Senador radical atendió a Macri por su vacunación en Miami

El legislador nacional, Julio Cobos, cuestionó la decisión del ex presidente de vacunarse en Estados Unidos: “Cuando uno está en política y dice una cosa, hay que sostenerla” afirmó.

leer más

La insólita propuesta de Cobos: Obligar a los chicos y a los presos a producir alcohol en gel

Mientras dos provincias ya cancelaron las clases y se debate extender la media a todo el país, el senador nacional quiere obligar a niños a trabajar en los laboratorios de los establecimientos educativos

leer más

Julio Cobos elogió la candidatura de Lavagna: “Será un buen candidato”

El senador de la UCR elogió al ex ministro de Economía y consideró que puede ser “un buen candidato” de cara a las elecciones presidenciales de octubre

leer más

Furia radical: “No puede ser que la única voz que se escuche sea la de Lilita Carrió”

Esa fue la frase escogida por el senador Julio Cobos para graficar el estado de ánimo que se vive hacia el interior de Cambiemos. Además recomendó ser “cuidadosos” en algunas medidas, porque “las marchas y contramarchas perjudican la gestión”.

El ex presidente de la Nación y actual miembro de la Cámara Alta reclamó hoy al Gobierno que tenga “mayor diálogo” con el radicalismo, luego de las “marchas y contramarchas” con distintas medidas, y aseguró que “no puede ser que la única voz que se escuche sea la de (Elisa) Carrió”.

Pese a que aseguró que es “bueno y rescatable” que haya “reconocimiento de los errores”, pidió “aplicar el sentido común” y ser “cuidadosos” con algunas decisiones.

“Muchas de las reacciones del Gobierno podrían haber sido otras de entrada si existiera un mayor diálogo o una mayor sinceridad de a quienes consultan de nuestro partido. No puede ser que la única voz que se escuche sea la de ‘Lilita’ Carrió –líder de la Coalición Cívica-, porque muchas cosas las decimos en el momento oportuno”, aseveró en diálogo con Radio Milenium.

El referente del radicalismo mendocino hizo referencia a la cantidad de ex CEO’s de empresas que integran el Gobierno, al recordar que “cuando uno administra una empresa, está acostumbrado a dar explicaciones hacia arriba, hacia los accionistas, pero cuando se gestiona la cosa pública, tiene que dar explicaciones hacia abajo”.

Cobos sostuvo que tanto la polémica por el Correo Argentino como la vuelta atrás con el cambio en el cálculo de la movilidad jubilatoria son “cuestiones muy sensibles” para la ciudadanía, que tuvieron “percepción negativa”.

“El tema de los jubilados cala hondo. Una decisión como esta tira por la borda todo el esfuerzo que ha hecho el Gobierno en terminar con los juicios. Pero lo que establece la ley, es la ley, y si hay alguna duda o se cree que es injusto el mecanismo de actualización, hay que presentar esto para que lo vea el Congreso. Y esto es lo que se hizo mal y el presidente deja sin efecto", agregó.

De todas formas, el mendocino afirmó que “lo bueno y rescatable es que hay reconocimiento de los errores, aunque sean muchos los errores” y si bien recordó “el empecinamiento del Gobierno anterior”, dijo que “lo ideal hacia adelante es que se cometan la mínima cantidad de errores”.

Por último, advirtió los problemas que le generan al oficialismo las idas y vueltas en distintos temas. “En algunas cosas hay que aplicar el sentido común. Sabemos que si se toma alguna medida que tenga resonancia social, que sea muy sensible como los jubilados, los docentes, los investigadores, hay que ser cuidadosos. Las marchas y contramarchas perjudican la gestión”, expresó.

leer más

Pichetto y Espínola, los sorprendentes voceros del PRO para dejar en manos privadas la obra pública

Los senadores del bloque del Frente para la Victoria, Miguel Ángel Pichetto y Carlos Espínola fueron quienes llevaron la voz cantante en el recinto de la Cámara alta para argumentar la necesidad de convertir en Ley el polémico proyecto que presentó el Ejecutivo Nacional para regular la contratación público privada, que propone la retracción del Estado en la regulación de la contratación.

Bajo el argumento de que el “gobierno necesita contar con instrumentos para llevar adelante su propuesta política y económica”, fueron varios los senadores del FpV que votaron en favor del proyecto que impulsó Cambiemos.

Abal Medina, Alperovich, Aguilar, Barrionuevo, Cabral, Catalán Magni, De la Rosa, Fellner, Godoy, Irrazabal, Iturrez de capellini, Kunath, Legizamón, Luna, Mayans, Mera, Perotti, Riofrio y Urtubey también acompañaron el argumento de no obstaculizar una medida que traería inversiones internacionales.

Entre los puntos más polémicos del proyecto se resalta la facultad de que la empresa privada pueda “optar por el arbitraje con prórroga de jurisdicción”, lo que en definitiva permite que ante cualquier problema la empresa a cargo de la obra pueda acudir a tribunales internacionales para dirimir la cuestión.

Al respecto, el presidente del Bloque Frente para la Victoria sostuvo: “Este es el juego. Lo queremos jugar. Jugamos. Hay que aceptar las reglas del juego”, dando por sentado que la aprobación de este artículo permitirá que inversiones extranjeras lleguen al país.

En contraposición a la postura de Pichetto, la senadora santacruceña, María Ester Labado (FpV) enumeró las medidas tendientes a atraer inversiones que no han generado el impacto previsto.

“Ya pasaron varios meses del pago de los fondos buitre, donde también se nos decía que pagando conseguiríamos inversiones. Se levantó el cepo cambiario, se sacaron las retenciones al campo, a la minería, y la situación de los trabajadores no ha cambiado, al contrario, nos encontramos con más despidos, con desinversión”, señaló la senadora.

Y continuó: “Las supuestas leyes que, de alguna manera, favorecerían a los sectores más vulnerables no significaron absolutamente nada ante un tarifazo arbitrario, desmedido, inconsulto. El beneficio del IVA a los jubilados es nada ante esta situación. El resarcimiento histórico no es tal, por cuanto cada jubilado obtendrá de recomposición salarial entre cien y mil pesos, nada más.

Por lo que sostuvo que cree que desde Cambiemos les quieren “tomar el pelo”, y definió a las políticas públicas del gobierno como “políticas privadas”

El senador Espínola, fue otro de los legisladores del FpV que defendió el proyecto del gobierno de Mauricio Macri, más aún, fue quien lo presentó en el recinto al oficiar como miembro informante.

El correntino definió al proyecto como “una ley que es novedosa, que ha sido exitosa en otros países y que puede generar inversiones importantes para obras en nuestro país”, en tanto resaltó que “buscaron los mecanismos de transparencia y de control pero también, a la vez, resaltar la idea de que su finalidad tenga una aplicación federal para dar inicio, creación y generación de las obras de infraestructura que son importantes en el interior del país”.

El senador Marcelo Fuentes (FpV) fue de los más críticos al proyecto oficial al afirmar que “no tiene una ingeniería legal” y que “apunta a privatizar el derecho administrativo, y a que los negocios se realicen con determinadas corporaciones y otras entidades no operen”.

La perlita de la jornada estuvo a cargo de Julio Cleto Cobos, quien manifestó que “los instrumentos no son buenos o malos, el problema es quién los ejecuta, quién los pone en marcha, cómo se ponen en marcha”, en tanto señaló que estos contratos “se hacen de buena fe y se parte de la honestidad de quienes administran”.

Sin embargo el senador mendocino, dejó explicitado así, los riesgos que puede traer aparejada la ley que debe regular las contratación público privada, que en manos negligentes o mal intencionadas puede provocar grandes dificultades para el Estado nacional.

leer más

Separación y test de embarazo no positivo

El senador nacional por Cambiemos y ex vicepresidente de la Nación, Julio César Cleto Cobos, admitió este lunes que puso fin a su matrimonio con María Cristina Cerutti luego de 36 años.

A través de su cuenta en twitter, Cobos reconoció que hace meses atraviesa un proceso de separación de Cerutti con quien se casó en 1980 y tuvo tres hijos: Agustín, Virginia y María Eugenia.

"Hace meses que atravesamos con mi esposa un proceso de separación y lo hacemos en términos cordiales, maduros y respetuosos", escribió el senador mendocino al tiempo que se quejó por la difusión "malintencionada" de que estaría esperando un hijo con otra mujer.

"Ante el rumor publicado y a pesar de haberlo desmentido categóricamente al periodista por medio de mi vocero, aclaro que no voy a ser papá" escribió Cobos y aseguró desconocer "de dónde y por qué salió esa versión muy mal intencionada y lesiva para con mi familia y afectos cercanos".

leer más

Afirman que el “kirchnerismo duro” acompañará a Scioli

"Zannini no es traidor. No lo imagino haciendo lo que hizo Cobos", con esas palabras, Alberto Pérez, el jefe de Gabinete bonaerense aseguró que habrá continuidad de las políticas de Cristina Kirchner y que Daniel Scioli no dará motivos para una futura ruptura con La Cámpora.

Además el funcionario bonaerense confió en que el actual gobernador provincial "va a ser el presidente que continúe, afiance, institucionalice y profundice este proyecto político", cuya columna vertebral, dijo, está representada por su compañero de fórmula Carlos Zannini.

"El peronismo y el kirchnerismo nos van a acompañar si nosotros seguimos estas políticas. Si Daniel se corriese de ese eje, cosa que no va a ocurrir, seguramente no. ¿Ustedes creen que si la Presidenta no estuviese tranquila y confiada en la candidatura de Daniel Scioli para continuar lo que hizo Néstor y ella lo habría promovido?", preguntó.

Al respecto, negó que Zannini haya sido una elección de la Casa Rosada para controlar a Scioli y, por el contrario, confió en que tanto el actual secretario de Legal y Técnico de la Nación como La Cámpora acompañarán fielmente al gobernador.  "Zannini no es traidor como Cobos. No me lo imagino haciendo lo que hizo Cobos, que es votar contra su propio gobierno", dijo al programa Cartas Sin Marcar, que conduce Diego Schurman por CN23.

leer más

Los boinas blancas rebeldes riegan la Margarita

“Recibimos todos los días adhesiones de radicales que forman parte de los equipos del Alfonsinismo”, reconoció en declaraciones a la prensa Margarita Stolbizer, diputada nacional y precandidata a presidenta por el GEN. Es que a partir de la decisión de la Convención Radical, en la que consolidó la alianza con el PRO, los principales referentes políticos de este espacio político de centroizquierda acrecentaron sus expectativas de sumar los votos y adhesiones de los boinas blancas disgustados con la decisión de la Mesa Nacional del partido centenario liderados por los legisladores Ricardo Alfonsín, Julio Cobos y Gerardo Morales.

En este sentido, la precandidata presidencial opinó que “lo que viene ocurriendo con el radicalismo es que ha tomado muchas veces decisiones equivocadas, contrarias a las decisiones de sus partidarios y entonces no tiene capacidad ordenadora, disciplinadora”, y agregó que “posiblemente Alfonsín y Cobos no se alejen de la decisión partidaria pero muchos radicales no votarán esa decisión”.

En tanto, específicamente en referencia al hijo del ex presidente radical de la Nación aseveró que “carga con un apellido y una historia que hace que quizás sea el dirigente al que más le cueste desacatar una decisión del partido”, pero reveló que “todos los días reciben adhesiones de radicales que no quieren que se entregue la historia y las banderas del partido”. No obstante ello, expresó que no es su intención “salir a cazar radicales”.

Por su parte, Stolbizer dejó entrever una vez más su disgustó por el acuerdo de la UCR de Ernesto Sanz con el macrismo: “Fue el intento de coalición más corto de la historia: empezó un sábado y terminó el lunes porque el propio Macri les dijo que no cogobernaba con nadie”, y advirtió que “hay que ver si esa alianza puede dar el primer paso que es inscribirse como tal”.

También la diputada bahiense del GEN Virginia Linares reconoció la adhesión de radicales disidentes: “Este fin de semana he recibido muchos mensajes de gente radical que nos va a votar. Salimos a la cancha a ganar y vamos a trabajar con propuestas, sin chicanas ni agresiones”, afirmó.

leer más

Nueva estrategia rebelde: armar partidos provinciales

Los dirigentes radicales opositores al acuerdo sellado en Gualeguaychú con el PRO, representados por los legisladores nacionales Julio Cobos (Mendoza) Gerardo Morales (Jujuy), José Cano (Tucumán), Luis Naidenoff (Formosa), Ángel Rozas (Chaco) y los bonaerenses Ricardo Alfonsín y Miguel Bazze, entre otros, se reunieron la última semana en la sede del barrio del Congreso de APL para conformar una mesa de conducción disidente y trazar los lineamientos generales de un nuevo plan de acción con miras a las PASO y las elecciones general.

Los díscolos acordaron reclamarle a Sanz que el partido los faculte formalmente a presentar listas de legisladores nacionales y candidatos a gobernadores junto a varios presidenciales, bajo la amenazante contraestrategía de quebrar con el ala radical oficial y postularse con fuerzas propias distritales. Además, le solicitarán al gran triunfador del mitín entrerriano que le exija al PRO que decline a sus posibles competidores en las provincias.

Tal es así que, los asistentes a la reunión -también participaron dirigentes distritales provinciales, entre ellos, el grupo Integración Radical (IR) de La Plata- decidieron solicitar que se “torne operativa” la cláusula 1 de la resolución fundante del Comité Nacional a que se amplíen los acuerdos programáticos y se instó a “revisar” el artículo 5 del mismo acta con el propósito de confiar la estrategia electoral en cada Comité Provincia. “Ojo que si joden mucho, todos tenemos nuestros partiditos provinciales y vamos por afuera”, se escuchó decir a algún dirigente en la reunión.

Vale recordar que la convención nacional de la UCR que se juntó en Entre Ríos aprobó una alianza con el jefe de gobierno porteño y precandidato presidencial Mauricio Macri y admitió sólo excepcionalmente que algunos postulantes a gobernador puedan pegar sus boletas a la de Sergio Massa. Sin embargo, se limitaron las boletas de diputados y senadores nacionales y de parlamentarios del Mercosur a la coalición con el PRO.

Habrá que ver cómo se desarrollan los hechos los próximos días pero todo parece indicar que antes de la Convención Bonaerense que estará a cargo del alfonsinismo podría haber otro encuentro que oficie de antesala.

leer más

Radicales “en diáspora”

Hace catorce días la Convención radical tomaba una nueva decisión que podrá calificarse de histórica (o no) según el curso que la vida política nacional tome los próximos meses. La mayoría de la militancia y la dirigencia del partido le apostó a una alianza con el sector que se expresa mas deliberadamente como la alternativa de derecha: El PRO de Mauricio Macri.

Hasta ese momento la UCR compartía el frente de espacios progresistas Frente Amplio UNEN. Es por ello que la decisión fue categorizada, por integrantes del propio partido, como una movida especulativa para buscar otra vez, como sea y con quien sea, volver a ser gobierno.

Mientras Macri, el claro beneficiado, celebraba la decisión de la convención radical y felicitaba a “Ernesto Sanz y la UCR” por dar "un paso importante" en lo que considera "el camino del cambio que el país está recorriendo”, y la Juventud Radical mostraba disidencias, aparecieron voces que cuestionaban el acuerdo e internamente comenzaron a hacerlo notar.

La dirigencia nacional del partido fue la primera en manifestarse. Tras la votación de los 330 delegados nacionales presentes en la convención, 186 de los cuales apoyaron la iniciativa de derechización encabezada por Sanz, el senador Gerardo Morales fue de los primeros en expresar su desazón: "Una lástima que mi partido haya entregado su soberanía política", indicó a través de Twitter.

A él le siguieron el vicegobernador santafesino, Jorge Henn, que habló de "la peor decisión de la Historia de la UCR", Nito Artaza, quien expresó que "pasamos de la causa de los desposeídos a la causa de los empresarios contratistas del Estado" y Julio Cobos, con un perfil más bajo.

Pero las repercusiones no quedaron ahí porque un grupo de precandidatos a gobernador del radicalismo que no avaló la alianza con el PRO prepara una estrategia para diferenciarse del sector liderado por Ernesto Sanz. Son los radicales “desencantados”, entre los que se incluye a legisladores, candidatos provinciales y dirigentes municipales.

La intención de este sector es “conformar una idea de contención política”, que terminará de definirse el lunes 30 de marzo. Según trascendió la mira de los disidentes está puesta en la Convención provincial de la UCR prevista para el 11 de abril, a la que planean llevar una petición para que se les autorice sumarse a una oferta “progresista”. La intención sería formar parte de la propuesta electoral que encabezará Margarita Stolbizer, donde el propio Alfonsín estaría dispuesto a ser candidato a gobernador de ese armado.

Otra muestra de rebeldía partidaria fueron los militantes radicales que desde las redes sociales convocaron, antes de ayer, a una marcha denominada #25M al Comité Nacional de la UCR, con la consigna: “No al pacto con el PRO. Con la derecha jamás”.

Pero uno de los casos que puede marcar tendencias de varios dirigentes radicales disidentes es el del referente radical de Mar Chiquita que desembarcó en el Frente para la Victoria tras el acuerdo de su partido con el PRO.

Se trata de Marcelo Dapelo, ex presidente de la Juventud Radical quien expresó “nos sentimos defraudados, por diferencias ideológicos me aleje del partido” .

Dapelo ya se encuentra trabajando y apoyando la carrera política de Marcelo Sosa.

Sobre su decisión tajante manifestó: “A muchos les llama la atención cambiarse de un partido tradicional al otro, pero no es tan llamativo ya que primero el Frente para la Victoria llamó a una concertación, incluso Julio Cobos, que hoy está dentro del Radicalismo, fue Vicepresidente de la Nación para el Frente para la Victoria”.

Y detalló que no solo él hizo el cambio sino que “fuimos muchos los dirigentes que hoy estamos trabajando con Marcelo Sosa y que se sintieron defraudados ideológicamente".

leer más