Se conocen más pruebas del golpe de Estado suave en Brasil

Romero Jucá, uno de los principales articuladores del proceso de impeachment de Dilma Rousseff, apartada del poder el 12 de mayo pasado, renunció a su cargo como ministro de Planificación y senador del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMBD) tras la difusión de un audio que perjudica el gobierno provisional de Michel Temer en esa nación sudamericana.

El audio difundido, data de marzo pasado, y se halla ahora resguardada por la Fiscalía de la República, Jucá dijo al expresidente de la compañía Transpetro, Sérgio Machado, que un juicio político a la presidenta Dilma Rousseff sería la mejor forma de obstruir la investigación sobre corrupción en la petrolera estatal Petrobras. Tanto Jucá como Machado están siendo investigados en el escándalo de desvío de recursos de Petrobras.

En la conversación, Machado pide a Jucá que monte “algo” para protegerlo y para frenar el avance de la investigación en su contra desde un posible nuevo Gobierno.

“Tenemos que resolver (…) Tenemos que cambiar el Gobierno para frenar la sangría”, asegura Jucá, citado por TN, añadiendo que las investigaciones sobre la corrupción en el PMDB “no pueden estar en la mano del juez Moro”.

El intercambio telefónico dura poco más de un hora, y Jucá habla de construir un pacto nacional desde el nuevo Gobierno, con los miembros del Tribunal Supremo Federal de Brasil, pero apunta a las dificultades de convencer al magistrado Teori Zavascki, el encargado de dirigir las investigaciones de la Operación Lava Jato desde la Corte Suprema, entre otros miembros del tribunal.

Romero Jucá confirmó la autenticidad de la conversación, filtrada por el diario Folha de S.Paulo. Sin embargo, Jucá niega que su intención fuese frenar la investigación con el presidente interino Michel Temer.

El Gobierno provisional de Temer, conocido el audio, comenzó a evaluar el impacto de una posible salida del ministro de Planificación.

Juca está bajo investigación por acusaciones de corrupción. Había rechazado pedidos de que renuncie, formulados por miembros del Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff y por aliados de Temer, sin embargo, desde hace pocas horas, varios medios hacen eco de la noticia de que ha abandonado sus cargos, sin duda, como resultado de esta inexplicable crisis.

leer más

Repudiaron al canciller del impeachment

Convocados por el Frente Argentino por la Democracia en Brasil, organizaciones como La Cámpora, Peronismo Militante, Partido Comunista Congreso Extraordinario, Nuevo Encuentro, entre otros, se reunieron en la puerta de la Cancillería argentina para repudiar la reunión entre la canciller argentina Susana Malcorra y su homologo de Brasil.

En la movilización también se condenó el reconocimiento del gobierno ilegítimo de Michel Temer por parte del presidente argentino Mauricio Macri, a minutos de conocido el resultado de la votación por la admisibilidad del juicio político fraudulento contra Dilma Rousseff en el Senado brasileño.

Dentro del Palacio San Martín, el canciller brasileño se reunió con Malcorra, mientras unas trescientas personas le gritaron “golpista”, en el primer encuentro oficial que simboliza la sintonía que buscan dos gobiernos afines en América Latina.

“Fuera Temer, fuera Serra”, entonaron en portugués los manifestantes que se reunieron en las afueras de la cancillería en Buenos Aires. Con carteles que mostraban la foto de Serra con la leyenda, “Se Busca- Golpista”, los manifestantes esperaron al canciller brasileño desde temprano.

“Denunciamos el golpe parlamentario, judicial y mediático del que ha sido víctima la presidenta legítima de Brasil, organizado por los sectores más conservadores y concentrados de la sociedad brasileña, con el apoyo de poderosos actores de la geopolítica mundial”, explicaba un documento redactado por el Frente Argentino por la Democracia en Brasil.

Mientras las canciones y los bombos se hacían sentir en el interior del coqueto Palacio San Martín, la canciller argentina dijo con anterioridad que el encuentro con Serra tiene como objetivo trabajar y enriquecer las relaciones entre ambos países, deterioradas en los últimos años en el aspecto comercial.

“La reunión será sentarnos a una mesa de trabajo, comparar notas y ver cómo nos posicionamos desde la región, desde el Mercosur. Hay mucha tarea para hacer", declaró la canciller de Argentina, Susana Marlcorra.

Por su parte el canciller de Brasil indicó que "Argentina tiene prioridad" en la agenda de la política exterior de su país, asegurando que debe comenzar "una nueva etapa" en la relación bilateral y señaló que el Mercosur "debe ser fortalecido".

"Ahora, el gobierno argentino cambió, el gobierno brasileño también, por lo que debemos comenzar una nueva etapa", afirmó Serra.

Serra avaló la candidatura de su colega argentina Susana Malcorra como secretaria en las Naciones Unidas, comentando que ve "con mucha simpatía la posibilidad de una argentina, una mujer argentina, ser secretaria general de la ONU".

leer más