Un intendente bonaerense deja el massismo para armar un partido vecinal

Se trata del Jefe Comunal de Chivilcoy, Guillermo Britos, quien ganó el distrito en las elecciones de 2015 con la boleta del Frente Renovador. Con este portazo, solo nueve intendentes continúan bajo la órbita de Sergio Massa.

Según pudo averiguar Primereando, el alejamiento del intendente, Guillermo Britos, del Frente Renovador se debe al acercamiento que viene manteniendo el referente del espacio, Sergio Massa, con el ex Ministro del Interior, Florencio Randazzo, también oriundo de Chivilcoy y enfrentado al actual mandatario.

De hecho, el actual mandatario se impuso en las últimas elecciones de 2015 con una diferencia de cuatros puntos sobre el candidato randazzista, Darío Speranza. Ante las últimas reuniones entre Massa y su viejo rival en el distrito, Britos decidió pegar el portazo del massismo y crear un partido vecinalista.

Acorde a lo informado por una fuente legislativa, esta ruptura política tendrá su correlato en la integración del bloque del Frente Renovador en la Cámara de Diputados bonaerense. La misma suerte correría el diputado por la cuarta sección y hermano del intendente, Fabio Britos, quien en los próximos días anunciaría su alejamiento de la bancada que responde a Sergio Massa para avanzar en la conformación de un espacio propio.

Con el portazo del chivilcoyense, la estructura territorial de Massa queda sumamente debilitada. De los 135 municipios de la Provincia, solamente nueve mandatarios continúan reportándose con el ex diputado nacional. Ellos son  Julio Zamora (Tigre), Luís Andreotti (San Fernando), Facundo López (Necochea), Javier Gastón (Chascomús), Alexis Guerrera (Gral. Pinto), Javier Osuna (Gral. Las Heras), Germán Di Cesare (Gral. Alvarado), Carlos Puglelli (San Andrés de Giles), Sandra Mayol (Monte).

Read More

Capitanich: “Las perspectivas electorales del macrismo son inversamente proporcionales a la unidad del peronismo”

Por Martín Piqué @MartinPique

El intendente de Resistencia, Jorge Capitanich, fue uno de los protagonistas en la cumbre peronista de La Pedrera, en San Luis. Junto con el anfitrión, el gobernador Alberto Rodríguez Saá, y el jefe del bloque del FpV-PJ en Diputados, Agustín Rossi, Capitanich fue clave en la gestación de la idea. También en los preparativos y detalles previos. El ‘Coqui’, como lo llama toda la dirigencia política, había lanzado la primera piedra al convocar al 140° aniversario de la capital chaqueña a Rodríguez Saá y la intendenta de La Matanza, Verónica Magario. Fue a principios de febrero. Este viernes, en el inicio del encuentro que popularizó el eslogan “Hay 2019”, Capitanich fue muy duro con los dirigentes de su partido que se dejan amedrentar o presionar por el gobierno. “Estamos cansados de los cobardes y de los que se dejan apretar”, fueron sus palabras. “El pueblo peronista quiere que estemos juntos y unidos para dar la batalla”, exhortó desde el miniestadio cubierto del impresionante complejo deportivo oficial de la provincia puntana.

Un rato después de los discursos, en un alto previsto para refrescarse y comer algo, Primereando conversó largamente con el ex jefe de gabinete. En el diálogo, Capitanich analizó los avances de la búsqueda de la unidad y las amenazas que pretenden boicotearla. También opinó sobre las ausencias de ciertos dirigentes que en un primer momento habían asegurado su presencia. La entrevista se concretó en un apartado de la carpa blanca estructural reservada para los dirigentes e invitados especiales. A su alrededor, como suele suceder en estos casos, se veía un ajetreo permanente de allegados, gente que buscaba felicitarlo o simplemente intercambiar alguna impresión. Horas más tarde, cuando las instalaciones del polideportivo ARENA –que se utiliza para peleas de boxeo o partidos de básquet- ya estaban vacías, Capitanich iniciaba el regreso al Chaco. Lo esperaba una larga travesía en auto.

-En su discurso en San Luis usted criticó a los “cobardes”. Todos interpretaron que aludía a los dirigentes del peronismo que, por distintas razones, deciden ausentarse de los encuentros por la unidad. O que directamente trabajan para boicotear esa unidad. “Estamos cansados de los cobardes”, fue su frase completa. ¿A quiénes se refería y por qué?

-Hay muchos compañeros y compañeras que especulan hasta último momento respecto a sumarse a una corriente de construcción colectiva. Y, la verdad, nosotros vemos que cuando hay un despedido en una industria que se cierra, producto de la apertura indiscriminada y de la destrucción del aparato industrial, esos empleos no se recuperan. Y generan un pasivo contingente y un intangible que, inexorablemente, tiene un impacto desde el punto de vista de la exclusión social y de la calidad de vida de nuestro pueblo. Entonces, cuando hay un modelo de base neoliberal-conservador, como el que está encarnando Mauricio Macri, y sin embargo desde el campo nacional, popular y democrático no tenemos la capacidad para unir en la diversidad y para oponernos primero y generar alternativas después, me parece que o no hay convicción o hay cobardía. Es necesario entender que este no es tiempo de cobardes. Es el tiempo de la convicción.

-En el mismo encuentro de San Luis, el jefe del bloque en Diputados, Agustín Rossi, habló de la “práctica de la extorsión” por parte del gobierno. Algo que en los últimos tiempos se ha visto en el mundo sindical. ¿Los dirigentes del peronismo que no estuvieron en San Luis fueron extorsionados?

-Es muy probable, porque el gobierno de Macri tiene el mayor nivel de inversión en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) de la historia democrática contemporánea. De los últimos 34 años. En términos proporcionales, es la mayor inversión. Los servicios de inteligencia operando a full, con mecanismos extorsivos. Y también con agentes judiciales y con una metodología de hegemonía mediática, que genera una destrucción sistemática de dirigentes opositores. Estas prácticas ocurren porque en la Argentina no hay Estado de Derecho, porque se ha reducido sustancialmente la libertad de expresión y porque existe persecución política.

-¿La reciente reunión entre Sergio Massa y Florencio Randazzo ejerció alguna influencia en la decisión de varios dirigentes del autodenominado espacio ‘UMET’ -Felipe Solá, Daniel Arroyo, Fernando “Chino” Navarro, Alberto Fernández- desistieran de ir a la cumbre de San Luis?

-Puede ser. La convocatoria a San Luis era amplia, plural, para la que nadie se tenía que sentir excluido y todos sentirnos incluidos. Si queremos construir la unidad del campo popular, es el espacio. El que no quiera participar está en su pleno derecho. Nosotros observamos claramente que las perspectivas electorales del macrismo son inversamente proporcionales a la unidad del peronismo. Los que contribuyan a la división del peronismo están contribuyendo al crecimiento de las posibilidades electorales del macrismo. Es una cuestión clara. Nosotros estamos poniendo los cimientos que son necesarios para construir la unidad. El que quiera estar, que esté. Y el que no quiera estar, obviamente que no esté.

-Massa y Randazzo hace mucho que no se encontraban. Venían con un perfil bajísimo. ¿Están alentados desde el gobierno para armar una propuesta electoral que vaya por afuera del peronismo y que lo divida todavía más?

-Las opciones que nosotros tenemos son dos. O planteamos un esquema de amplios parámetros de unidad, sin un análisis meticuloso del prisma ideológico, doctrinario o político de cada uno y respecto al pasado, con la intención de construir el futuro, o también se puede adoptar la otra modalidad. Si no hay una gran PASO, tiene que haber una maximización del voto opositor a través de la minimización del voto oficialista. Son alternativas o variantes.

-Ah, ¿usted está diciendo que si Massa y Randazzo se presentaran juntos podrían terminar dividiendo al oficialismo y restándole votos a la coalición Cambiemos?

-También pueden dividirlo. Es una opción. Depende de cómo uno analice la cuestión. Lo cierto es que la unidad del campo popular es una exigencia de los militantes pero también del pueblo argentino. Eso es lo que estamos haciendo nosotros. Después se verá, en el transcurso del tiempo. Lo de San Luis fue un hecho político muy significativo. Entonces, desde el poder económico y político lo que buscan es tratar de minimizar ese hecho político, que fue significativo, y poner el acento en las ausencias. La otra estrategia del poder es plantear siempre una polarización en torno a Cristina, cuando nosotros lo que tenemos que hacer es bregar por la unidad del campo popular. Y eso significa construir una nueva síntesis política. La construcción de síntesis política se va a ir dando con la emergencia y el paso del tiempo. Lo de San Luis fue el primer paso. Ya vendrán otros pasos sucesivos.

-En los últimos días circuló la versión de que Cambiemos intentará ofrecer apoyo a alguna figura ligada al amplio universo del justicialismo –quizá un ex gobernador o hasta un mandatario provincial en funciones- para que se presente por su cuenta. Como candidato presidencial, por fuera de la estructura orgánica del peronismo, y sin competir en las PASO. ¿Lo ve probable?

-La verdad que no sé. No conozco esa información, esa versión. Pero, la verdad, ningún dirigente que tenga dignidad política puede pactar con el adversario condiciones políticas de esa naturaleza. Eso sería traicionar sus principios y traicionar la voluntad del pueblo al que representa.

-Se comentaba que en la cumbre de San Luis se iba a discutir un método para la selección de candidatos y la integración de las listas. Una metología. Existen las PASO, claro. Pero se habla de implementar el sistema de reparto proporcional D’Hont sin piso, para que todos los sectores que se presenten a las PASO sepan que van a tener una representación. ¿Qué opina?

-Entre nosotros empezamos a construir los cimientos de lo que significa este edificio. Que necesita de arquitectos y de ingenieros. Los ingenieros, para movilizar dinámicamente actores que permitan participar en este proceso. Y los arquitectos, para construir acuerdos programáticos que pretendan vehiculizar una propuesta que pueda garantizar el triunfo electoral en 2019. Acá están los cimientos. Este es el primer paso, ladrillo por ladrillo. Es necesario hacerlo de la manera que se está haciendo. Con mucha prudencia y con mucha sistematicidad. El segundo encuentro se realizará en un mes, entre las opciones de Avellaneda o Escobar (N. de la R: en la noche del sábado, cuando el Encuentro de la Militancia Nacional ya había finalizado, empezó a circular la versión de que la segunda edición de la cumbre peronista por la unidad podría realizarse en Mar del Plata). Se va a definir pronto. En cualquiera de las dos circunstancias se tomará una decisión, y este proceso seguirá con esta característica de ser amplio y dinámico. En San Luis se congregaron muchos militantes de base territorial de distintos partidos políticos en una auto-convocatoria.

-A pesar de toda esa pretensión, de ampliar y sumar nuevos sectores, en San Luis fue más visible el componente kirchnerista. El foro tuvo el tono de un acto del FpV en el gobierno, con Cristina de presidenta. Eso sí, con la incorporación de Hugo Moyano en un rol político. ¿Este sesgo más ‘K’ puede perjudicar la construcción del “Hay 2019”?

-Nooo. Yo creo que José Luis Gioja, si bien durante los últimos años acompañó claramente como gobernador de la provincia de San Juan, es presidente del partido con posterioridad al 10 de diciembre de 2015. Y en la Cámara de Diputados conformó un bloque alternativo a lo que fue el bloque arquetípicamente denominado kirchnerista. Segundo, el caso de Hugo Moyano: él fue un opositor contumaz al kirchnerismo. Alberto Rodríguez Saá también. De manera que hay muchos que, efectivamente, sin ser kirchneristas, han expresado su oposición dura al macrismo. Aunque no sean los más visibles. Repito: éste es el primer paso. Acá hay que seguir juntando. Si uno advierte que parte de lo que es Unidad Ciudadana está en esta construcción, el PJ está acá, y obviamente hay otras tendencias para sumarse a la construcción desde distintos partidos políticos, me parece que vamos en el buen camino. Y si el movimiento sindical también forma parte, desde Hugo Moyano a Hugo Yasky, está muy bien. Estamos empezando con los cimientos.

-¿Qué significa la presencia de Hugo Moyano en el encuentro de San Luis? Para algunos analistas, en términos electorales el gremialista de los Camioneros es “pianta votos”. Pero para el peronismo es muy importante y para el sindicalismo, también.

-El movimiento obrero organizado es la columna vertebral del movimiento nacional, popular y democrático. Por lo tanto, un movimiento obrero unido, organizado y solidario, es la base de la construcción política de 2019.

-La inflación sigue aumentando y el contexto internacional ayuda muy poco. ¿Cómo ve el estado de la economía? ¿Y qué tanto puede influir en las presidenciales del año próximo?

-Veo que se agudizan de manera extraordinariamente perversa los desequilibrios macroeconómicos. Estamos con un número recórd de déficit de balanza comercial en el mes de enero de 2018, y a su vez tenemos un acumulado de 8500 millones de dólares de déficit de balanza comercial de 2017. Tenemos 28500 millones de dólares de balance de cuenta corriente del año 2017. Tenemos una tasa de crecimiento de la economía, durante el año 2017, que no alcanza a compensar la caída del ingreso por habitante que se registró durante el bienio de gestión de Cambiemos. Tenemos una tasa de inflación que está descontrolada. A nivel precios mayoristas hemos tenido en dos meses consecutivos, en un bimestre, una acumulación superior al 4%. La última medición es de 4,6%. Entonces, lo que podemos observar es un déficit enorme de la administración económica del propio gobierno. Si uno evalúa el acumulado del índice de precios (al consumidor) del bienio, da aproximadamente 62%. Y cuando se mira eso en relación a los deciles de la sociedad de menores ingresos, da cerca de 92% acumulativo. En resumen: con la combinación de tarifazo, 77.000 pérdidas de empleo de base industrial, apertura indiscriminada de las importaciones, destrucción del aparato productivo local y grandes deficiencias en el volumen de las exportaciones, observamos que se sigue profundizando el deterioro de los déficits gemelos: comercial y de cuenta corriente. Estamos ante un problema extremadamente serio. Una crisis muy seria del sector externo. Y vemos una incapacidad objetiva para enfrentar esto por parte del gobierno.

-A través del equipo que comanda Marcos Peña, y con la figura de Jaime Durán Barba por detrás, el gobierno busca instalar que el peronismo es el pasado y Cambiemos el presente y el futuro. Para eso utilizan a los trolls. Pero también las mediciones cualitativas, los focus group permanentes, los datos que obtienen de las redes sociales y las plataformas de búsqueda. El objetivo del macrismo, se sabe, es apuntar sobre el electorado menos politizado, no ideologizado. Pero lo que sí está claro es que Cambiemos está muy atento a los cambios culturales y a los nuevos fenómenos sociales. ¿Le preocupa que el peronismo pueda sonar desactualizado para una franja importante de la sociedad?

-El peronismo siempre fue adelantado a los tiempos. La República Argentina pudo generar todo un sistema de radarización del país con tecnología nacional. Fue obra del peronismo. La energía nuclear en la Argentina la desarrolló el peronismo. La producción aeronáutica, la marina mercante, fueron desarrolladas por el peronismo. La mayor inversión en ciencia y tecnología del país, con 1000 científicos repatriados y dos satélites lanzados por ARSAT, fueron una iniciativa del gobierno de Cristina. Lo mismo que el tema de Atucha 3 en materia de energía nuclear. Nosotros creemos, objetivamente, que el desarrollo de la innovación tecnológica lo hicimos nosotros. Yo quisiera ver cuál fue el desarrollo científico-tecnológico que han producido o promovido desde este gobierno. La verdad, no lo veo. Han bajado el presupuesto de Ciencia y Tecnología, han bajado el presupuesto educativo, han eliminado prácticamente el otorgamiento de net-books y de libros a los chicos y a las escuelas. Hablan de mejorar la calidad educativa con la reducción del presupuesto. El gobierno de Cambiemos es una contradicción permanente.

-A partir de algunos fallos recientes de la Justicia comenzó a ganar fuerza una interpretación que advierte sobre el inicio de un giro del Poder Judicial en su relación con el gobierno. Me refiero al fallo de la Corte Suprema que anuló la pretensión del gobierno de que un Tribunal Oral Federal bastante amañado, el TOF9, interviniera en la causa por encubrimiento a Irán que ahora pasa a juicio oral, con Cristina imputada. O el fallo que ordenó la excarcelación del empresario Cristóbal López. Además del fallo que echó para atrás la prisión domiciliaria al represor Miguel Etchecolatz. ¿La Justicia percibe algo en el futuro y se está preparando?

-Es muy difícil percibir cuál es la interpretación de los hechos de carácter social por parte de la Corte Suprema y de la administración de Justicia en general. Lo cierto es que la administración de Justicia ha cometido tropelías que vulneraron claramente el funcionamiento del Estado de Derecho. Cuando se viola el debido proceso, cuando se violan las garantías constitucionales… Objetivamente, la administración de la justicia no ha existido en el marco de los parámetros que deben existir en un Estado de Derecho. La verdad que estos fallos que usted menciona no me permiten a mí hacer un juicio de valor respecto de cuál es la percepción de los hechos sociales. Lo que sí digo es que los excesos cometidos, desde el punto de vista de las privaciones flagrantes a las garantías constitucionales, exigen una reforma profunda del sistema judicial y de la administración de justicia. Porque muchas veces las arbitrariedades manifiestas se conocen solamente en casos resonantes, pero no sucede lo mismo con cerca del 40% de los casos, en los que observamos a personas encarceladas sin fallo firme, sin condena firme. No puedo interpretar cuál es la visión que tienen ellos. Lo que sí digo es que han cometido tropelías en la administración de justicia.

Read More

Alberto Fernández, un hacedor de fracasos

(por Ignacio Cantala) El sistema político representativo expresa en su composición las relaciones de fuerza e intereses de los diversos actores de la sociedad. Una de las variables de su ordenamiento radica en el sistema electoral, donde la sociedad mediante la elección popular determina quienes interpelan de mejor modo su propia visión del país y el mundo. El voto siendo el más democrático y digno no es el único de los modos de pertenencia al sistema político.

Las otras maneras de pertenecer o acceder encuentran su obvia respuesta en los mecanismos de los factores de poder para ubicar sus propios representantes. En esta caracterización radican las acusaciones que se lanzan dirigentes políticos cuando acusan a otra de tener coraje para asumir la defensa de sus representados. Sobre todo, aquellos que acceden por el voto popular y pasan a representar otros intereses.

La novedad más importante del verano del 2018 viene siendo la coincidencia acerca de la unidad del peronismo o unidad opositora. Cada espacio del peronismo tiene su vocero para exponer sus condiciones, límites o método para avanzar en ese proceso.

Lo llamativo resulta la reaparición de un actor que aún no representando ningún espacio del peronismo, ninguna organización, ninguna construcción política relevante aparece en los medios de comunicación como eslabón central de la unidad. Mirando la foto de apertura del encuentro en la UMET se encuentra rápidamente a quien no fue elegido en ninguna organización gremial ni elección popular. Pese a ello, Alberto Fernández está ahí. Erguido, digno, con una moral de acero y con una capacidad política innegable.

Observar su trayectoria política de los últimos veinte años permite desentrañar su inalterable presencia, incluso cuando su última candidatura fue en el año 2000 como legislador de la lista que llevó a candidato a jefe de gobierno de la ciudad a Domigo Cavallo.

Jefe de gabinete plenipotenciario durante los gobierno de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, era el interlocutor con el Grupo Clarín hasta que el equilibrio entre ser interlocutor y representante del Grupo estalló por el aire con el conflicto con las patronales agrarias en el 2008.

En la Ciudad de Buenos Aires su acción política fue determinante para el triunfo de Macri en el 2007. Quizás sus críticas de hoy busquen redención de ese pecado originario, pero nadie lo cree. Su apuesta por Filmus en contra de Telerman terminó fracturando el espacio progresista de la Ciudad y garantizando el triunfo del PRO.

Sus “éxitos” políticos luego se encadenaron con dirigentes que venían de su mano: Romina Picolloti, Héctor Capaccioli, Graciela Ocaña o Martín Lousteau. Llegaban de su mano, pero los soltaba antes de que sus caídas lo arrastraran. De su cabeza surgieron también los acercamientos con Luis Juez, Urtubey y Binner, en algunos casos con consecuencias desastrosas y aún no superadas por el kirchnerismo, como en la provincia de Córdoba.

Todos coinciden que el kirchnerismo como identidad política se consolidó durante el conflicto con las patronales agrarias. Ese conflicto determinó posicionamientos políticos innegociables para el kirchnerismo, y fue allí donde se afianzó la fuerza política que en los años posteriores llevaría adelante las medidas de justicia social más importantes de los últimos 50 años.

Ese fenómeno coincidió con la salida de Alberto Fernández del gobierno de Cristina Kirchner. Luego vendrían sus delirantes análisis acerca de su condición de fundador y exegeta de las acciones políticas del gobierno que había abandonado, del estilo “esto no es lo que queríamos en el 2003” o cosas semejantes. Lo cierto es que el kirchnerismo como identidad se consolidó post Alberto Fernández.

Si no representa al voto popular, ni a trabajadores organizados sindicalmente, si no representa una construcción política, entonces Alberto Fernández representa a una facción de los grupos de poder.

Como es sabido, el Presidente Macri logró aglutinar a las diversas facciones del poder dominante en contra del kirchnerismo. Luego de asumido su plan económico manifestó un acuerdo con el sector del capital transnacional en desmedro de los sectores del capital nacional, fundamentalmente los sectores vinculados a la producción que se vieron afectados por la consolidación del esquema de valorización financiera.

En esta disputa al interior de los sectores dominantes nacen muchos de los experimentos de la vida política nacional. De pronto, actores políticos se van de sus espacios, fraccionan el espacio nacional y popular y plantean una construcción alternativa. Sin importar su éxito electoral, su finalidad se cumple por el sólo hecho de fracturar el espacio al que pertenecían.

Massa en el 2013 y Randazzo en el 2017, con sus matices, entran en esta lógica que tiene como común denominador a Alberto Fernández.

Incluso con Massa lanzado en su candidatura junto a Stolbizer, en una oferta electoral que buscaba disputar votantes del universo de Cambiemos, Alberto Fernández pasó a ser jefe de campaña de Florencio Randazzo, cuya candidatura disputaba votos al interior del universo del campo nacional y popular. No resulta difícil analizar sus intenciones y los intereses de quien representa.

Alberto maneja sus declaraciones y movimientos políticos con la sabiduría de quienes siempre estuvieron y con la capacidad política de los que se mantienen sin someterse nunca a una elección popular. Su presencia en el sistema político es análoga a su construcción: siempre individual, y a su “éxito”: la permanencia. Marche un imán en la heladera que rece “eso de durar y transcurrir no nos da derecho a presumir, porque no es lo mismo que vivir, honrar la vida”.

Read More

Cuervo Larroque: “La unidad se tiene que dar entre los que tienen una actitud de oposición al macrismo”

El diputado nacional y dirigente de La Cámpora, Andrés Cuervo Larroque, se refirió a la posible unidad del peronismo: "Me parece que la palabra clave es oposición, oposición es el sentido que debe tener la unidad", describió. "La gente está pidiendo unidad para frenar esta locura. Unidad opositora. No una oposición gestual", dijo. Su mirada sobre Hugo Moyano, Sergio Massa y Florencio Randazzo.

En una entrevista con el portal AGENCIA PACO URONDO, Larroque advirtió que hay muchos dirigentes justicialistas "que están entusiasmados con llevar el peronismo hacia la nada". "Si el peronismo pierde claridad respecto de lo que debe representar, que es al conjunto del Pueblo, a los trabajadores, a los humildes, a la producción, me parece que ahí hay un descafeinamiento del movimiento nacional y popular", analizó.

El dirigente de La Cámpora se refirió al posible rol de Cristina de cara a 2019: "Creo que ella se ha puesto en el lugar de armadora. Lo planteó antes de esta elección de 2017. Lo dijo públicamente y en privado. No era su idea ser candidata", recordó. "Ella (por CFK) no va a ser obstáculo, pero hay que ser sinceros y observar quienes pueden concentrar la atención del electorado. Porque lo peor que podemos hacer es una propuesta que se convierta en sparring de Cambiemos", aseveró.

Además, Larroque se refirió a otros dirigentes del peronismo, como Sergio Massa, del Frente Renovador: "Massa expresa sectores del poder económico local que tienen coincidencias con el actual gobierno, pero también sectores que también tienen diferencias. Algunos de ellos necesitan un mercado interno consolidado. Son discursos nacionalistas pero conservadores. Sectores que supimos representar y que hoy tenemos más dificultades", describió.

En esa misma línea, se refirió a Florencio Randazzo, quien también decidió enfrentar al kirchnerismo en las elecciones del año pasado: "Randazzo en esta última elección ocupó lamentablemente este lugar: el de tener un vínculo con el sistema. Creo igual que esta elección ya pasó y hay que mirar la que viene", propuso Larroque.

Por último, volvió a tirarle flores a Hugo Moyano, el dirigente sindical que cada vez está más enfrentado con el gobierno de Cambiemos: "Moyano tuvo un rol importantísimo en los 90 y también durante los gobiernos de Néstor y Cristina", señaló. "Está claro que el gobierno de Mauricio Macri quiere destruir toda organización sindical. Quiere destruir toda organización de la sociedad", siguió.

Read More

Otro negocio macrista: para Pino Solanas, se pagaron sobreprecios del 34% en la compra de trenes

El senador nacional por Proyecto Sur aseguró que el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, pagó 1,5 millones de dólares por vagón, cuando hace dos años se pagaron 1,1 millón. "En esta operación hay corrupción indudablemente, porque se trata del mismo coche eléctrico y el mismo fabricante", describió Solanas.

En diálogo con radio 10, el legislador siguió: “Se autoriza la compra directa a una empresa estatal china de 200 coches eléctricos para reemplazar a 20 formaciones Toshiba de la Línea Roca". Por esos vagones se pagarán un 34% más que durante la gestión kirchnerista. El macrismo abonó 300 millones de dólares.

Además, Solanas cuestionó la destrucción de la industria ferroviaria nacinal: “La compra incluye repuestos, herramientas, documentación, servicio técnico, capacitación , funcionamiento y mantenimiento de las unidades, por tanto con esta compra se excluye absolutamente a la industria ferroviaria nacional. Esto viene de lejos. Viene de lejos porque nosotros criticamos firmemente los acuerdos con China, porque se compra sin licitación”, aseguró.

“Han dejado de lado la extensión del tren Rosario-Córdoba que estaba previsto en el Gobierno anterior ni qué hablar de Cordoba-Tucumán. Se acabó el interés por la línea Buenos Aires-Posadas, y Buenos Aires-Mendoza y solo priorizan los ramales a Mar del Plata y Rosario”, cerró Solanas.

Read More

Randazzo se suma al llamado de unidad del peronismo

En concordancia con lo expresado por varios referentes del peronismo, el ex ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, pidió un espacio de diálogo dentro del movimiento que incluya a Cristina Fernández de Kirchner y Sergio Massa. "Se va a dar", afirmo.

En una entrevista que brindó para el medio Infobae desde Valeria del Mar, Florencio Randazzo analizó la actualidad y el futuro del peronismo. Acerca de la posibilidad de armar un frente que incluya a Cristina Fernández de Kirchner y Sergio Massa, agregó: “Hay que ir todos juntos y acompañar al que salga del consenso o de las primarias”. Sobre su rol en el movimiento, el ex ministro señaló que “nunca” se movió del peronismo y que “siempre” se sintió dentro del partido.

Dias atras, Gustavo Menendez, presidente del PJ Bonaerense e intendente de Merlo, prometió que su mandato encabezaba “un nuevo proceso de unidad, de renovación”. En la misma linea, el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, señaló este domingo que es “el momento de reconstruir el PJ”, y resaltó que la ex presidente tiene “muchas ganas de construir un gran frente electoral”.

Read More

Florencio Randazzo se sumó a las críticas a Bonadio: “Es un disparate”

El candidato a senador por el Frente Cumplir se sumó al rechazo a la resolución del juez macrista Claudio Bonadio. "Es un disparate", aseguró. Desde todos los sectores del peronismo bonaerense se plegaron a las críticas al magistrado.

“Lo dije en febrero de 2015. Y sigo pensando exactamente lo mismo”, escribió Randazzo en Twitter. El tuit citado fue el siguiente: “La imputación a @CFKArgentina por un memorándum que fue público y ratificado por el parlamento nacional es absolutamente un disparate".

Lo dije en febrero de 2015. Y sigo pensando exactamente lo mismo. https://t.co/9zJHBSSLeC

— Florencio Randazzo (@RandazzoF) 7 de diciembre de 2017

En la misma línea se expresaron otros dirigentes de Cumplir. Por ejemplo, Alberto Fernández describió que "es muy grave lo que está pasando. Todos los ciudadanos deberíamos salir a la calle a defender el Estado de Derechos. Todos, incluso los que votaron al macrismo. Esto es una injusticia", siguió.

Por su parte, dirigentes del Movimiento Evita como Leonardo Grosso y el Chino Navarro también cuestionaron a Bonadio y pidieron terminar con la "persecución a los dirigentes que se oponen al ajuste". Además, llamaron a la marcha de esta tarde en Plaza de Mayo.

Read More

El peronismo bonaerense se unió para defender a Cristina y cuestionar a Bonadio

En las redes sociales y a través de comunicados públicos, los diferentes espacios del peronismo de la provincia de Buenos Aires salieron a respaldar a la senadora electa Cristina Fernández de Kirchner y a los dirigentes kirchneristas perseguidos por el juez oficialista Claudio Bonadio. Los apoyos llegaron desde Gustavo Menéndez, nueva conducción del PJ provincial hasta Felipe Solá, Florencio Randazzo y el Movimiento Evita.

Desde el espacio que lleva el nombre "Unidad y Renovación", que incluye a Gustavo Menéndez, intendente de Merlo y nuevo titular del PJBA, aseguraron: "Expresamos nuestra preocupación respecto a lo que está sucediendo con sectores del Poder Judicial en la Argentina".

"Estamos convencidos que la voz de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner será fundamental en el Senado y reiteramos que el Poder Judicial debe ser una garantía para que esto suceda, no un instrumento utilizado para callar y limitar la democracia", dijeron los alcaldes.

Por su parte, otro grupo de intendentes del interior de la provincia escribió: "No es una decisión aislada. Es la consolidación de un ataque y persecución política, mediática y judicial que viene llevando adelante el Gobierno de Macri en alianza con la justicia y grupos concentrados de poder". Ese comunicado lleva las firmas de los jefes comunales de San Antonio de Areco, Tapalqué, Capitán Sarmiento, Roque Pérez, González Chávez, Laprida, Alberti, Mercedes, Punta Indio, Colón y 25 de Mayo.

Las críticas a lo realizado por la Justicia no terminaron con los cuestionamientos de sectores más próximos al kirchnerismo. Desde el massismo y el randazzismo también se hicieron oir: "Un nuevo atropello al Estado de Derecho. La judicialización de la política es un camino de ida. Y el revanchismo ciego también lo es", dijo la dirigente de Cumplir Florencia Casamiquela. Por su parte, Florencio Randazzo citó un tuit de 2015: "La imputación a @CFKArgentina por un memorándum que fue público y ratificado por el parlamento nacional es absolutamente un disparate".

En la misma línea se expresaron dirigentes del Movimiento Evita, como Leonardo Grosso o el Chino Navarro. Ambos llamaron a participar de la convocatoria de esta tarde en plaza de Mayo.

Por último, también Solá, del Frente Renovador, se sumó a las críticas a Bonadio: "Una locura que solo un no-juez como Bonadio puede usar para hacer los deberes. Y vengarse", escribió en Twitter.

Read More

Katopodis y los “twits favorables” a su gestión

Papelón en San Martin. Una usuaria de twitter, filtro un mensaje de texto de gente cercana al intendente de San Martin, Gabriel Katopodis, donde manda a sus trolls a contestarle al programa de Mirtha Legrand.

Preocupados por la situación en materia de inseguridad que golpea a los vecinos de San Martin, desde la intendencia mandan a la militancia a bancar al intendente en la red social Twitter. Si hay inseguridad que no se note.

“Hoy a la noche en el programa de Mirtha Legrand van a estar el hijo de re mil de Baby Etchecopar (siempre nos atiende) y el Dr Lino Villar Cataldo (médico paraguayo que asesinó un pibe cuando le quisieron robar el auto en la puerta de su consultorio en Barrio Libertador”, dice el mensaje que una usuaria filtro en twitter, de gente cercana al intendente de San Martin, Gabriel Katopodis, que busca combatir la inseguridad en las redes.

A su vez, el mensaje explica que la dupla Etchecopar – Villar Cataldo en lo de Legrand, resulta “una combinación que seguramente será muy negativa para Gabriel (Katopodis)”, quien en los comicios del domingo pasado se ubicó cuarto en el municipio, atrás de Cambiemos, Unidad Ciudadana y el frente Un País.

Al final del mismo, el mensaje pide “Por favor si tienen cuentas de twitter pueden intervenir dejando twits favorables” sobre la gestión de Gabriel Katopodis en seguridad, y hasta le pide a sus trolls que vuelquen sus mensajes en twitter “de la siguiente manera”, y pasa detallar dos modelos a elegir:

“@mirthalegrand en San Martin solo se ven patrulleros del municipio, de la provincia casi nada”; y “@mirthalegrand el intendente de SM puso 3 veces más patrulleros q la provincia”. A la hora del programa de Mirtha Legrand, aparecieron los twits bancando la gestión del intendente en materia seguridad, tal cual lo pedía el mensaje.

Read More

“Esta súper instalado que la campaña de Florencio Randazzo tuvo el respaldo del Gobierno”

En la mesa de 'Animales Sueltos' confirmaron al aire el pacto electoral entre Mauricio Macri y Florencio Randazzo para perjudicar a Unidad Ciudadana. Mirá el video.

En la mesa del programa de Alejandro Fantino, repasaron el audio donde Emilio Monzó reconoce que sin el papel que jugó Florencio Randazzo en las elecciones del 2015, y en las legislativas actuales, “cambiaba la historia”.

Fue entonces cuando el periodista Gerardo 'Tato' Young, señalo que “está súper instalado que la campaña de Florencio Randazzo de ahora, dentro del PJ, tuvo el respaldo del Gobierno”, lo que provoco la pregunta de Sergio Berensztein, “En qué sentido 'respaldo', ¿Plata?”, lo increpó, “Si”, afirmó Young, “ayuda, afiches, espacios, ¿Nadie lo escucho eso acá?”.

Luego, Fantino sacó su celular y leyó un mensaje de una "persona ligada a la política", que agrega que "las boletas de Randazzo y las de Cambiemos se repartían, casa por casa, con la misma empresa de correo". Mirá el video.

Read More