Tras su minicrisis, Massa busca evitar fugas y plantarse como líder opositor

El resultado de las elecciones había dejado instalado a Sergio Massa como uno de los perdedores que ganó. Que ganó algo, al menos: visibilidad, rodaje y -después del 10 de diciembre próximo- un grupo de diez intendentes bonaerenses, un bloque 32 diputados nacionales más 21 diputados y 9 senadores bonaerenses.

Sin embargo, apenas pasados los comicios se sumaron una serie de fugas que pusieron en alerta al Frente Renovador.

Tras la ida escandaloza de la diputada bonaerense Mónica López al FpV, se sumó la fuga de su esposo, el sindicalista del gas y petróleo Alberto Roberti, quien terminó siendo expulsado por su apoyo explícito a Daniel Scioli de cara al balotaje.

De hecho, Massa tuvo que redefinir la presidencia del bloque de diputados, que quedó a cargo de María Azucena Ehcosor, esposa del intendente saliente de Hurlingham, Luis Acuña.

La estrategia de Massa de postular una especie de neutralidad amistosa con el PRO tampoco parece haberle dados buenos resultados internos.

Por eso, días atrás reunió a gran parte del bloque de diputados nacionales que el Frente Renovador con el objetivo de contener a la tropa y asegurarse de frenar cualquier nueva baja o movimiento brusco al menos hasta el año próximo.

Para retomar la iniciativa y no perder presencia, esta semana organizó otra cita en el Club de la Marina, Rincon de Milberg, Tigre. Participaron, entre otros, los referentes económicos Roberto Lavagna, Martín Redrado y Aldo Pignanelli, además de otros dirigentes como Daniel Arroyo, Gustavo Iaies y Diego Gorgal.

Con la cabeza puesta en el 2016, Massa reunió a su "think tank" y aclaró que su función será la de "controlar y hacer cumplir", pero no "cogobernar".

"Nos votaron para controlar y hacer cumplir, no para cogobernar", señaló Massa durante el encuentro, y agregó que "el que acepte un cargo lo hace a título personal. Nuestra tarea es proponer, y controlar. Y ejercer nuestro rol desde los órganos de control".

Fue una especie de arenga y autoafirmación para no quedar desdibujado ante un futuro gobierno de Daniel Scioli o Mauricio Macri. De paso, corrigió su primer mensaje para el balotaje, que lo había dejado muy pegado y casi como un colaborador del macrismo.

leer más

Lopez-Roberti denunciaron pacto entre Massa y Macri

“Es incoherente que los peronistas nos encolumnemos detrás de Mauricio Macri, como pretende Sergio Massa”, sentenció el dirigente gremial Alberto Roberti para explicar su salida del Frente Renovador.

Quien fuera hasta hoy jefe de bloque de diputados del massismo, emitió un duro comunicado contra su ex referente político.“El peronismo representa los intereses del pueblo, no de la burguesía que pretende vendernos papelitos y globos de colores como si fueran grandes políticas sociales”, continuó Roberti.

“Mi salida de la conducción del bloque, tiene que ver con la pérdida de rumbo que este espacio ha tenido a lo largo de este último año, donde a partir de la caída de la imagen de quien nos conduce hoy, nos quiere someter a la votación del PRO, cuando esto va en contra de cualquier ideal político y social del peronismo”, insistió.

“Los peronistas votamos peronistas, eso fue y será siempre así. Por eso, el próximo 22 de noviembre voy a votar a Daniel Scioli”, dijo sin vueltas.

Por su parte su esposa, la diputada nacional, Mónica López se refirió a la salida del sindicalista de la órbita del espacio que lidera el ex intendente de Tigre. “No se puede hacer política expulsando a la gente” y calificó al espacio que conduce el tigrense como el “Frente expulsador”.

"El Frente Renovador dijo que iba a votar a Macri y eso no es peronismo” por lo que justificó que dentro de ese espacio haya diferencias.

“Así como un compañero eligió votar a (Mauricio) Macri, otro compañero eligió no votarlo”, detalló López al señalar que “hay un balotaje” y uno tiene que optar.

“Nosotros somos peronistas, y Roberti lo había dicho antes, se lo había dicho al Frente expulsador: yo en el caso de un balotaje voto a Scioli”, sentenció la diputada.

Asimismo, sostuvo que “a un dirigente gremial como Roberti no lo van a arriar como ganado y él a sus trabajadores tampoco los va a arriar como ganado para votar a Macri” lo que calificó como “una locura total”.

“No piensan ni siquiera qué representa cada uno, Roberti no representa un voto, representa un movimiento sindical dentro de la CGT, porque siempre estuvo en la CGT oficial, más allá de sus disidencias”, subrayó López.

En tanto indicó que el sindicalista había manifestado anteriormente su postura de “acompañar al peronismo” por lo que marcó que “peores son aquellos que lo niegan y está todo bien, y después se meten en el cuarto oscuro y te meten el puñal”, advirtió.

“Nosotros somos gente pública pero tenemos independencia de criterio tanto mi marido como yo, tenemos posibilidades de pensar distinto”, agregó.

Asimismo, acusó al massismo de “abandonar a suerte y verdad a los dirigentes políticos.

En este sentido, indicó que el massismo dijo que "iba a votar a Macri, eso no es peronismo", y puntualizó: "Nosotros nos hemos movido siempre dentro del peronismo, no traicionamos a nadie".

leer más

Primer temblor en el massismo por el balotaje: evalúan echar a Roberti

Alberto Roberti está a un paso de salir del Frente Renovador, aunque a diferencia de su esposa, Mónica López, no será por motu propio, sino que será expulsado por sus pares. El dirigente sindical petrolero, Roberti, es nada menos que el jefe de bancada del massismo y quedó en el ojo de la tormenta el sábado por la noche, cuando horas antes de las elecciones, brindó su apoyo a Daniel Scioli en su cuenta de Twitter.

Roberti, que estaba tercero en la lista de candidatos en la provincia de Buenos Aires buscando la renovación de su banca, argumentó que le habían hackeado su perfil de la red social, pero las excusas no alcanzaron y sus pares aceleraron los tiempos para expulsarlo.

Hoy mismo Roberti se había cortado solo y había adelantado que la decisión sobre a quien votar en la segunda vuelta va a ser personal y que el 22 de noviembre él iba a votar al candidato peronista, al alusión a Daniel Scioli.

El bloque massista se reunirá hoy mismo para analizar una propuesta del diputado nacional Alberto Asseff, quien pidió la remoción del petrolero por "sus indignas declaraciones y los improperios contra Sergio Massa".

Asseff consideró "alarmante cómo algunos dirigentes siguen desprestigiando a la deshilachada política argentina".

Fuentes partidarias dieron por descontado a Infobae que Roberti será expulsado del massismo tras el encuentro. "No creo que nadie lo defienda", aseguraron.

leer más

Mónica López contenta porque la siguió el “colorado”

La ex precandidata a gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, Mónica López -quien mantuvo un fortísimo enfrentamiento con De Narváez cuando ambos competían por la candidatura a gobernador en el massismo- expresó: "Estoy contenta, vamos a una unificación de ideologías, todos los peronistas vamos desembocando al mismo lugar que es el peronismo que encarna Scioli".

Sobre qué siente al volver a compartir un espacio político con quien fue una dura adversaria, la legisladora señaló: "Compartimos el espacio de la esperanza del peronismo. Scioli encarna eso, los brazos abiertos para construir un gran movimiento nacional y popular, no con lealtad por las personas, sino por el peronismo".

Hace dos semanas, López pegó el portazo y abandonó el massismo con duras críticas a la conducción del tigrense, aunque su marido, el jefe del bloque de diputados del FR, Alberto Roberti, por ahora permanece allí.

De Narváez tuvo como compañera de fórmula a López en la competencia por la gobernación en 2011, luego se enfrentaron y ella pasó al massismo, lugar en donde volvieron a coincidir desde principio de año, hasta que el actual diputado nacional se retiró de la contienda electoral (en la que Massa terminó beneficiando a Felipe Solá) en junio pasado, y hoy terminó de cristalizar su partida del Frente Renovador.

leer más

Mónica López dice que muchos massitas esperan el 25 “para pegar el salto”

"Me lo dicen en todo el país y en la provincia de Buenos Aires en particular", afirmó Mónica López que abandonó el espacio que conduce el candidato presidencial por Unidos por una Nueva Alternativa (UNA), Sergio Massa, en septiembre pasado y se convirtió en un enlace del sciolismo con sus excompañeros.

Claro, con esas declaraciones las miradas se posan fundamentalmente en Alberto Roberti, esposo de López, dirigente petrolero, presidente del bloque del massismo en la Cámara baja y uno de los principales financistas de la aventura electoral del exintendente de Tigre.

En una entrevista con Radio Télam, la ex primera candidata al Parlasur por UNA consideró que "el enorme maltrato" que dice haber recibido por el massismo al abandonar sus filas "fue un intento ejemplificador que intentaron hacer conmigo para mostrarles a los demás qué les puede pasar si se van".

"Pero yo miro para adelante, eso ya pasó, ahora trabajo para un proyecto que quiere lo mejor para su país", subrayó.

En este sentido, la diputada provincial dijo que se siente contenida en el Frente para la Victoria, "me siento valorada y eso para mí es lo más importante".

"Daniel Scioli cuando sea presidente, y lo va a ser en primera vuelta, va a necesitar de todos para mejorar las buenas cosas que se hicieron en estos años", remarcó.

Acerca de la política del macrismo, López sostuvo que "es claramente un pensamiento de derecha, lejos de una idea profunda del cristianismo como lo es el peronismo" y añadió: "Mauricio Macri sólo ve los números de la economía", al tiempo que se preguntó: "¿Qué se puede pensar de un tipo que no le paga al hospital Garrahan?".

Por último, la diputada bonaerense vaticinó que el intendente del Frente para la Victoria de Avellaneda Jorge Ferraresi, su distrito de origen, "va a volver a ganar las elecciones y con amplio margen".

leer más

Mónica López y Juanjo Álvarez, alfiles naranjas para llevarse más dirigentes massistas

Fuentes cercanas a la diputada bonaerense informaron a Télam que López mantendrá mañana por la tarde en la Capital Federal un encuentro con legisladores provinciales de Córdoba y de Santa Fe que fueron electos en la lista del frente UNA en ambas provincias, con el objetivo de cerrar su pase al kirchnerismo.

"Son peronistas que encuentran en Mónica una referente en Buenos Aires y que quieren acercarse al oficialismo. Hay muchos más que están esperando al 25 de octubre a la noche", explicaron desde el entorno de López.

La ex candidata a gobernadora del massismo quebró con Sergio Massa hace dos semanas y anunció su apoyo a la candidatura de Daniel Scioli, y desde entonces trabaja activamente para ser un canal conductor de dirigentes intermedios massistas hacia el FpV.

Además, también estuvo involucrada en el abandono de varios candidatos a concejales de UNA en el partido bonaerense de Berisso, quienes también se pasaron en dirección al kirchnerismo.

Por otra parte, Álvarez, ex jefe de campaña y operador político de Massa, mantiene diálogo con López y también es parte de las negociaciones de dirigentes interesados en abandonar el FR.

"En realidad, 'Juanjo' no llama a nadie, lo llaman muchos y él los atiende a todos. Son compañeros que están buscando un puente para volver al peronismo", informaron desde su entorno.

El ex secretario de Seguridad tiene previsto en las próximas horas volver a facilitar el pase de massistas (candidatos y electos), en este caso de la provincia de Buenos Aires.

La semana pasada, los massistas Marcela "La Tigresa" Acuña (Tres de Febrero) y Marcelo "Chuby" Leguizamón (La Plata) también emigraron al oficialismo con más de 60 dirigentes, además del intendente del departamento neuquino de Añelo (Vaca Muerta) Darío Díaz.

leer más

Dura interna en el massismo

El jefe del bloque de diputados del Frente Renovador, Alberto Roberti, salió al cruce de las declaraciones de Sergio Bendixen, asesor del candidato presidencial del frente Unidos por una Nueva Alternativa, Sergio Massa, al calificarlo de "gordo pelotudo y berreta que cobró mucha".

Ayer por la mañana, en declaraciones radiales, Bendixen se explayó sobre algunos temas referidos a la campaña presidencial de Massa y sostuvo, respecto de su polémica propuesta de utilizar a las Fuerzas Armadas para combatir el narcotráfico, que "no hay dudas de que los jefes narco están en sitios como el Nordelta", en el partido de Tigre.

Además, el asesor de Massa se refirió en duros términos a Mónica López, esposa de Roberti y reciente fuga del Frente Renovador para pasarse a las filas del Frente para la Victoria, al calificarla como "dirigente de segunda o tercera categoría" y sostener que ella tiene "más pares de zapatos que votos".

Por la tarde, a través de su cuenta de Twitter, Roberti se hizo eco de las declaraciones de quien se desempeña como asesor de Massa desde 2013 y afirmó: "El problema del 'gordo berreta' Bendixen es que él cree que nosotros vamos a seguir sus consejos. Es un gordo pelotudo y que cobró mucha. Out".

Asimismo, endilgó la responsabilidad de la fuga de dirigentes que viene sufriendo el espacio del tigrense al asesor, al afirmar, en otro twitt: "El 'gordo' Bendixen será finalmente el responsable que Massa se quede solo".

leer más

Fogonenan un acuerdo entre Massa y Macri para apoyarse en el balotaje

Pasadas 48 horas del debate presidencial, el diputado bonaerense del Frente Renovador, Mauricio D'Alessandro, opinó que el candidato de UNA, Sergio Massa, y el del PRO, Mauricio Macri, deben "firmar un compromiso público" para acompañarse en un probable ballotage.

En su opinión, Massa será el que participe en una segunda vuelta contra el candidato del FpV, Daniel Scioli, aunque aseguró que de no llegar a los votos necesarios "votaría por Macri".

D'Alessandro planteó que tanto el Frente Renovador como el PRO "tenemos claro que nos necesitamos" y afirmó que "siempre pensó que tenía que haber un acuerdo" entre ambas fuerzas.

"Sigo pensando que tres días antes (de las elecciones), Macri y Massa debieran firmar un compromiso público donde si hay ballotage los votantes de uno deberían votar al otro", sostuvo en diálogo con La Once Diez.

El mediático abogado se mete de lleno en la interna partidaria del Frente Renovador cuando muchos dirigentes declararon públicamente que apoyarían a Scioli debido a su pertenencia al peronismo en una eventual segunda vuelta.

Además, D'Alessandro se mostró comprensivo con Mónica López por abandonar el massismo para unirse a las filas del sciolismo. "Hay una contradicción grave que ella no puede resolver, pero cuesta criticarla porque la aprecio", señaló, y agregó que si bien cometió un error importante "no es definitorio".

Al respecto, planteó que el pase de López al Frente para la Victoria es más perjudicial al oficialismo que al Frente Renovador. "No le resta a Massa, le resta a Scioli, que muestra una billetera y un látigo que pretende condicionar a los dirigentes pero no puede llegar a la gente", advirtió.

Por último, consideró que Sergio Massa fue el que mejor desempeño logró en el debate presidencial debido a su "mayor capacidad" para discutir y porque "no está atado a ningún publicista ni tiene miedo de que Cristina (Kirchner) o alguien lo rete".

"Massa fue ninguneado por las encuestas y por alguna parte de la corporación política que lo quiso sacar de la cancha. Él es muy joven y estaría jubilando a toda una generación política y a nadie le gusta que lo jubilen", concluyó.

leer más

“No maté a nadie”

La diputada provincial Mónica López lloró ayer en el programa que conduce Mauro Viale por las críticas que se le hicieron tras su sorpresivo paso del Frente Renovador al sciolismo. Se defendió y dijo que con esa decisión "no" mató a nadie.

"A veces pasa que se interpreta la traición como si fuera desmembrar a alguien y yo no desmembré a nadie, yo decidí políticamente sobre un conjunto de compañeros que quieren un país distinto, que no quieren pelear más, que no quieren más mentiras", sostuvo, en declaraciones al canal América 24.

Entre lágrimas, López lamentó las críticas recibidas porque "uno no es merecedor" de determinadas acusaciones: "Yo no maté a nadie", se excusó, al señalar que, por los ataques de los que fue objeto "pareciera que sí".

"A mi me pone mal la mentira", agregó, en referencia a una foto que mostraron en el programa, publicada en un medio gráfico, en la que se muestra un enorme vestidor con zapatos como si fuera suyo.

En cambio reconoció como propio otro placard en el que se la ve enseñando su contenido.

"Muchas cosas han pasado que no son ciertas", subrayó respecto de lo ocurrido tras su salto del massismo a las filas de Daniel Scioli.

El anuncio de su cambio político fue realizado el jueves y generó gran conmoción en las filas del Frente Renovador, ya que López es la primera candidata a parlamentaria del Mercosur en esa fuerza.

leer más

Garrochazos en Lanús y Esteban Echeverría

Los candidatos Martín Borget y Eduardo Dipasquale anunciaron esta semana su renuncia a participar de la lista del frente UNA en Lanús y ya pactaron su apoyo al candidato a intendente Néstor Grindetti, y su pase también se concreta con el de algunos referentes territoriales.

Desde el PRO dejaron trascender que "es inminente" la renuncia al massismo del actual concejal Alberto Torres, y que anunciarían antes de las elecciones.

Consultado por Télam, Grindetti prefirió no dar detalles sobre lo de Torres, aunque afirmó: "Como siempre, estamos abiertos al peronismo que se quiera acercar a trabajar con nosotros".

En tanto, más al sur, la sangría se ahondó en el municipio de Esteban Echeverría, en el que el Frente Renovador ya había sufrido fugas el mes pasado (6 de sus 7 concejales se habían ido al kirchnerismo y a Cambiemos), y los candidatos a ediles massistas Marcela Ludueña, David Benitez y Néstor Ojeda anunciaron ayer su renuncia.

Los tres apoyarán al postulante local de Cambiemos, Evert van Tooren, quien desde el PRO aseguraron que estaría en avanzadas negociaciones con Pulichino para que deponga su candidatura y se sume.

"Pulichino habla de apoyar a Cambiemos sin renunciar y dejando de hacer campaña, pero para nosotros antes de sumarlo tiene que renunciar, no queremos que se incorpore si sigue apareciendo en la boleta", explicaron desde el macrismo bonaerense.

Desde el PRO admiten sin eufemismos que buscan "aprovechar el impulso que dio la salida de Mónica López para incorporar a quienes quieran irse del FR", aunque también saben que la mayoría de los que se fugan del partido de Sergio Massa van en dirección al Frente para la Victoria.

Este jueves, la diputada provincial Mónica López y candidata al Parlasur por el frente UNA se fotografió con el presidenciable del kirchnerismo, Daniel Scioli, y formalizó su apoyo a él, provocando un cisma en el massismo.

leer más