Ishii le responde a CFK “nos hubiera llamado antes, ahora está fuera de tiempo”

En el día de ayer, la conductora del Frente para la Victoria, Cristina Fernández de Kirchner, mantuvo una reunión con los intendentes de la provincia de Buenos Aires, en el instituto Patria.

Al cónclave kirchnerista, asistieron 52 de 55 alcaldes municipales. Uno de los ausentes fue el intendente de José C. Paz, Mario Ishii.

Hoy el barón del conurbano, hizo declaraciones públicas sobre los motivos de su faltazo y aseguró que "está fuera de tiempo hablar de política ahora porque hay una crisis severa y la gente no llega a fin de mes".

"Está fuera de tiempo hablar de política ahora porque hay una crisis severa y la gente no llega a fin de mes. Nos hubiera llamado antes, ahora está fuera de tiempo", se quejó en intendente.

"Esto se tendría que haber hecho antes de las elecciones, no llamar a los intendentes cuando nunca antes nos llamó, y lo hace ahora después de haber perdido el país. Por eso, para mi está fuera de tiempo político. Hay una crisis social terrible, estamos bajo agua y barro hace 20 días, estamos viendo cómo salir. Ya habrá momentos para ir a una reunión política, además hoy tenemos problemas inflacionarios terribles", disparó.

Por otra parte hizo referencia a su relación con el kirchnerismo y sostuvo que "yo soy kirchnerista de Néstor Kirchner porque me parece que hizo un gran gobierno. El gobierno de Cristina Fernández para mi no fue tan bueno, aunque continúe teniendo relación con ellos".

"Es más, dos meses antes de la elección, le dije (a la ex presidenta) que estaba perdiendo por 5 puntos y no hizo nada. Después, le fui a decir que estaban mal hechas las listas y tampoco hizo nada. Están equivocados totalmente, no han aprendido nada", disparó el intendente.

Dijo además que "el que me convenció fue Néstor, y después ayudé a Cristina a terminar su mandato. Se lo dije a ellos, con Máximo me he reunido más de 20 veces para decirles que estaban haciendo las cosas mal, no quisieron que ganara Daniel Scioli. Hay actitudes que había que tomar antes, ahora estamos con una crisis social bastante pesada con problemas muy severos".

Sobre la conducción del PJ, el barón consideró que "se va a acomodar con el tiempo".

Read More

La configuración del peronismo bonaerense

Los intendentes peronistas del conurbano bonaerense, que se relacionan en una forma muy dispar con los gobiernos nacional de Mauricio Macri y provincial de María Eugenia Vidal, han creado en el esquema de poder del peronismo municipal dos espacios antagónicos y un tercero que se encuentra entre ambos extremos y oscila según la temática en discusión frente a los gobiernos de Cambiemos, aunque en todos los distritos comparten la necesidad del giro de recursos, lo que modera sus posiciones.

A tres meses de la asunción de Vidal en la Provincia luego de 28 años de gobiernos peronistas, el conglomerado homogéneo que configuraban los intendentes como fuerza de apoyo territorial del Frente para la Victoria (FpV) ya no existe más y se encuentra dividido en tres espacios con límites muy endebles y un cuarto que estaría conformado por aquellos jefes comunales que pertenecían al FpV y en 2013 se fueron al Frente Renovador de Sergio Massa.

Todavía golpeados por la derrota electoral pero con un panorama más claro que al momento de discutir el Presupuesto bonaerense en los primeros días del año, los líderes municipales que aún bregan en el peronismo se dividen en tres sectores: el kirchnerismo, los dialoguistas críticos y los justicialistas.

En el kirchnerismo, el espacio que propone una oposición más dura al Gobierno y reafirma la conducción de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, se encuentran los intendentes Jorge Ferraresi (Avellaneda), Patricio Mussi (Berazategui), Walter Festa (Moreno), Mario Secco (Ensenada), Ricardo Curutchet (Marcos Paz) y Aníbal Regueiro (Presidente Perón).

En la vereda de enfrente, con una posición de apertura y "diálogo responsable" ante los gobiernos de Cambiemos, varios intendentes peronistas del Conurbano optaron por distanciarse del kirchnerismo sin irse del PJ y tener una postura cercana a los diputados nacionales del bloque Justicialista y a la que impulsa el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey.

En ese espacio justicialista cercano al macrismo, se encuentran varios intendentes peronistas como Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Juan Zabaleta (Hurlingham), Gustavo Menéndez (Merlo), Gabriel Katopodis (San Martín), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Fernando Gray (Esteban Echeverría), Mario Ishii (José C. Paz) y Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas).

A pesar de que en el inicio del año, este grupo contaba con el apoyo de los intendentes de mayor peso en el PJ como Alberto Descalzo (Ituzaingó), Julio Pereyra (Florencio Varela), Alejandro Granados (Ezeiza) y Verónica Magario (La Matanza) junto al ex jefe comunal y titular del PJ bonaerense Fernando Espinoza.

Con el paso del tiempo y los efectos de las primeras medidas del gobierno nacional y Provincial, Magario y Espinoza abandonaron las declaraciones contra el macrismo y pasaron a la acción territorial contra el aumento de las tarifas eléctricas, lo que marcó un camino para parte de ese sector que si bien abandonó una posición de equilibrio permanente tampoco se unió a la oposición férrea que propugna el kirchnerismo.

La última demostración de que cada uno de los intendentes atienden su propio juego y cada vez existen más diferencias entre ellos según las urgencias de las arcas municipales fue la reunión del pasado jueves de la Federación Argentina de Municipios (FAM) en Formosa, donde Magario y Pereyra asistieron mientras que en paralelo, en la Capital Federal, otro grupo encabezado por Insaurralde se reunió con la ministra de Desarrollo Social de la nación, Carolina Stanley.

En ese mismo momento, Ferraresi, uno de los portavoces actuales del kirchnerismo, recibía a ex funcionarios nacionales para continuar con los preparativos del plenario del FpV el próximo 19 de marzo en Avellaneda.

El esquema atomizado del peronismo en el Conurbano se completa con los massistas Joaquín de la Torre (San Miguel), Luis Andreotti (San Fernando), y Julio Zamora (Tigre).

En las últimas elecciones, el frente Cambiemos logró arrebatarles bastiones históricos al peronismo como Tres de Febrero, Lanús, Quilmes, Berisso, La Plata, General Rodríguez y San Vicente y ahora ya están avanzando para disputar el poder desde la institucionalidad en una FAM paralela.

Read More

Intendentes del PJ buscan una lista de “unidad”

En la recta final hacia el Congreso del Partido justicialista que se realizará el próximo miércoles en Obras Sanitarias, una parte de los intendentes peronistas de la primera sección electoral de la provincia de Buenos Aires, se reunieron ayer en el municipio de Ituzaingo.

Del encuentro participaron los tres sectores del peronismo que están en pugna. El peronismo tradicional o conservador, quienes representan el espacio de conciliadores o "dialoguistas" respecto del gobierno de Mauricio Macri e intendentes claramente identificados con el kirchnerismo.

"Lo ideal sería una lista de unidad para evitar que se intervenga el partido, aunque no se resuelvan todos los debates políticos”,  sostuvieron  fuentes cercanas a los jefes comunales luego de finalizado el encuentro.

De la cumbre participaron los intendentes: Alberto Descalzo (Ituzaingó), Gabriel Katopodis (San Martín), Juan Zabaleta (Hurlingham), Mario Ishii (José C. Paz), Gustavo Menéndez (Merlo), Walter Festa (Moreno), Leo Nardini (Malvinas Argentinas), Ariel Sujarchuk (Escobar) y Juan Ustarroz (Mercedes).

Read More

Los barones que sobrevivieron al domingo

"Soy el único barón del conurbano que la gente eligió una vez más" dijo el intendente de José C Paz, Mario Ishii (FpV), quien sacó el 47,9%, según el escrutinio provisorio del domingo pasado. Si bien quedaron pocos, el jefe comunal del poncho no es el único sobreviviente a la histórica renovación de jefes comunales que se produjo este año entre las Primarias y las generales del domingo.

En total podemos hablar de siete apellidos que estirarán la permanencia en sus distritos hasta el 2019. Aunque, a diferencia de Ishii, el resto preferiría quitar del CV la cantidad de períodos, ahora que el electorado le dio la espalda a quienes se presentan de manera indefinida.

El dirigente que está hace más tiempo es Julio Pereyra (FpV). El intendente conduce Florencio Varela desde 1992, cuando asumió de manera interina. Desde esa parte hasta acá logró siete mandatos consecutivos y en 2019 totalizará 27 años al frente del municipio del sur. Este domingo se impuso con el 39,48% de los votos, doce puntos arriba del segundo.

Ezeiza y Alejandro Granados (FpV) son sinónimos. El ministro de Seguridad provincial se presentó y ganó en todas las elecciones del distrito desde su creación, en 1995. Con el 49,61% acaba de adjudicarse el sexto período. Al igual que en 2011, como primera concejala puso a su esposa, Dulce Granados. Si Scioli llegara a requerirlo nuevamente, el sheriff dejará a su mujer en el Palacio Municpal, como lo hizo en 2013.

Otro de los que está desde el origen de los tiempos es Alberto Descalzo (FpV). El alcalde de Ituzaingó también agarró la manija en 1995 y acaba de lograr la sexta reelección. Aunque este domingo apenas salvó el pellejo por dos puntos. Sacó el 34,95% contra el 32,97% del candidato de Cambiemos Osvaldo Marasco.

En San Miguel, Joaquín De la Torre (FR) está al frente del distrito desde 2007 y se acaba de garantizar el tercer mandato. Pese a que había perdido las Primarias, superó la elección con el 41,24% de los votos. El armador provincial del massismo fomentó abiertamente el corte de boleta, lo que le sirvió para convertirse en el único barón del Frente Renovador que revalidó el cargo este domingo.

A estos cinco barones hay que sumar al joven Juan Patricio Mussi (FpV). El jefe comunal de Berazategui ganó su segunda elección con un contundente 55,06%, complementando la de 2011. Asimismo está al frente desde un año antes, ya que en 2010 reemplazó interinamente a su padre, Juan José Mussi. El actual diputado provincial condujo el municipio por primera vez en el período 1987-1994, luego tuvo dos mandatos más entre 2003-2010 hasta que asumió como Secretario de Ambiente. La portación de apellido coloca a "Pato" en la lista de barones que siguen. Pero no es el único clan del conurbano.

Los Posse manejan San Isidro desde la vuelta de la democracia. Si bien Melchor se formó en el radicalismo, él y su hijo Gustavo Posse (Cambiemos) aprendieron a moverse como auténticos barones. Camaleones de la política, se han acomodado en los distintos sellos que pulularon por la Provincia, incluso el FpV. Gustavo logró este domingo un masivo apoyo de los vecinos, que lo eligieron por el 51,67%.

Más allá de las continuidades arriba expuestas, la actual renovación dirigencial en la Provincia es histórica y tiene múltiples explicaciones que no pueden acotarse solamente al rechazo del electorado a la reelección indefinida de los intendentes, que por ahora no tiene ley que lo limite. El correr del tiempo y el devenir político mostrarán si 2015 fue el año de quiebre para la era de los barones o si los nuevos jefes comunales emularán a sus predecesores.

Read More