Crimen de Lucas González: una agente de la Policía de la Ciudad fue detenida por encubrimiento

Se trata de Teresa María Luján Scorza, agente de la Comuna 4 de la Policía porteña, que fue reconocida por una de las víctimas durante un procedimiento de reconocimiento fotográfico que se llevó a cabo a principios de julio

La Justicia ordenó la detención inmediata de una integrante de la Policía de la Ciudad acusada de encubrir a otros policías por el crimen de Lucas González, el adolescente baleado en Barracas en noviembre de 2021, y de torturar a a tres amigos del joven.

La policía, Teresa María Luján Scorza, revista en la División Sumarios y Brigadas de Prevención de la Comuna 4 de la Policía porteña, y fue reconocida por una de las víctimas durante un procedimiento de reconocimiento fotográfico que se llevó a cabo a principios de julio.

El arresto de Scorza fue ordenado por la jueza de Instrucción Paula González, quien avaló el requerimiento elevado por el fiscal del caso, Leonel Gómez Barbella. Fuentes judiciales estimaron que la policía sería indagada este miércoles.

El medio Página12, repasó que en diciembre del año pasado, Gómez Barbella ya había solicitado la detención de Scorza y otros dos policías, Santos Ochoa y Damián Ezequiel Lobos. En esa ocasión, el juez de instrucción Martín del Viso no hizo lugar al pedido al considerar que, “más allá de sus posibles permanencias físicas en el sitio donde se detuvo a las víctimas”, no había elementos que hagan suponer “la eventual participación” de esos policías en el crimen.

Sin embargo, a principios de este mes, uno de los amigos de Lucas,  Joaquín Zuñiga Gómez, identificó a Scorza en un reconocimiento fotográfico. El joven explicó que fue ella quien, “cuando tenía los brazos esposados por detrás me agarró el dedo para desbloquear el teléfono” y le revisó el celular. “Me decía dónde tenía la droga, que era un chorro, que a su amigo le tiraron porque hizo las cosas mal. Todo el relato era con ironía”, detalló.

Por ello, en su dictamen el fiscal consideró acreditado que Scorza “fue una de las mujeres policías que le produjo sufrimientos psíquicos a Joaquín Zuñiga Gómez mientras se encontraba ilegítimamente detenido”. Para Gómez Barbella, la policía incurrió en “encubrimiento agravado por la condición de funcionario público y por ser el ilícito precedente especialmente grave en concurso real con privación ilegal de la libertad calificada al tratarse de un funcionario público que actuara con abuso de sus funciones y por haber cometido torturas impediría una eventual condena en suspenso”.

Para el fiscal, existe riesgo de que las víctimas, sus familiares y los testigos del crimen sean presionados por Scorza, quien como integrante de la Policía podría rastrear a las víctimas y dar con ellas. En la causa, recordó el fiscal, ya se denunciaron en más de una ocasión intimidaciones a víctimas y sus familiares.

Read More

Crimen Lucas González: piden la elevación a juicio de 14 policías de Larreta

El joven fue víctima de gatillo fácil en el barrio de Barracas en noviembre de 2021. Serán enjuiciados por el asesinato, por el posterior encubrimiento y por tentativa de homicidio de los tres jóvenes que viajaban con Lucas.

En noviembre de 2021, la Policía de la Ciudad quedó en el ojo de la tormenta una vez más por un caso de gatillo fácil. Se trata del asesinato de Lucas González, un joven de 17 años que fue baleado cuando iba salia de entrenar con sus amigos y viajaban en auto. Ahora, el fiscal pidió que se juzgue a 14 efectivos de la Policía de la Ciudad involucrados en el homicidio.
 
Según consignó Infonews, la presentación fue realizada por la Fiscalía Criminal y Correccional 32, a cargo de Leonel Gómez Barbella, y por el auxiliar fiscal Lucas Estévez, ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 7 de Paula González.
 
“La presente pesquisa tuvo como objeto dilucidar un entramado policial que puede resumirse en dos acontecimientos diferenciados, pero relacionados entre sí”, indicaron los representantes del Ministerio Público, que también pidieron que sea juzgada la tentativa de homicidio de los tres amigos que iban con Lucas al momento del hecho y el supuesto encubrimiento policial.
 
Para la fiscalía, “estos dos hitos históricos resultan ser: 1) el homicidio agravado de Lucas Santiago González y la tentativa de idéntico resultado en perjuicio de J.A.S, J.Z.G. y N.H.G., por parte de tres integrantes de la Brigada 6 de la División Brigadas y Sumarios de la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad, y 2) todo el despliegue posterior, llevado a cabo un gran número de integrantes de la Policía de la Ciudad”.
 
Los principales imputados son el inspector Gabriel Alejandro Issasi, el oficial mayor Fabián Andrés López y el oficial Juan José Nieva, quienes están acusados de ser coautores de los delitos de “homicidio agravado por haber sido cometido con alevosía, por placer, por odio racial, por el concurso premeditado de dos o más personas y por cometerse abusando de su función o cargo por un miembro de una fuerza policial”.
 
También se acusa de “tres tentativas de homicidio agravado por las mismas causales; falsedad ideológica y privación ilegal de la libertad agravada por abuso funcional y sin previsión de la ley”.
 
En la presenación, la fiscalía aseguró: “Las pruebas obtenidas permiten afirmar que el homicidio de Lucas González y la tentativa a los tres restantes jóvenes son la consecuencia voluntaria y querida (dolosa) de un plan o pacto previamente elaborado y en el que Issasi, Nieva y López, participaron de manera activa”.
 
Así, sostienen que los acusados “pusieron en movimiento la estructura institucional de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires otorgando datos falsos, a sabiendas de lo que realmente había acontecido”, por lo que concluyeron que “jamás hubo ‘un enfrentamiento armado’, sino más bien un ataque perpetrado por los oficiales a las víctimas, irracional e injustificado, para lo cual emplearon sus armas a fin de cercenarles sus vidas”.
“No estamos ante una mera concurrencia ocasional de autores, sino que existió una convergencia preordenada, donde la acción de unos aparece objetiva y subjetivamente ligada a la de los demás, en el marco de un plan con unidad de designio y comunidad de aportes”, aseguró.
 
Sobre lo que sucedió después de la muerte del joven, la fiscalía sostiene que hay once efectivos acusados de intervenir en el procedimiento ilegal. Así, indicó que “estuvieron participando del procedimiento, cumpliendo distintas tareas y roles en pos de un fin último, esto es, alterar las pruebas en beneficio de los consortes de causa. Y aquella descripción determina que los encartados al requerir la ambulancia del SAME hicieron ahínco en que era producto de una colisión vial a los efectos de encubrir los aberrantes actos que ya se venían sucediendo desde Iriarte y Avenida Vélez Sarfield”.
 
Para Gómez Barbella, los tres amigos de Lucas fueron detenidos en el marco de un procedimiento ilegal montado para ocultar el ataque policial, que incluyó el “plantado” de un arma en el interior del vehículo de los jóvenes.

Read More

Violencia institucional: La familia de Lucas González pidió el juicio político del juez Del Viso

Gregorio Dalbón presentó una denuncia por “mal desempeño de sus funciones y prevaricato” contra el magistrado a cargo de la causa, luego de que rechazara los últimos pedidos de la fiscalía.

Los padres de Lucas González, el joven de 17 años asesinado de un balazo policial en Barracas, pidieron el juicio político del juez Martin del Viso por “mal desempeño de sus funciones y prevaricato”. El magistrado, quien fue denunciado ante el Consejo de la Magistratura, había rechazado el miércoles otro pedido de detención formulado por el fiscal Leonel Gómez Barbella.

La presentación contra el juez a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 7 se hizo pasadas las 11 ante la Comisión de Disciplina y Acusación del organismo. “Listo camino al @cmagistratura Del Viso denunciado!”, escribió minutos antes de la presentación Gregorio Dalbón, abogado de los padres de Lucas.

En su denuncia, Dalbón indicó que el juez “dictó resoluciones arbitrarias, infundadas, basadas en hechos falsos“, y destacó “la peligrosidad procesal que conlleva mantener en libertad a imputados que formaron parte de un ardid delictual que termino con la vida de un niño de 17 años y mantuvo en privación ilegal de la libertad a menores de edad”.

En ese sentido, Dalbón aseguró que el juez Del Viso “ha sido imparcial hasta que alguna rara orden o situación lo frenó“.

“Espero no sea la política manifestó ya que nunca quise que esto escale políticamente, pero la prueba de ADN con las dos policías Miño y Fariña es contundente. Es más, ahora la tiene completa. Cuando un juez desempeña mal su función es pasible de juicio político. Y, cuando dicta resoluciones en contra del derecho, comete el delito de prevaricato”, expresó el letrado.

El abogado de la familia de Lucas indicó que la denuncia contra Del Viso fue a pedido de Cintia y Héctor, padres de Lucas, quienes esperan que reciba “la sanción que le corresponda”.

Read More

Dictaron prisión preventiva a 7 policías acusados del asesinato de Lucas González

El juez de la causa procesó y le dictó preventiva a dos comisarios, un subcomisario y cuatro oficiales de la Policía de la Ciudad.

Dos comisarios, un subcomisario y cuatro oficiales, todos de la Policía de la Ciudad, fueron procesados con prisión preventiva por el encubrimiento del crimen de Lucas González, el adolescente asesinado de un balazo en la cabeza en el barrio porteño de Barracas, y las vejaciones a las que fueron sometidos sus tres amigos, ilegalmente detenidos.

La medida fue dictada por el juez de la causa Martín del Viso y alcanzó al comisario inspector Daniel Santana, al comisario Rodolfo Ozán, al subcomisario Ramón Jesús Chocobar, y a los oficiales Sebastián Baidon, Jonathan Alexis Martínez, Ángel Darío Arévalos y Daniel Rubén Espinosa.

De acuerdo a la resolución de 186 páginas, todos los policías fueron procesados con prisión preventiva por el “encubrimiento doblemente agravado por la condición de funcionario público y por ser el delito precedente especialmente grave”, en relación al crimen de Lucas.

Para el juez Del Viso, ese delito ocurrió “en concurso real con privación ilegal de la libertad doblemente agravada por tratarse de funcionarios públicos que con abuso de sus funciones o sin las formalidades prescriptas por ley privaron de la libertad a Julián Alejandro Salas, Lucas Santiago González y Joaquín Zúñiga Gómez y porque en desempeño de un acto de servicio cometieron vejaciones contra las personas que se detuvo”.

El magistrado a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 7 además le trabó un embargo de un millón de pesos a cada uno de los siete policías procesados. De esta manera, el juez Del Viso accedió al pedido de procesamiento realizado el jueves pasado por el fiscal de instrucción Leonel Gómez Barbella.

De acuerdo con el Ministerio Público Fiscal (MPF), estos policías, con distintos roles, participaron desde el comienzo en el procedimiento que intentó encubrir el asesinato de González, y en sus respectivas declaraciones indagatorias solo dieron una versión “maquillada y mendaz” acerca de lo ocurrido.

Por el homicidio calificado de Lucas y la tentativa de homicidio calificado de sus tres amigos ya estaban procesados con prisión preventiva los policías de la Ciudad Juan José Nieva, Fabián López y Gabriel Issasi. Mientras que por el encubrimiento están también con prisión preventiva los comisarios Juan Romero y Fabián Du Santos, el subcomisario Roberto Inca, el inspector Héctor Cuevas y las oficiales Micaela Fariña y Lorena Miño, quienes afrontan otros cargos como “falsedad ideológica, encubrimiento agravado, privación ilegal de la libertad agravada y vejaciones”.

Read More

Lucas González: “Vi todo”, “Se la pusieron” y “Hay que prepararse”, los nuevos mensajes que incriminan a policías

Una serie de mensajes extraídos de teléfonos policiales, fueron sumados como prueba del encubrimiento que policías de la Ciudad montaron en la escena donde fue asesinado Lucas González.

La causa que investiga el asesinato del joven Lucas González por parte de la Policía de la Ciudad que conduce Horacio Rodríguez Larreta sumó una serie de mensajes extraídos de teléfonos policiales, que dicen “lo que hicieron los polis no tiene nombre”, “encima le ponen una pistola de juguete”, “vi todo”, “hay que preparase”.

Los textos fueron sumados como prueba del encubrimiento que policías de la Ciudad montaron en la escena donde fue asesinado el adolescente en noviembre pasado por tres efectivos en el barrio porteño de Barracas.

Así lo dejó asentado en su resolución el juez de Instrucción Martín Del Viso, quien el  miércoles procesó con prisión preventiva a otros siete acusados, entre ellos al máximo jefe policial de la zona donde ocurrió el hecho.

En tanto, fuentes judiciales informaron a Télam que también surgió en las últimas horas información sobre que uno de los ayer procesados, el subcomisario Ramón Chocobar, está a punto de ser juzgado por un Tribunal Oral Federal porteño en el marco de otra causa por el delito de “falsificación de documento público”.

En el fallo de 186 páginas al que accedió Télam, el juez Del Viso analizó toda la prueba producida a lo largo del mes y medio de instrucción por parte del fiscal Leonel Gómez Barbella, y en el marco de la cual hay tres policías procesados con prisión preventiva por el homicidio agravado de Lucas y la tentativa de homicidio agravado de sus amigos, y otros 13 por el encubrimiento agravado de esos hechos.

Y fue en ese análisis en el que incorporaron como prueba nuevos mensajes extraídos de los teléfonos de los policías acusados que constan en un informe realizado a pedido de la fiscalía por personal de la Dirección General de Investigaciones de Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (Datip).

Para el magistrado, ese informe “contiene material que ha venido a confirmar todas las sospechas que se pusieron de manifiesto”

“A modo de ejemplo, del teléfono secuestrado a (el oficial principal) Héctor Cuevas (uno de los primeros procesados), se extrajeron, entre otras cosas, mensajes que envió el 18 de noviembre a las 18.32 al decir ‘lo que hicieron los polis no tiene nombre’, ‘unos dementes’, ‘encima le ponen una pistola de juguete’, ‘déjate de joder’ y ‘yo fui el primero en llegar’, ‘y vi todo’, ‘lo que hicieron'”, transcribió Del Viso.

Y continuó: “Y el mismo día del hecho (17 de noviembre) a las 20.52 también escribió a requerimiento de su interlocutora que le preguntó ‘tenía una réplica como decía el poli??’, que “se la pusieron””.

Voceros de la pesquisa consultados sobre ese informe dijeron que fue Cuevas quien respondió “se la pusieron” al ser preguntado por la persona con quien se mensajeaba sobre el arma de juguete hallada en el auto de los cuatro adolescentes atacados por la policía, y que desde el inicio el Ministerio Público sostuvo que había sido “plantada” para sostener la falsa versión de en enfrentamiento.

También el juez se refirió a un intercambio de mensajes entre el procesado subcomisario Roberto Inca y una policía que le informó acerca de la muerte de Lucas en el hospital el El Cruce de Valera el 18 de diciembre.

De acuerdo a ese intercambio, iniciado a las 17.42 de ese día, Inca puso un emoji que “parecería ser una calavera” cuando la persona que le escribió le dijo que el adolescente había fallecido, tras lo cual agregó: “Entonces hay que prepararse”.

El juez hizo además especial hincapié a una comunicación que involucra al comisario Rodolfo Ozán y a otro de los procesados, el comisario Fabián Du Santos, en la que se refieren al accionar de los policías de la brigada como “un mocazo” y en la que se dice que “busquen lo tenga que buscar para justificar esto”.

Telam SE

“No se puede dejar pasar el tenor de la conversación, pues no solo se aparta absolutamente de las misiones y funciones que debe cumplir todo policía sino que denota un desprecio por la vida ajena evidente e intolerable. Es que en lugar de ocuparse de una persona herida de bala y de velar por la legalidad del procedimiento posterior a la balacera prefirieron centrar su actividad en ’emprolijar [la] cagada’, lo que se debe articular entonces con la instrucción que dio de que nadie filmara o tomara fotos”, destacó el juez en el fallo.

Y al analizar el accionar policial desplegado en la escena del hecho, y referirse puntualmente a los últimos siete procesados, el comisario inspector Daniel Santana, el comisario Ozán, el subcomisario Chocobar, y a los oficiales Sebastián Baidon, Jonathan Alexis Martínez, Ángel Darío Arévalos y Daniel Rubén Espinosa, escribió: “Parece claro que desde el primer momento los agentes pudieron y debieron percibir que se intentaba dar ropaje de legalidad a un procedimiento que a todas luces no lo era”.

“Es que, por imperio del sentido común, era evidente que los integrantes de la brigada habían transmitido una noticia falsa para revertir los roles que ocuparon las personas en el suceso”, continuó, al concluir que ” “queda claro que la trama tendiente a disimular los episodios se urdió desde su propio inicio”.

El asesinato de Lucas (17) sucedió cerca de las 9.30 del 17 de noviembre, cuando la víctima y tres amigos de su misma edad salieron de entrenar del club Barracas Central a bordo del Volkswagen Suran del padre de uno de ellos y fueron interceptados por un auto Nissan Tiida de la Brigada de Investigaciones de la Policía de la Ciudad sin patente ni signos de ser policial, del que bajaron tres efectivos armados y sin identificar.

De acuerdo con las pruebas recabadas, los adolescentes creyeron que eran ladrones que iban a robarles, por lo que huyeron del lugar, momento en que los policías les dispararon desde distintos ángulos.

Al menos cinco tiros dieron en el auto y uno de ellos impactó en la cabeza de Lucas, quien horas más tarde murió.

Por el homicidio están procesados con prisión preventiva los policías de la Ciudad Juan José Nieva, Fabián López y Gabriel Issasi.

Mientras que por el encubrimiento ya estaban también con prisión preventiva los comisarios Juan Romero y Du Santos, el subcomisario Inca, el inspector Cuevas y las oficiales Micaela Fariña y Lorena Miño.

FUENTE: Télam

Read More

Los padres de Lucas González convocaron a una marcha con velas este lunes a las 19 hs frente a Tribunales

Así lo expresaron los padres del joven asesinado por la policía de Horacio Rodríguez Larreta de un disparo en la cabeza. Pidieron que “no haya banderas políticas” y llamaron a toda la sociedad a participar del acto “para que no haya más Lucas”.

Read More

Murió Lucas, el joven futbolista que fue baleado en la cabeza por la Policía de Larreta

Lucas González, el futbolista de Barracas Central baleado en la cabeza por la policía de la Ciudad, falleció este jueves, informaron familiares.

Read More