“Tractorazo” en el Ministerio de Agroindustrias por mejoras para pequeños productores

Organizaciones campesinas se movilizan para visibilizar la situación económica y financiera por la que atraviesan. Reclaman que se restablezca el Monotributo Social Agropecuario y el implemento de políticas dirigidas al sector de la agricultura familiar.

Read More

Despidos masivos en Agroindustria: policías en la puerta y prohibición de ingreso

El Ministerio amaneció rodeado de efectivos de la Policía de la Ciudad que se encuentran custodiando el edificio y niegan el ingreso de los trabajadores. Tensión en la puerta de la cartera. El Ministro culpó a la gestión anterior y prometió recortes en el Inta y Senasa.

El Ministerio de Agroindustria, a cargo de Luis Etchevehere, envió 330 telegramas de despidos y desde este lunes la Policía de la Ciudad se encuentra en las puertas del edificio impidiendo el ingreso de los trabajadores.

Los despidos serían en un 50 por ciento en Capital Federal y el resto en las delegaciones de las delegaciones del interior del país.

Desde ATE se rechazó el plan de recorte de Cambiemos, que nuevamente apunta contra los empleados públicos y se espera una fuerte medida de lucha contra los despidos.

El Ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, confirmó "la desvinculación de 330 empleados" de la cartera que dirige y justificó la decisión en que el kirchnerismo "multiplicó por siete" la cantidad de trabajadores de ese organismo.

En declaraciones a radio Continental, el ministro explicó que "en el 2008 el Ministerio tenía 606 empleados y cuando se fue el kirchnerismo lo dejaron con 4.200 empleados. O sea, lo multiplicaron por siete".

"Lo que estamos haciendo es cumpliendo la ley. El Congreso votó una reducción del 10,5 por ciento nominal del presupuesto para el Ministerio de Agroindustria, a lo que hay que sumarle la inflación. Nos tenemos que adaptar a lo que dice el Congreso", aseveró el funcionario, quien prometió más recortes en el Inta y Senasa.

Read More

Ajuste brutal: Agroindustria despedirá a más de 300 personas

El Ministerio que comanda Luis Etchevehere decretó asueto para este viernes sin especificar motivos. Desde ATE advirtieron que es para "evitar situaciones de conflicto ante los despidos" y rechazaron fuertemente la medida contra los trabajadores.

El Ministerio de Agroindustria, a cargo de Luis Etchevehere, despedirá 330 trabajadores. Las autoridades decretaron asueto para este viernes y según trascendió es cuándo comenzarán a enviar los telegramas de despidos.

Las cesaciones serían en un 50 por ciento en Capital Federal y el resto en las delegaciones de las delegaciones del interior del país.

Desde ATE se rechazó el plan de recorte de Cambiemos, que nuevamente apunta contra los empleados públicos. Hasta el momento, los despidos no incluyen a organismos como el SENASA y el INTA.

La cartera argumentó que inicia un programa de reducción de costos, en el marco de "optimizar la utilización de los recursos del Estado Nacional". A lo que la junta interna del gremio de estatales respondió con la emisión de un duro comunicado en el que advirtieron que la situación ha generado “un inevitable clima de zozobra entre más de tres mil trabajadores y trabajadoras que ven peligrar sus fuentes de trabajo”.

En ese sentido criticaron: “A este clima de incertidumbre las autoridades le acaban de sumar un agregado innecesario:  el asueto decretado, sin motivo aparente, para este viernes. No podemos dejar pasar esta incomprensible actitud de las autoridades que, lejos de calmar los ánimos y llevar tranquilidad, parecen estar empeñadas en echarle más nafta al fuego”.

Respecto al asueto otorgado desde el ministerio, sostuvieron que “todos interpretamos que es para evitar situaciones conflictivas frente a eventuales despidos. Si este es un modo de confirmar los rumores, no es, claramente, el más feliz”.

Read More

Macri eliminó vía DNU la obligación de liquidar divisas a exportadores

Tras demandar a los argentinos que "cada uno tiene que ceder un poco", el presidente eliminó la obligatoriedad de la liquidación de divisas para los exportadores.

Gracias al generoso gesto de Macri, el mercado local perderá USD18.791 millones sólo del agro, mostrando a las claras hacia dónde va el modelo Cambiemos y quiénes son sus ganadores y perdedores. El empujón de las elecciones legislativas envalentona al oficialismo que luego de poner al presidente de la Sociedad Rural Argentina en el ministerio de Agroindustria, ahora elimina vía Decreto de necesidad y urgencia la obligatoriedad de la liquidación de divisas para los exportadores.

Al ser consultados sobre la posibilidad de que con esta medida ingresen menos divisas de las exportaciones y que consecuentemente una menor cantidad de dólares en el mercado local provoque un aumento del tipo de cambio, los funcionarios PRO aseguraron que "en la práctica, cuando llevamos el plazo a 10 años, ya no existía esta obligación", y señalan que "la tensión que pueda haber sobre el precio de dólar se va a corregir cuando alguien venda". "Si hay alguna restricción, entonces el precio no es libre", concluyeron.

Hasta la asunción de Mauricio Macri al frente del Ejecutivo, el plazo que marcaba la ley para liquidar divisas a exportadores era de 30 días, luego pasó a ser a 5 años, luego a 10 años, con esta medida directamente se elimina la obligación que tenía este poderoso sector de la economía de liquidar divisas.

Read More

“Tomá mate”: Análisis del conflicto yerbatero

Según un análisis de CEPA este sector, caracterizado por una oferta primaria atomizada y comercialización final oligopolizada el conflicto se centra en las dificultades de los pequeños productores de recibir el precio fijado por el laudo del Ministerio de Agroindustria.

Dicho precio, fijado en octubre de 2016, ya se encontraba en aquel momento por debajo del costo determinado por el INYM, habiendo generado varios conflictos en el transcurso del año pasado por el reclamo de los productores acerca de la inviabilidad de la actividad. Dicho laudo aumentó los precios aproximadamente 10% pero insuficientes respecto de los aumentos de costos (productos químicos importados, salarios y transporte/gasoil).

A pesar del diagnóstico del INYM haciendo hincapié en un supuesto exceso de producción, se observa que no ha habido incremento de ingreso de hoja verde a secadero ni aumento en lo referido a salida a molino sino una sensible caída en las exportaciones.

El crecimiento de la cosecha de yerba mate fue apenas 1,2% superior al del año 2015, mientras que la variación de 2016 en relación a 2015 en lo referido a yerba Mate a salida de Molino ha sido de 0,79%.

Adicionalmente, las falencias en la fiscalización permite que se muela el palo, lo que genera un aumento del palo en paquete, lo que aumenta la rentabilidad de la industria a costa del precio del pequeño productor.

A pesar del “aumento de competitividad precio de la yerba” vía tipo de cambio y quita de retenciones, no hubo un despegue de las exportaciones del complejo yerbatero sino todo lo contrario. La caída fue de 10 millones de kg, es decir, una retracción del 27% en 2016. Adicionalmente y tal como se mencionó anteriormente, dada la alta concentración en la comercialización, en definitiva el beneficio derivado de la devaluación alcanzó solo a un pequeño sector.

Resulta llamativo el diagnóstico de exceso de producción ya que si bien el precio impuesto a los pequeños productores ha caído por debajo del laudado, los precios en góndola van en aumentado. Se observa entonces que el impacto de la caída de las exportaciones pretende hacerse pesar sobre el precio que “de hecho” se paga a los pequeños productores.

Por otro lado, el precio en góndola, como resultado de la devaluación de diciembre último, mostró una evolución por encima de la de los precios al productor. Mientras el precio de la hoja verde puesta en secadero aumentó en el período septiembre de 2016 a marzo de 2017 en el orden del 6,25% y la canchada en 6,49%, los precios en góndola, según el relevamiento de CEPA-Indep, crecieron 12,15%, es decir, casi el doble. Si se considera el período noviembre de 2015 a marzo de 2017, el aumento de precios de hoja verde puesta en secadero fue de 19,44% y la canchada en 21,60%, mientras que los precios en góndola, e incrementaron 32,33%.

Incluso con el kilo de hoja verde a $5,10, no caben dudas que en los primeros tramos de la cadena de producción el atraso en el precio continúa siendo insostenible, a sabiendas que en el eslabón comercial es dónde se dan los mayores márgenes de utilidad en la cadena yerbatera. Habiendo neutralizado Cambiemos la tarea de precio de referencia de “precios cuidados”, otro elemento importante de este nuevo laudo es el efecto traslado en la cadena de distribución y comercialización cuyo desenlace es siempre el incremento del precio final de la yerba mate en góndola con fuerte impacto económico por tratarse de un producto de consumo masivo.

Read More

Crisis en la producción lechera de la provincia de Buenos Aires

La industria lechera fue una de las más castigadas durante todo este año, y esto se debió a múltiples razones, que van desde el problema de las inundaciones que generaron caída en la producción y por el bajo precio de la materia prima que no compensan a toda la cadena. Ante este panorama los trabajadores del sector comenzaron a intensificar los reclamos.

Según constata un informe del Ministerio de Agroindustria de la Nación, el sector lechero registró un incremento importante durante el 2013 hasta el 2015, y a partir de esa etapa la producción fue decreciendo. Esta tendencia a la baja, traducida en números significa que para el 2016 la producción superará mínimamente los 10 mil millones de litros, es decir, 1244 millones de litros menos que el año anterior, lo cual representará los niveles más bajos de los últimos 6 años.

Cabe recordar que las inundaciones de este año hicieron que se perdieran muchas vacas, lo que agravo aún más la situación del sector que, según los especialistas, este año va a finalizar con una caída de un 11% en la producción.

El ministro de agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquís, prevee que para el 2017 aumente el valor que se le paga a los tambos por litro de leche. Esto equivale a que el precio por cada litro de leche cruda pase de 30 a 35 centavos de dólar, con lo cual se estima que de esa manera se resolvería parte del problema que hoy afecta a la lechería.

Read More

Ex secretaria de Agroindustria de Cambiemos: “Me di cuenta que son una mierda”

Así lo afirmó la ex alta funcionaria de Gobierno, Yamila Buryeile, quien estuvo al frente de esa destacada cartera hasta que fue echada de su trabajo por compartir una foto en un acto con un funcionario kirchnerista. Había votado a Macri y ayudó a la nueva gestión a identificar trabajadores que militaban en el FpV. “Echaban gente porque no les gustaba su cara o lo que ellos llaman su performance”, dijo indignada.

El 26 de septiembre pasado Yamila Buryeile fue notificada por su jefe (el subsecretario de Coordinación Política del Ministerio de Agroindustria, Hugo Rossi) que se quedaba sin trabajo por haberse sacado una foto con el ex gobernador y actual senador por Santiago del Estero, Gerardo Zamora, en un viaje a esa provincia, consigno hoy Agepeba.

Según Rossi, que además es delegado de la Sociedad Rural en uso de licencia desde junio pasado, la foto “no cayó bien arriba”, en sentido al ministro de esa cartera, Ricardo Buryaile.

La imagen de la discordia data de una actividad organizada por la Confederación General Económica (CFE) en la provincia de la cual fuera oriundo el legislador kirchnerista y a la que Buryeile había asistido con el permiso del propio Rossi. “Me tuve que pedir el día y me saqué la foto con Zamora porque me regaló un poncho, pero a los pocos días mi jefe me citó y me dijo que no había caído bien arriba”, explicó a la revista Kamchatka la ahora ex secretaria privada de Rossi.

Sin embargo, las autoridades del edificio de Paseo Colón 982 desoyeron esas razones. Cuatro días después de la curiosa charla con Rossi y sin mayores precisiones, el responsable de Recursos Humanos, Eduardo Vian, le comunicó a la joven trabajadora que prescindirían de sus servicios a partir de ese mismo momento, aunque su contrato vencía en diciembre. Automáticamente, le impidieron ingresar a su oficina, de la cual, desde marzo, habían tratado de desplazarla sentando a su escritorio a una empleada del gusto y preferencia del subsecretario. Buryeile no pudo saludar siquiera a sus compañeros o retirar sus pertenencias.

Buryeile admite que es probable que su árbol genealógico se conecte con el mismo tronco del que proviene Buryaile, cuyo apellido es casi calcado.

A pesar de lo ocurrido, la lejanísima pariente del ministro nunca fue kirchnerista. “Yo voté a Cambiemos pero me doy cuenta que son una mierda”, asevera. Incluso, distingue a los funcionarios que precedieron a los radicales: “Eran de La Cámpora y te invitaban a repartir volantes pero te respetaban si no querías hacerlo porque, por lo menos, eran más persona”.

Recién operada por un desgarro de abdomen, Buryeile presentía que su desvinculación estaba al caer por el continuo maltrato de su jefe, un abogado de 32 años que, según su currículum, trabajó en el estudio Beccar Varela, asesoró a empresas cotizantes en la Bolsa de Comercio y también a la Presidencia de la Comisión de Agricultura y Ganadería de la Cámara de Diputados. Su ex secretaria asegura que allí pasó a planta permanente un día antes de asumir como subsecretario de Estado, sin olvidarse de solicitarle al Congreso la correspondiente licencia por el ejercicio de un cargo de mayor jerarquía.

En su CV cuenta incluso con el enunciado que refiere a su paso por el parlamento. “Me echaron por una foto con un kirchnerista pero yo voté a Cambiemos”, señala con énfasis la trabajadora despedida, al paso que muestra facturas que se utilizaron para rendiciones de caja chica y que muchas veces eran para uso personal del “perseguidor” macrista.

Arrepentida de la fidelidad que mostró para con la nueva conducción del área cuando, efectivamente, señalaba a los trabajadores que se identificaban con el gobierno anterior, reconoce que no puede precisar cuántos de los que ella “marcaba” se quedaron sin su puesto, pero asegura que se concretaron despidos con ese modus operandi. “Echaban gente porque no les gustaba su cara o lo que ellos llaman su performance”, indica, y advierte que dentro del ministerio rondan el silencio y el temor entre los empleados.

Read More