Para Mirtha, “algo de razón debe tener” Lavagna al comparar el plan económico de Macri con el de la dictadura

El ex ministro de Economía había trazado un paralelismo entre las políticas de Alfonso Prat-Gay y las que Martínez de Hoz tomó en los 70. Y la conductora validó su diagnóstico. “Están dando marcha atrás en algunas medidas”, dijo la conductora sobre el gobierno de Macri.

Días atrás, Roberto Lavagna encendió la mecha al señalar que las políticas implementadas por el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, estaban en sintonía con las de Martínez de Hoz, ministro de Economía durante la última Dictadura militar.

Y ahora Mirtha Legrand, sagaz analista de la actualidad, avivó el fuego: "Algo de razón debe tener. Sí, yo creo que sí", sostuvo, al ser consultada por el programa Desayuno Americano. No obstante, frente el dilema de optar por uno u otro (Lavagna o Prat-Gay), fue contundente: "Ninguno de los dos".

De inmediato, Chiquita aportó una lectura sobre el Gobierno de Mauricio Macri. "Creo que están poniendo las barbas en remojo, ¿no? Están dando marcha atrás en algunas medidas, en algunas disposiciones, en algunas leyes…", remarcó, aunque no perdió la esperanza: "El país está muy difícil, (pero) vamos a salir". Incluso se mostró optimista ante el posible escenario que pudiera presentarse en diciembre. "(Será) mejor de lo que la gente piensa -indicó Legrand-. Creo que va a haber aumentos de sueldo y vamos a estar mejor".

Además, la conductora de Canal 13 destacó el accionar de una de sus dirigentes preferidas, Lilita Carrió, quien recibe fuertes críticas dentro de Cambiemos. "Ella investiga. Siempre tiene que haber alguien que haga las denuncias, y en este caso es ella. Hay que ser muy valiente para hacerlas", afirmó Mirtha, resaltando que eso mismo "le deben reprochar" en la agrupación de la que Carrió forma parte.

leer más

Prat Gay y una insólita reacción cuando le preguntaron por un posible colapso de la economía

“No sé, no sé, no sé, no sé, no sé, no sé, no sé, no sé (sic)”, contestó el ministro de Hacienda, al ser consultado por las consideraciones económicas de Lavagna.

Al ministro de Hacienda le molesta la polémica con Roberto Lavagna. Pero este martes su disgusto quedó de manifiesto cuando le consultaron por el tema tras su exposición en la Conferencia Anual de la Unión Industrial Argentina, que se realiza en Parque Norte.

"Me parece bien que Lavagna se haya expedido sobre la herencia que recibimos. Está analizando la economía que recibimos. Hemos evitado el colapso, que prácticamente era inevitable. Los ciclos populistas han terminado siempre en fuertes devaluaciones y ajustes", estaba declarando el funcionario cuando un periodista lo quiso interrumpir. Y Prat-Gay reaccionó de una forma poco habitual.

"No sé, no sé, no sé, no sé, no sé, no sé, no sé, no sé", contestó. Sí, ocho veces repitió la misma frase mientras miraba fijo a los ojos a uno de los reporteros que estaban en el lugar. Luego del disco rayado, ahondó: "No sé si Lavagna se refería, si lo entendí bien, si propone un ajuste muy fuerte del gasto público y una devaluación; no es el camino que elegimos nosotros".

Hubo tiempo para una frase más al pasar sobre el Impuesto a las Ganancias y no mucho más. El funcionario se retiró en medio de los micrófonos que lo asediaban. Antes, durante su exposición ante industriales, el ministro había anunciado que el blanqueo de capitales logró depósitos por casi USD 7 mil millones.

leer más

Lavagna apocalíptico por el endeudamiento: “Este modelo termina en colapso”

El economista redobló sus críticas al macrismo y puso el énfasis en el alto nivel de endeudamiento externo.

"Este modelo requiere endeudamiento y termina en un colapso", advirtió el exministro de Economía de la Nación, enrolado actualmente en el Frente Renovador.

El exministro de Economía Roberto Lavagna insistió en que "este tipo de modelo que combina tasas de interés fenomenalmente altas, dólar fijo o cayendo, el bolsillo del grueso de la población enflaqueciéndose, el empleo debilitándose, indefectiblemente requiere el endeudamiento externo e indefectiblemente termina en una situación de colapso".

"Éste es un modelo de ajuste. Cuando vos tenés que el salario ha caído alrededor del 8%, cuando vos tenés cifras oficiales que dicen que se han perdido 120.000 puestos de trabajo en blanco, más una cifra indefinida -pero no inferior a ésta- de trabajos en negro; cuando tenés la tasa de inflación actual, con tasas de interés altísimas, como las de los últimos siete u ocho meses, y con un dólar que se empieza a atrasar, tenés un modelo de ajuste", advirtió Lavagna.

El economista que integra el Frente Renovador agregó que se trata de "un modelo que funciona con endeudamiento, cosa que empieza a ocurrir".

"Hablando de macroeconomía, no hay miles de modelos. Hay modelos de ajuste, en general con atraso cambiario, la tablita de la época de los militares, la convertibilidad de la época del gobierno democrático de Menem, y hay una visión alternativa, del otro extremo, populista, que en general tiene un componente de atraso cambiario. En algo se identifican. El actual (modelo) se identifica cada vez más con el final del gobierno de Cristina Kirchner en esa materia", dijo Lavagna en declaraciones a un matutino porteño.

Al ser consultado sobre las críticas que recibió del ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, consideró que "cuando uno dice algo que molesta al gobierno de turno, enseguida te tiran los perros encima".

leer más

“Ya tuvimos este modelo con los militares”

Roberto Lavagna se refirió al programa económico que se aplica en la actualidad y lo comparó con el plan de los militares. Además dijo que también se puso en práctica "en los `90" y pronosticó: "No dará resultados".

El exministro de Economía Roberto Lavagna evaluó este lunes que el Gobierno aplica el mismo "modelo" económico que la última dictadura militar y el gobierno de Carlos Menem y vaticinó que "no dará resultados".

"Ya hemos tenido este tipo de modelo, con los militares y en los años '90. No consigue dar resultados efectivos. Esperemos que haya tiempo de modificaciones y correcciones. Pero hoy, lentamente nos hemos ido deslizando como país hacia una política que ya vivimos", dijo Lavagna.

En declaraciones a la radio La Red, el exministro, alineado con el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, cuestionó el actual nivel de las tasas de interés y advirtió sobre una baja en el poder adquisitivo.

"No creo que políticas con tasa de interés muy alta; con un dólar fijo, planchado, que le quita competitividad al país; con una tendencia a la baja en la masa de los salarios, por la combinación de sueldos y ocupación, y con alto endeudamiento, sea el tipo de política económica adecuada para un programa de desarrollo a mediano plazo", señaló.

Lavagna consideró además que durante el último año "el número de argentinos en situación de pobreza, lejos de bajar, ha tendido a subir".

leer más

Para Lavagna el acuerdo con los buitre es “malo, extremadamente caro, pero inevitable”.

"Por una deuda de menos de 5 mil millones de dólares se emiten 12.500 millones de dólares" de deuda, explicó Roberto Lavagna, quien evaluó que si no se aprueba el acuerdo "el Gobierno quedaría debilitado y eso no conviene a nadie".

En declaraciones a la radio Cadena 3, el ex ministro sostuvo que el presidente Mauricio Macri "parece creer que en este tema se juega todo el futuro".

"El presidente manifestó las cosas malas que podrían pasar si no se lograra el apoyo. (Si no se aprueba el proyecto impulsado por el Ejecutivo de derogación de la Ley Cerrojo) el Gobierno quedaría debilitado y eso no conviene a nadie", enfatizó Lavagna.

Por otra parte, el exfuncionario evaliuó que "veníamos de una desidia de muchos años" y agregó: "(Néstor) Kirchner recibió en 2005, de mis manos, un hoja de ruta que luego fue abandonada y se fueron agravando las circunstacias".

Según sostuvo, un acuerdo con los tenedores de deuda en default "abre una puerta positiva si se la sabe aprovechar", al tiempo que aclaró que se trata del anteúltimo acuerdo, dado que todavía quedan un 3,5% de bonistas que no acordaron.

Sobre esta última negociación, consideró que se deben diferenciar las circunstancias previas de los compromisos de pago.

"Entre estas dos cosas, un mal compromiso de pago y las circunstancias previas; pesan más éstas para darle aire a un Gobierno nuevo que esperamos tenga éxito y eso primó en Diputados", remarcó.

Lavagna destacó la discusión en la Cámara Baja donde resaltó que se mejoró "lo mejorable" del proyecto.

"Era imposible mejorar los acuerdos individuales, pero sí el contexto general. La desidia con que había actuado la gestión anterior había ido agravando las cosas", aclaró.

Por otra parte, consideró que "fue muy bueno el debate en la Cámara, sobre todo para dar seguridad jurídica" y advirtió que "este tema tiene flancos muy débiles".

"El sector del Frente Renovador-UNA, de (José Manuel) De la Sota y (Sergio) Massa trabajó activamente en esto. Ayudaron a bajar un poco los riesgos jurídicos que puedan haber", dijo.

Sobre el acuerdo, estimó que se aprobará en el Senado y que "es bueno en términos de institucionalidad del país".

"Tenemos el ejemplo de Brasil cuando las cuestiones políticas pesan más que las cuestiones del país", consideró el ex ministro.

Finalmente, alertó que hay un riesgo de litigiosidad del 3,5% que aún no llegó a un acuerdo. "Hay también algún riesgo, dicen algunos abogados, de que quienes ya ingresaron en cuanto a que se sientan afectados por este arreglo y planteen algún tipo de problema. Si esto se diera la situación se complicaría. Yo espero que no", puntualizó.

Y destacó que la Cámara de Diputados "fijó como condición para la emisión, de los 12,5 mil millones de dólares, que efectivamente la justicia americana se vuelque claramente a la posición argentina como paso previo".

leer más

La izquierda rechaza que “un triste juez norteamericano le marque la agenda al país”

El Frente de Izquierda salió a denunciar que se ha dado la "irregular" situación de que las únicas comisiones constituidas en la Cámara de Diputados son las de Presupuesto y de Finanzas. En este marco, consideran que "la única agenda que mueve al oficialismo es el pacto con los fondos buitres".

El diputado del FIT, Néstor Pitrola, miembro de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, intervino en su constitución planteando: “Como rechazamos de plano que un triste Juez norteamericano le marque la agenda al país, a su gobierno y, peor todavía, a los representantes del pueblo, no aceptamos los plazos que se han conocido para un tratamiento express del pacto buitre”.

“Reclamamos no sólo que se conozcan públicamente los pactos guardados hasta ahora bajo llave, sino el conjunto de la documentación que obra en el juzgado de Griesa y sus mediadores, tanto de las negociaciones llevadas adelante por el actual gobierno como por el anterior", dijo el representante de la izquierda.

Al mismo tiempo, reclamó también que "participen del debate no sólo ministros informantes, sino especialistas, personalidades y dirigentes sindicales propuestos por los distintos bloques para abrir una deliberación popular”.

De igual modo, para analizar el complejo acuerdo con los holdouts, el Frente para la Victoria solicitó la presencia del ex ministro Roberto Lavagna y de Guillermo Nielsen, quienes participaron del canje de deuda durante la gestión del ex mandatario Néstor Kirchner. También pidieron convocar a dirigentes gremiales y empresariales representativos

leer más

Tras su minicrisis, Massa busca evitar fugas y plantarse como líder opositor

El resultado de las elecciones había dejado instalado a Sergio Massa como uno de los perdedores que ganó. Que ganó algo, al menos: visibilidad, rodaje y -después del 10 de diciembre próximo- un grupo de diez intendentes bonaerenses, un bloque 32 diputados nacionales más 21 diputados y 9 senadores bonaerenses.

Sin embargo, apenas pasados los comicios se sumaron una serie de fugas que pusieron en alerta al Frente Renovador.

Tras la ida escandaloza de la diputada bonaerense Mónica López al FpV, se sumó la fuga de su esposo, el sindicalista del gas y petróleo Alberto Roberti, quien terminó siendo expulsado por su apoyo explícito a Daniel Scioli de cara al balotaje.

De hecho, Massa tuvo que redefinir la presidencia del bloque de diputados, que quedó a cargo de María Azucena Ehcosor, esposa del intendente saliente de Hurlingham, Luis Acuña.

La estrategia de Massa de postular una especie de neutralidad amistosa con el PRO tampoco parece haberle dados buenos resultados internos.

Por eso, días atrás reunió a gran parte del bloque de diputados nacionales que el Frente Renovador con el objetivo de contener a la tropa y asegurarse de frenar cualquier nueva baja o movimiento brusco al menos hasta el año próximo.

Para retomar la iniciativa y no perder presencia, esta semana organizó otra cita en el Club de la Marina, Rincon de Milberg, Tigre. Participaron, entre otros, los referentes económicos Roberto Lavagna, Martín Redrado y Aldo Pignanelli, además de otros dirigentes como Daniel Arroyo, Gustavo Iaies y Diego Gorgal.

Con la cabeza puesta en el 2016, Massa reunió a su "think tank" y aclaró que su función será la de "controlar y hacer cumplir", pero no "cogobernar".

"Nos votaron para controlar y hacer cumplir, no para cogobernar", señaló Massa durante el encuentro, y agregó que "el que acepte un cargo lo hace a título personal. Nuestra tarea es proponer, y controlar. Y ejercer nuestro rol desde los órganos de control".

Fue una especie de arenga y autoafirmación para no quedar desdibujado ante un futuro gobierno de Daniel Scioli o Mauricio Macri. De paso, corrigió su primer mensaje para el balotaje, que lo había dejado muy pegado y casi como un colaborador del macrismo.

leer más

“Al igual que Scioli, Aníbal Fernández arrugó”

El candidato de Unión por una Nueva Alternativa (UNA), Felipe Solá, visitó la Sociedad Rural de Bahía Blanca junto a Roberto Lavagna, y chicaneó a su rival del Frente para la Vctoria, Aníbal Fernández, al acusarlo de no querer debatir.

“Al igual que Daniel Scioli, Aníbal Fernández arrugó. Desde mi lugar le pido que venga, si es un trámite que se anime”, dijo Solá al hacer referencia a un debate organizado por la señal televisiva QM de La Plata.

En tanto, el ex gobernador lamentó que los temas que preocupan a los bonaerenses no se podrán debatir “porque el candidato del oficialismo no se va a presentar”.

De visita en la ciudad más importante del sudoeste de la Provincia, Solá aseguró que está preparado para ser gobernador y destacó que no quiere que la provincia “caiga en manos equivocadas”.

El candidato del massismo señaló que “durante sus dos etapas de gestión, (Daniel) Scioli tuvo más presupuesto que yo y se han hecho muchas menos obras públicas. La salud, educación, obras viales e hidráulicas están igual o peor que hace 8 años, cuando dejé la gobernación”.

A tres semanas de las elecciones, Solá recorrió los diferentes stands, habló con productores y emprendedores, y explicó cuáles son las propuestas para el sector agropecuario.

“Planteamos bajar el maíz al nivel de la soja para hacerlo competitivo, eliminar las retenciones a los cereales de invierno y los ROEs, tanto rojos como verdes. Acompañar al sector lechero a través de subsidios y mejores condiciones de comercialización. Usar el impuesto inmobiliario rural para hacer los caminos seguros, al igual que las rutas provinciales. Nadie quiere invertir en un lugar donde no puede llegar”, señaló.

Estos lineamientos ya habían sido expuestos por el diputado del Frente Renovador durante la convocatoria de productores rurales de CARBAP, donde el jefe de gabinete también pegó el faltazo.

Sobre la propuesta rural del massismo, el economista Roberto Lavagna expresó: “El campo tiene un potencial fenomenal con una capacidad de respuesta casi inmediata, que este gobierno no supo aprovechar. De la crisis del 2001 salimos desde el interior para Buenos Aires. Esto va a volver a ocurrir si tenemos las medidas adecuadas”.

leer más