Madres de Plaza de Mayo se oponen al retorno del avión de los “vuelos de la muerte”

La organización de Derechos Humanos propusieron que la nave que partió a la Argentina se “funda en hierro” y recordaron que siempre estuvieron en contra de hacer la muerte un show”.

En un comunicado titulado “No queremos el avión de los vuelos de la muerte”, la Asociación Madres de Plaza de Mayo se pronunció en contra del retorno al país del avión que fue utilizado para la desaparición y asesinato durante la última dictadura, una gestión del gobierno nacional para la nave sea repatriada desde Estados Unidos y exhibida en la ex Esma.

“Las Madres rechazamos y repudiamos que el avión desde el cual nuestras tres compañeras (Azucena Villaflor de De Vicenti, Mary Ponce de Bianco y Esther Ballestrino de Careaga), fueron arrojadas vivas a las aguas luego de ser secuestradas por la dictadura genocida, sea repatriado desde Estados Unidos y llevado para su exhibición en la ex-ESMA”.

En ese marco, cuestionaron la gestión con el país del norte. “Nos repugna que Estados Unidos envíe esa nave a nuestro país como si los diferentes gobiernos de Estado no hubieran tenido nada ver que con el genocidio y la cadena de complicidades empresariales, políticas y diplomáticas que lo hicieron posible” sostuvieron.

“En vez de exhibirlo como un trofeo de la memoria, queremos que se funda su hierro para convertirlo en un Pañuelo Blanco gigante, que honre nuestra lucha”, propusieron y apuntaron que “las Madres siempre estuvimos en contra de hacer de la muerte un show”.

El avión, un Skyvan PA-51 utilizado por la Prefectura, era utilizado como un instrumento de desaparición y asesinato por parte de la dictadura militar, que gobernó la Argentina desde 1976 hasta 1983, en el marco de lo que se conocieron como “vuelos de la muerte”. Despegó este sábado desde Estados Unidos y llegaría en la próxima semana al Aeroparque Internacional Jorge Newbery de la ciudad de Buenos Aires.

La aeronave era propiedad de un empresario estadounidense que tuvo conservó sus piezas originales y se encontraba actualmente en un hangar de la ciudad estadounidense de Dekalb -cercana a Chicago- en proceso de reconstrucción y puesta a punto. Las autoridades de la cartera económica destacaron que el dueño “conservó documentación de vuelo original desde que el avión se encontraba en la Argentina” en la década del 70.

El comunicado completo:

Read More