Micheli se diferenció de Moyano y pidió un aumento de salarios urgente

En medio del reclamo de varios sindicalistas por un plus para fin de año, el secretario general de la CTA Autónoma explicó su disidencia

leer más

Se realizó la tercera “Marcha de las antorchas” contra los tarifazos

Encabezada por Pablo Moyano, Pablo Micheli y Hugo Yasky, se realizó la tercera “Marcha de las antorchas” en “La feliz”. Las dos anteriores fueron en Buenos Aires y Rosario. Las próximas serán en Bariloche, Mendoza y Córdoba.

leer más

Pablo Moyano disparó contra el Gobierno y adelantó: “El paro general no va a pasar de marzo o abril”

En la previa de la tercera Marcha de Antorchas contra los aumentos organizada por las dos CTA y distintas organizaciones sindicales y organizaciones sociales, el dirigente camionero exigió al gobierno que retrotraiga el tarifazo y advirtió la posibilidad de un paro nacional. La próxima protesta será en Bariloche.

leer más

Resistencia al ajuste: La CTA se declaró en alerta y movilización

Un día después de que el gobierno de Cambiemos anunciara una serie de aumentos de tarifas y servicios para el 2019, la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) se declaró en alerta y movilización.

leer más

Las dos CTA anunciaron un paro de 36 horas

La medida de fuerza será a partir del lunes 24 y coincidirá al día siguiente con la huelga lanzada por la CGT.

leer más

Hugo Yasky a Macri: “No vamos a abandonar la calle ni un instante”

El líder de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, habló del paro nacional de hoy. Celebró la “señal de rechazo absoluto” al Fondo Monetario Internacional (FMI) y agregó que los trabajadores  no piensan “abandonar la calle ni un instante”.

leer más

Marcha unitaria con velas contra el tarifazo

Las dos CTA, la CGT, Camioneros, clubes de barrio, empresas recuperadas y Pymes, entre otras, llamaron a movilizarse el 19 de abril próximo en el Obelisco porteño contra el aumento desmedido de todos los servicio públicos.

El jueves que viene el centro de la Ciudad de Buenos Aires será escenario de una nueva marcha con velas contra los tarifazos digitados por el gobierno de Mauricio Macri. La movilización partirá desde las 19 horas del Congreso hasta el Obelisco porteño.

El anuncio de la movilización contra el tarifazo fue anunciada este viernes en una conferencia de prensa a cargo de los titulares de las centrales obreras, Hugo Yasky y Pablo Michelli, junto con Pablo Moyano.

“Los manifestantes fueron invitados a marchar con velas en el repudio a las subas en los servicios y para el día previo hay convocados ruidazos”, informaron desde Camioneros.  También participarán de la movilización organizaciones intermedias, clubes de barrio, pymes y empresas recuperadas.

“Nos están llegando facturas de electricidad con aumentos del 600 por ciento”, denunció Eduardo Montes, de la Cooperativa Gráfica Patricios. “Para nosotros, una suba gradual podía llegar a ser manejable, pero este aumento desbocado de los servicios más la apertura de las importaciones, más las devaluaciones, es un combo explosivo. No hay forma de trasladar el precio a los clientes. Cientos de cooperativas quedamos en riesgo de cierre.”

Para Yaksy, la marcha se realizará “como símbolo de esas velas que tienen que encender en muchas casas donde en este momento las cuentas de luz no se pueden pagar".

Además, el bloque reservó el microestadio del club Ferrocarril Oeste para un acto el 27 de abril. Según publica ámbito.com, “cerca de Moyano recordaron que el año pasado ese mismo predio fue utilizado por Macri para presentarse en un acto por el Día del Trabajador que le había organizado el dirigente de los peones rurales Gerónimo Venegas”.

leer más

Marcha contra las reformas: “El Gobierno profundizó la peor grieta, la que separa a los que pueden comen de los que no”

Sectores de la CGT, las dos CTA y movimientos políticos y sociales se movilizaron a Plaza Congreso para repudiar las reformas que el macrismo quiere imponer en tratamiento esprés. "Trescientos mil trabajadores vinimos a decirle a Macri y a los legisladores que no aceptamos el ajuste que quieren imponer en el país para beneficiar a los más ricos", aseguró el dirigente gremial Sergio Palazzo, que cerró el acto.

La convocatoria empezó al mediodía con la llegada de las columnas desde todo el país. Fue una marcha transversal que reunió a sectores peronistas más ortodoxos, al kirchnerismo y a la izquierda. Participaron dirigentes cercanos a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, como puede ser el propio Palazzo, Hugo Yasky, Walter Correa (diputados electos por Unidad Ciudadana), o Daniel Catalano, de ATE Capital, hasta Pablo Moyano, que fue muy crítico de la última administración K. Todos coincidieron en el rechazo a los cambios propuestos por Cambiemos.

"Esperemos que los legisladores no aprueben esta reforma previsional. Le vamos a dar pelea", dijo por su parte Moyano, otro de los oradores principales. "Se repite la historia. Cada vez que asume un gobierno liberal ataca a las organizaciones de los trabajadores, para ir por nuestros derechos", describió.

Además de Palazzo y Moyano, hablaron dirigentes de las dos CTA, Yasky y Pablo Micheli. Todos coincidieron en remarcar que "seguirá el plan de lucha contra estas reformas hasta que caigan", coincidieron.

"No descartamos un medida de fuerza", insistió sobre el cierre Palazzo. "El Gobierno profundizó la peor grieta, la que separa a los que pueden comen de los que no", dijo el bancario que llamó a "todas las organizaciones que todavía no lo hicieron a sumarse a esta lucha contra estas reformas que no son nuevas, que quieren instalar el ajuste para beneficiar a los ricos".

leer más

Micheli: “Si los senadores no tiran a la basura las reformas vamos a un paro nacional antes de fin de año”

Lo dijo antes de la marcha al Congreso, donde confluirán miles de trabajadores y militantes de organizaciones sociales. “Las tres reformas, tanto la fiscal, como la previsional y la laboral, son una tragedia para el pueblo argentino y nosotros no podemos permitir semejante barbaridad”, subrayó el titular de la CTA Autónoma.

Pablo Micheli adelantó que tras la marcha de este miércoles podría convocarse a una medida de fuerza para rechazar el ajuste y las reformas regresivas del Gobierno de Mauricio Macri.

“Si los senadores no tiran a la basura los proyectos de reforma vamos a un paro nacional antes de fin de año”, sostuvo en las últimas horas el secretario general de la CTA Autónoma al explicar que las tres iniciativas, “tanto la fiscal, como la previsional y la laboral, son una tragedia para el pueblo argentino y nosotros no podemos permitir semejante barbaridad”.

“Acá hay un sector, que es el más importante de la sociedad, que es el de trabajadores y trabajadoras que nos ganamos la vida trabajando, no como los especuladores que ponen la plata en el banco con las Lebacs a una tasa de interés altísima; no producen, no generan puestos de trabajo y lo único que hacen es timba financiera”, agregó el gremialista.

Micheli estuvo ayer en Neuquén respaldando a los estatales de esa provincia junto a Daniel Catalano, titular de ATE Capital, quien expresó que “la unidad es una articulación que lleva tiempo pero hay una predisposición muy grande por parte de toda la dirigencia de que esto se pueda materializar porque el avance de estas políticas son muy agresivas”.

La CTA Autónoma junto a la CTA de los Argentinos, la Corriente Federal de Trabajadores (CFT) y sindicatos de la CGT como el de Camioneros, que conduce Pablo Moyano, encabezarán esta tarde junto a organizaciones sociales una multitudinaria marcha al Congreso para rechazar los proyectos de reforma del Gobierno de Mauricio Macri.

leer más

“El Movimiento Sindical no se entrega”

(Por Nelson Ferrer) Algo acaba de suceder en la Argentina. Justo el día en que se conmemoró el 172º aniversario de la Batalla de la Vuelta de Obligado, estipulado como el Día de la Soberanía, miles de trabajadores se reunieron en Luján, en el camping del combativo Sindicato de Farmacia, para participar del Encuentro de la Militancia por la Soberanía Nacional. Un hecho soslayado y ocultado por los medios de comunicación hegemónicos y mal interpretado por quienes no pudieron entender la trascendencia de lo que allí se gestó. Hasta el periodismo bien intencionado no vio otra cosa que un “rejunte” de dirigentes gremiales opositores al gobierno, reunidos para hacer catarsis y morigerar los golpes demoledores que la Derecha viene asestando a sus representados y al pueblo argentino en su conjunto. Craso error. Porque tras el Encuentro de Luján nada será igual.

Hubo allí un acontecimiento histórico. Un hito que marcará un “antes y un después” en el devenir de la política nacional, que no se limita en sus efectos a la cuestión meramente sindical. Se encontraron, y se abrazaron, líderes de organizaciones y corrientes sindicales y sociales que hasta hace poco parecían irreconciliables. Algunos analistas se aventuraron a afirmar que, en esta oportunidad, Pablo Moyano logró reflotar el mítico Movimiento de Trabajadores Argentinos (MTA). Otros, que el evento había dado lugar a la fundación de la “CGT – Luján”. Ni una cosa, ni la otra. Porque no fue un encuentro espontáneo. Tampoco fue un acto reflejo de aquellos a quienes “los une el espanto”. Fue, en todo caso, la consecuencia lógica de acciones bien fundadas y programadas por un sector del Movimiento Sindical curtido en las batallas que constituyen lo mejor de las tradiciones del movimiento obrero argentino. Un acontecimiento cualitativamente más importante que la fundación del MTA en 1994. Porque en Luján se constituyó, de hecho, una suerte de “Plenario Intersindical” más amplio que cualquiera de las organizaciones precedentes. Pretender que de este Encuentro surja otra Central obrera, buen favor le haría al gobierno neoliberal que asumió en 2015 con el hándicap de enfrentar a los trabajadores divididos en cuatro centrales y en siete corrientes sindicales. Es evidente que, en el espíritu de los participantes, nadie tiene la intención de seguir dividiendo y debilitando al movimiento nacional. Dicho esto, y para entender lo acontecido en Luján el 20 de noviembre, tenemos que remitirnos a su génesis. Debemos reconocer que, aunque relativamente nueva, la organización convocante fue la Corriente Federal de Trabajadores de la CGT. Esta corriente, que se constituyó formalmente en agosto de 2016, está integrada por tres vertientes sindicales caracterizadas por sólidas señas identitarias y por derroteros históricos que las hermanan. Por un lado, están los sindicatos que responden al Núcleo del MTA, un espacio que se forjó en la resistencia al neoliberalismo en los años 90 del pasado siglo y que se mantuvo activo a pesar de la decisión inconsulta de alguno de los líderes del MTA de desintegrar el Movimiento en 2004. Este Núcleo se ha caracterizado por su combatividad, por su coherencia, por su programa nacional y por su independencia de clase frente a los gobiernos de turno. Es, como suelen denominarlo, “la reserva moral” del movimiento obrero. El Núcleo del MTA nunca tuvo por objeto constituir una Central por afuera de la CGT. Su principal referente es Horacio Ghilini, dirigente del Sindicato de Docentes Privados. Además del SADOP, integran este espacio, el SATSAID (Televisión); la ADEF (Farmacia); la UOMA (Molineros); el SUP (Publicidad); la FATIDA (Gráficos del interior); la CEA (Confederación de Educadores Argentinos), SITRAJU (Judiciales); UOM de San Justo (Metalúrgicos); FATPREN (Trabajadores de Prensa); SECASFPI (Trabajadores de ANSES); APSEE (Energía); Telefónicos, entre otros. Otra de las vertientes de la Corriente Federal de Trabajadores de la CGT, es la Corriente Sindical Federal. Un grupo de sindicatos liderados por la Federación Gráfica Bonaerense, con mucha influencia en las Regionales de la CGT del interior del país. Su referente indiscutido es Héctor “Gringo” Amichetti, Secretario General de la FGB. Este sector se identifica especialmente con la histórica CGT de los Argentinos, liderada por Raimundo Ongaro. La tercera vertiente está representada por la Asociación Bancaria, el poderoso sindicato de los empleados bancarios, liderado por Sergio Palazzo. La Bancaria, gremio de gran trayectoria, fue de los primeros en plantarse firmemente contra las políticas regresivas implementadas por el presidente Macri cuando inició su mandato. Las luchas obreras desencadenadas a principios de 2016 en respuesta a las mismas, encontró en la calle, a cielo abierto y casi cotidianamente, a los militantes de los sindicatos de las tres vertientes. Luego, sólo bastó matrizar la unidad y presentar en sociedad a esta nueva Corriente Federal de Trabajadores de la CGT, hecho que se produjo en agosto de 2016 en el Micro Estadio de Ferro. A partir de entonces, todos los trabajadores reconocieron a esta organización como una verdadera representación de los intereses nacionales y populares. Una entidad combativa, solidaria y unitaria que se dispuso desde un principio a tejer alianzas con otras organizaciones sociales para resistir los embates neoliberales. Con un Programa Nacional sintetizado en 27 Puntos, inspirados en los Programas de La Falda, Huerta Grande, 1º de Mayo de 1968 de la CGT de los Argentinos, los 26 Puntos de la CGT de Ubaldini y el Programa del MTA, la CFT enarboló la unidad en base a principios históricos del movimiento obrero argentino. Consolidada como organización en apenas un año de lucha, la CFT dejó al descubierto todas las concesiones que los principales dirigentes de la CGT dieron al gobierno de los ricos, dando la espalda a los trabajadores y a los más humildes de la sociedad. Esta ausencia de representatividad por parte de los dirigentes de la CGT, denunciada por la Corriente Federal en el Congreso de la Central, como en el Confederal, ha deslegitimado las negociaciones y los acuerdos que el triunvirato ha realizado con el gobierno. Por otra parte, el clamor popular por ponerle límites a la voracidad oligárquica convocando un Paro Nacional que la CGT viene postergando indefinidamente, ha determinado que otras centrales sindicales, como las dos CTA y un grupo de gremios de la CGT liderados por Pablo Moyano, aceptaran participar del Encuentro de Luján convocado por la Corriente Federal para consensuar un enérgico Plan de Acción. Palazzo, Ghilini, Amichetti, Yasky, Micheli y Moyano, serán los conductores.

Ahora, resulta harto evidente que tras el éxito del 20 de noviembre, ha nacido un Frente Sindical y Social que, aún sin tener un nombre, evidencia la gestación de “una masa crítica” que está en condiciones de resistir eficazmente las políticas regresivas del actual gobierno y de avanzar en la construcción de una fuerza motriz sobre la que se sustente un nuevo bloque político Nacional y Popular. Entonces, como en otros momentos trágicos de la historia argentina, en los que la clase política no ha estado a la altura de las circunstancias, será nuevamente el Movimiento Sindical quien fije la última frontera, el límite inexpugnable para quienes pretendan devolvernos a la miseria de la dependencia y la injusticia social que las clases dominantes enarbolan como su única bandera.

leer más