de la discusión por el arreglo con los fondos buitre, una normativa que el kirchnerismo no acompañaría bajo ningún aspecto.

A raíz de la polémica conversación, en la que Massot y Bossio hablaban de un acuerdo para votar positivamente el pago a los holdouts, diputados kirchneristas lo denunciaron por cohecho. Sin embargo, no prosperó. “La causa se cerró inmediatamente”, confiaron a este medio, dejando entrever las consecuencias del pacto.

“Bossio arregló irse del bloque y votarle todo a Macri a cambio de que no aparezcan los carpetazos por su gestión en Anses”, dijeron a La Tecla desde el Frente para la Victoria. No obstante, los trapos sucios no sólo se acotarían al mundillo de la previsión social, sino que alcanzarían negocios inmobiliarios que lo vincularían con el ex secretario de Obras Públicas José López. “Bossio tendría una súpercasa en un country muy exclusivo, que se la habría entregado Eduardo Gutiérrez, dueño de la constructora Farallon, dueña de la casa en la que vivía López en Tigre. Dada la íntima relación de Gutiérrez con el macrismo, seguro que ese tema forma parte de los carpetazos ocultos”, señalaron.

Uno de los puntos máximos de inflexión en el apartado de Anses correspondiente al documento “El estado del Estado” fue la contratación de publicidad que “se hacía por fuera del circuito presupuestario normal. Se llegó a una deuda en concepto de publicidad de aproximadamente 800 millones de pesos”, indicaron y, de acuerdo a la nueva dirección, “se comprobó la existencia de sobreprecios en pauta publicitaria tanto en clubes de fútbol como en cartelería en la vía pública”.

Es más, en cuanto a los gastos incurridos en el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) se resaltó el financiamiento de “la construcción de una central nuclear, a tasas muy inferiores a las del mercado, así como varios otros proyectos con las mismas facilidades”.

El uso de este fondo para otros propósitos le valió a Bossio una denuncia penal a cargo de Elisa Carrió y Fernanda Reyes por el desvío del dinero de los jubilados hacia otros gastos del Estado. En la presentación pidieron “que se investigue la posible comisión de los delitos de fraude a la administración pública, violación de los deberes de funcionario público y malversación de caudales públicos y la violación a la ley del Sistema de Jubilaciones y Pensiones”. Esto, también, quedó en la nada. Nuevamente, el pacto de impunidad

leer más

Bossio proyecta su pata en el Conurbano

El presidente del bloque Justicialista de la Cámara de Diputados, Oscar Romero, junto a Diego Bossio, recibieron a concejales de la Primera Sección electoral de la provincia de Buenos Aires que formaron el mismo bloque en sus municipios.

Estuvieron presentes, Germán Cervantes, presidente del PJ de San Martín, concejales de San Miguel, Merlo, José C. Paz, Hurlingham, General Rodríguez y La Plata.

En este marco, los referentes distritales manifestaron el compromiso de trabajar por el fortalecimiento del Justicialismo y contribuir en la defensa de los más humildes.

Por su parte, los diputados nacionales sostuvieron que "el camino que elegimos es avanzar escuchando lo que le pasa a la gente, conociendo la realidad diaria de los argentinos". "Los que entendemos que el peronismo es una vocación de servicio, tenemos que seguir trabajando por los que más lo necesitan. Este bloque, que nació en la sede de un sindicato, tiene la responsabilidad de defender a los trabajadores", afirmaron.

A su vez, analizaron esta etapa de reconstrucción del peronismo, y para ello remarcaron que "la provincia de Buenos Aires es central". "Hay que decirle a la gente que hay esperanza, convocar a una Argentina grande donde los desafíos que tenemos son enormes", concluyeron.

leer más

El cuñado de Bossio, monotributista, buscó una offshore en Bahamas

Parecen no detenerse los escándalos autóctonos destapados por los Panamá Papers. Ahora, el que quedó implicado en un episodio complicado es el extitular de la ANSES, Diego Bossio. Es que su Carlos Loira, su cuñado, se interesó por adquirir una sociedad en Bahamas y una cuenta bancaria en un paraíso fiscal para concretar una inversión inmobiliaria de varios millones de dólares en Uruguay durante 2013. Pero su plan se desvaneció cuando Mossack Fonseca, la agencia especializada en crear firmas offshore, advirtió su relación familiar con el entonces titular de la Anses y exigió revelar la identidad de sus clientes.

Loira, que ya había quedado bajo la lupa en 2011 por su crecimiento patrimonial, se definió ante Mossack Fonseca como el vehículo para canalizar la inversión de sus "clientes", que sería de US$ 1,5 millones por año, según surge de un extenso intercambio de mails al que accedió el Diario La Nación, como parte del proyecto Panamá Papers.

"Están pensando en una cuenta donde recibir los importes que va a destinar finalmente a un emprendimiento de viviendas sociales en Uruguay (…) los fondos serán transferidos a la cuenta que una sociedad participada abrirá en Uruguay", se explayó el cuñado de Bossio. Y agregó: "Pensamos en un depósito inicial de US$ 50.000 y luego se depositarán entre US$ 100.000 y 150.000 mensuales, no superando en principio los US$ 1.500.000 al año". Luego, detalló que serían "tres o cuatro operaciones por mes".

A La Nación, Loira intentó una explicación: "No tengo ninguna cuenta ni sociedad offshore, tampoco mis familiares. Soy contador y en 2013, en mi tarea profesional, una empresa española me solicitó hacer una consulta por una cuenta que finalmente nunca se constituyó".

El trámite entre Loira y Mossack Fonseca se empantanó unos días después, cuando el vínculo con Bossio encendió las alarmas del estudio panameño, que suele analizar la situación de las "personas políticamente expuestas".

Loira le había comprado por medio millón de dólares una estación de servicio de la marca Oil Combustibles a Inversora M&S SA, una sociedad de Cristobal López y Fabián de Souza. El cuñado de Bossio tuvo algunas facilidades para quedarse con la estación, allá por 2011: para entrar al negocio sólo desembolsó US$ 50.000 en una cuenta del Banco Macro. ¿El resto? Lo pagó en nueve cuotas semestrales con un interés anual del 7% que, si se cumplió el cronograma de pagos acordado, se terminarán de pagar el 6 de mayo próximo.

"Todo mi patrimonio se consolidó mucho antes de que mi cuñado llegara a la función pública, incluso antes de que se incorporara a la familia casándose con mi hermana", se defendió Loira, en un largo correo electrónico enviado a Mossack Fonseca.

Para justificar su incremento patrimonial y el origen de los fondos, Loira envió varios documentos a Mossack Fonseca. Entre ellos, una hipoteca con el Banco Macro por medio millón de pesos. También adjuntó su declaración jurada 2012 ante la AFIP. En esa presentación, en la que se detallan bienes con valor fiscal, el cuñado de Bossio informó activos apenas superiores al millón de pesos. Actualmente, Loira está inscripto como monotributista categoría H.

Loira entregó toda la documentación requerida por Mossack Fonseca, salvo la identidad de sus "clientes", que ya había calificado en anteriores mails como "confidencial".

A pesar de que finalmente recibió la aprobación de los panameños para concretar la inversión, el cuñado de Bossio no volvió a responder los correos electrónicos. Así, aunque ese contacto inicial le valió el número de cliente 37384 en Mossack Fonseca bajo la denominación de intermediario, esa categorización despertó otra larga discusión interna entre los panameños, que primero lo habían identificado como un cliente directo.

Antes de cortar las comunicaciones con Mossack Fonseca, Loira completó un extenso cuestionario en el que declaró que los fondos de la sociedad eran fruto de "ahorros personales". También adelantó que con esa sociedad también pretendía concretar futuras inversiones en Estados Unidos y aclaró que la compañía no tendría "clientes directos". Luego, desapareció.

leer más

“No nos preocupa mucho lo que hace Cristina”

El diputado nacional del Bloque Justicialista Diego Bossio, dijo hoy que la bancada de diputados con el que trabaja "no" le "preocupa mucho lo que hace Cristina" Fernández de Kirchner y que "el peronismo quiere volver a enamorar", en referencia a la conformación de un Frente Ciudadano convocado por la ex presidenta en el discurso que brindó en Comodoro Py tras presentar un escrito ante el juez Claudio Bonadío por la causa de dólar futuro.

"El peronismo está pensando para adelante, en rearmarse y ver cómo volver a enamorar. Tiene que haber una renovación y una reestructuración del peronismo y en ese sentido hay figuras como Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey, el propio Florencio Randazzo, que estamos trabajando en esa línea. El resto verá lo que hace, no nos preocupa mucho lo que hace Cristina", manifestó el ex Director Ejecutivo de la ANSES de la gestión kirchnerista.

Bossio puntualizó además que "el pueblo no dejó de ser peronista" y recordó que existe un "ordenamiento de las listas", tras lo cual valoró a José Luis Gioja como "alguien con experiencia".

Cuando le preguntaron cómo se siente cuando es sindicado por el kirchnerismo como un 'traidor', Bossio respondió: "La metodología política no es el agravio" y se quejó de que "el propio FpV" le hizo "una denuncia" de la cual salió "sobreseído ayer" vinculada a "unos chat con el jefe del PRO, Nicolás Massot" en el marco del tratamiento de la derogación de las leyes Cerrojo y Pago Soberano.

leer más

Con la abstención de Bossio y Cia, se ratificó el DNU que modificó la ley de Medios

La Cámara de Diputados ratificó esta tarde el Decreto de Necesidad y Urgencia que modificó la Ley de Medios y creó el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), normativa que de este modo queda firme, ya que para la validez de un DNU es necesario el voto favorable de un solo cuerpo legislativo.

Ya tiene aval parlamentario el Decreto de Necesidad y Urgencia del presidente Mauricio Macri que modificó la Ley de Medios y la Ley Argentina Digital, y que creó el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) en reemplazo de la AFSCA y de la AFTIC, que fueron disueltas.

El decreto –el más polémico de la sesión de este miércoles- fue avalado por la Cámara de Diputados en una votación a mano alzada, a pesar de las protestas del kirchnerismo, que pidió realizarla de manera nominal.

El Frente Renovador de Sergio Massa le garantizó el apoyo numérico a la alianza oficialista Cambiemos, tal como lo hizo en la comisión bicameral abocada a los DNU.

El rechazo fue encabezado por el Frente para la Victoria, el progresismo y la izquierda, mientras que el bloque Justicialista decidió abstenerse.

Aunque el Senado todavía no se expidió al respecto, la sola aprobación por parte de la Cámara baja deja ratificado el DNU.

El decreto 267 del 29 de diciembre de 2015 disolvió la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual y la Autoridad Federal de Tecnología de la Información y las Comunicaciones, organismos de aplicación de la Ley de Medios y de la Ley Argentina Digital, respectivamente.

En su reemplazo se creó el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) como ente autárquico y descentralizado, en el ámbito del Ministerio de Comunicaciones.

También se creó en el ámbito del Poder Ejecutivo una Comisión para la Elaboración del Proyecto de Ley de Reforma, Actualización y Unificación de las leyes citadas, una de las banderas del kirchnerismo.

El diputado macrista Pablo Tonelli defendió la “necesidad y urgencia” que llevó al presidente a dictar un DNU sin pasar por el Parlamento. La primera razón, dijo, “es que el decreto fue emitido durante el receso del Congreso”, antes del inicio del período ordinario el 1ro. de marzo.

También aseguró que era “necesario y urgente superar los defectos y problemas que tenían estas dos leyes y sobre todo los desvíos en que estaban incurriendo los organismos encargados de aplicarlas”.

Además advirtió que la AFSCA estaba “conducida por un notorio militante político”, en alusión a Martín Sabatella, que había sido candidato a vicegobernador bonaerense por el Frente para la Victoria.

En otro orden, Tonelli consideró que las entidades tenían superposición de competencias y que esto atentaba contra la tendencia moderna de la convergencia. En cambio, aseguró que ésta se verá favorecida con el nuevo ENACOM, al entender que va a tener competencia en medios audiovisuales y en telecomunicaciones.

El rechazo estuvo a cargo del camporista santafesino Marcos Cleri, quien en primer lugar negó la necesidad y urgencia del decreto al señalar que el presidente estaba facultado a convocar al Congreso a sesiones extraordinarias.

Con más énfasis, el diputado kirchnerista aseguró que el DNU “concentra mucho más la comunicación, atenta con la libertad de expresión y apunta a dejar a gente sin voz y trabajo”.

“Es inconstitucional, ilegal, ilegítimo y viene a cumplir con quien lo acompañó a Macri en la campaña electoral, que es el Grupo Clarín y los grupos concentrados; viene a darle una sola voz, concentrada en la Capital Federal”, denunció Cleri y amplió que apunta a “darle todas las ventajas necesarias en las licencias, en la comunicación, y darle vía libre para que empiece a manejar la fibra óptica”.

También protestó porque por medio de este decreto del Ejecutivo fueron removidos los directores de AFSCA y AFTIC nombrados por el Congreso, porque “cesa la participación ciudadana” en el otorgamiento de licencias y porque “no hay una sola medida que beneficie la industria cultural”.

“Hace cesar los límites para la formación de monopolios”, alertó Cleri en relación a la eliminación del tope de licencias audiovisuales.

Luis Petri, de la UCR, se sumó a la defensa del decreto y cargó contra la utilización de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual por parte del kirchnerismo, al que le pidió “que rinda cuentas de la pluralidad de voces y la democratización de la palabra en la Argentina”.

“El gobierno anterior partía de la premia de que todo medio que no se subordinara al relato era un medio opositor. Entonces, para equilibrar la balanza, construyeron un holding de medios amigos.

Esto es lo que hicieron con la Ley de Medios”, denunció el mendocino.

El representante del Frente Renovador en la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo, Raúl Pérez, justificó el apoyo de su bloque al DNU al destacar que abre la discusión a una nueva Ley de Medios, dado que la vigente tuvo “escaso consenso interno en este Parlamento”.

Asimismo, Pérez fue duro con Sabbatella, a quien tildó de “mediocre funcionario con mucha militancia y poca cintura política”.

Por último, el massista le advirtió al oficialismo que “no cometa el mismo error que el Frente para la Victoria” con la utilización de la norma.

Por parte del espacio progresista, Alicia Ciciliani (Partido Socialista) también apuntó a la “desastrosa aplicación de la ley” de Servicios de Comunicación Audiovisual por parte del gobierno anterior. “Fue usada a favor de uno y en detrimento de otros”, resumió.

leer más

Se despertó el Bloque Justicialista y le pide explicaciones a Macri

Con bastante demora el Bloque Justicialista salió a la cancha a hablar sobre el escándalo de los Panamá Papers. "Compartimos las preocupaciones de los argentinos respecto a la participación del presidente Mauricio Macri en empresas inscriptas en paraísos fiscales", señalaron en un comunicado de prensa.

"Las explicaciones brindadas hasta el momento están muy lejos de ser suficientes, carecen de la contundencia que la gravedad del tema merece. Fundamentalmente, el Presidente debe explicar los motivos por los cuales existe la inscripción de empresas con su participación en estos paraísos fiscales", agregaron.

Y siguieron: "En uno de los casos, la explicación ha sido que su fin era para “realizar inversiones en Brasil”, lo cual resulta inverosímil ya que para ello la empresa podría haber sido radicada en Argentina o en el propio Brasil", agregaron los diputados conducidos por Oscar Romero y Diego Bossio.

El ex diputado nacional, ex Fiscal de la Dirección de Investigaciones de la Oficina Anticorrupción y ex titular de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, Manuel Garrido, expresó que "las sociedades offshore se utilizan para evadir pago de impuestos o lavar dinero”.

"Por ello es fundamental que el Presidente de la Nación aclare de manera certera qué motivo impulsó la inscripción de estas empresas de las que es parte", concluyeron.

leer más