CFK visitó a productores de leche de Lincoln, a quienes le aumentaron un 300 % los costos

En uno de los tantos tambos del interior de la provincia de Buenos Aires, la precandidata a Senadora de Unidad Ciudadana, dialogó en Lincoln con productores lácteos, quienes  denunciaron el aumento de insumos tales como gasoil, electricidad y el alimento para las vacas o la caída del consumo de leche, entre otros.

En diálogo con Cristina Fernández de Kirchner, los productores lácteos de Lincoln sostuvieron que la devaluación provocó un fuerte aumento del alimento para los animales bajando considerablemente el margen de rentabilidad y en algunos casos el cierre total de los establecimientos lecheros.

Los productores también manifestaron que el aumento del gasoil y las tarifas eléctricas impactaron de lleno en el funcionamiento de los tambos y por ello los costos en total aumentaron 300 % desde la devaluación de diciembre de 2015.

Luego de la visita al tambo, Cristina se reunió con el presidente de la Sociedad Rural local, Anibal Fernández, y otros productores locales. En la reunión trazaron un panorama similar al del productor lechero.

Durante su visita a Lincoln Cristina fue recibida por más de 500 linqueños. Asimismo visitó a los candidatos locales y seccionales.

Read More

El consumo de leche se derrumbó 25% y está en su nivel más bajo desde la crisis de 2001

En 2016 la baja de la producción primaria de leche fue de 14%, el peor rendimiento desde 1970. El consumo per cápita, en tanto, fue el más bajo desde la crisis de 2001. Grave.

La crisis láctea dejó en 2016 unos datos alarmantes. La producción primaria de leche alcanzó 9711 millones de litros, lo que significó una caída de 14,17% en comparación con 2015. Esta caída fue la mayor baja desde 1970 (semejante al retroceso experimentado en 2002 cuando en plena crisis económica e institucional la retracción había sido del 10%) y evidencia la complicada situación que vienen atravesando los tambos y la industria lechera en el país en los últimos años.

En términos de litros, fueron 9,7 millones los producidos, la peor marca desde 2007, cuando se produjeron 9,5 millones, explicó el Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav), en base a la Subsecretaría de Lechería del Ministerio de Agroindustria.

Si bien las causas principales que menciona el informe citan a la merma de consumo en el mercado interno, por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores producto de la inflación, y la retracción en la demanda externa, en gran parte también influyeron las fuertes inundaciones que sufrió la principal cuenca lechera del país (Santa Fe-Córdoba), además de la baja de rentabilidad que los tamberos y la industria vienen sufriendo desde hace varios años.

Quizás, el caso SanCor sea el más emblemático, pero para muchos pequeños productores la situación se volvió insostenible. Según el Observatorio de la Cadena Láctea (OCLA), en 2016 se cerraron 460 tambos, duplicando la tasa promedio de cierre de los últimos años.

"Incidieron sobre el sector los aumentos en el valor de los combustibles, lo cual encareció la logística, además de la decisión de la actual administración de eliminar buena parte de las retenciones agrarias sin ofrecer compensaciones a los productores lácteos", critica el informe de la Undav, que además agrega que como subproducto de la devaluación de diciembre de 2015 y de la subsiguiente eliminación de los derechos de exportación de la mayoría de los cereales agrícolas, "se produjo un desacople entre los precios de venta de la producción primaria hacia el entramado industrial y los costos productivos del tambo".

El relevamiento sostiene que el consumo anual de leche por habitante, medido en litros, cayó desde un promedio mensual de 44 litros consumidos durante 2015 a 40 litros en 2016, el menor consumo per cápita desde la salida de la crisis de 2001.

La mayor parte de la caída es explicada por la situación de la leche pasteurizada consumiéndose casi 6 litros menos de este producto en 2016 (-20%). Por su parte el consumo de leche esterilizada creció 15% y la de leche chocolatada disminuyó 10%. En el agregado, el consumo de leche fluida cayó 9,3% de un año a otro. Dentro de la menor demanda interna, la leche en polvo fue la que registró la caída más fuerte, con 43,8% interanual; seguida por la manteca, con 13,1%; el yogur, con 9,8%; y la leche líquida, con 9,3%.

Read More

Crisis en la producción lechera de la provincia de Buenos Aires

La industria lechera fue una de las más castigadas durante todo este año, y esto se debió a múltiples razones, que van desde el problema de las inundaciones que generaron caída en la producción y por el bajo precio de la materia prima que no compensan a toda la cadena. Ante este panorama los trabajadores del sector comenzaron a intensificar los reclamos.

Según constata un informe del Ministerio de Agroindustria de la Nación, el sector lechero registró un incremento importante durante el 2013 hasta el 2015, y a partir de esa etapa la producción fue decreciendo. Esta tendencia a la baja, traducida en números significa que para el 2016 la producción superará mínimamente los 10 mil millones de litros, es decir, 1244 millones de litros menos que el año anterior, lo cual representará los niveles más bajos de los últimos 6 años.

Cabe recordar que las inundaciones de este año hicieron que se perdieran muchas vacas, lo que agravo aún más la situación del sector que, según los especialistas, este año va a finalizar con una caída de un 11% en la producción.

El ministro de agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquís, prevee que para el 2017 aumente el valor que se le paga a los tambos por litro de leche. Esto equivale a que el precio por cada litro de leche cruda pase de 30 a 35 centavos de dólar, con lo cual se estima que de esa manera se resolvería parte del problema que hoy afecta a la lechería.

Read More

El Frente Renovador le exige a Vidal eximir de impuestos a los tamberos

La crisis que atraviesa la rentabilidad en los tambos de la provincia de Buenos Aires, encendieron la alarma del Frente Renovador que lidera Sergio Massa.

La legisladora, Marí del Huerto Ratto, quien además es referente del sector agropecuario pidió al Ejecutivo que se “los exima de pagar los impuestos de la Provincia y también de la suba anunciada en la tarifa eléctrica hasta que los tambos vuelvan a trabajar con rentabilidad” que beneficiaría a los sectores más afectados.

La diputada aseguró que es "necesario que la provincia colabore y ayude al productor, que está sufriendo una situación límite y que naturalmente afecta a cientos de familias” y que la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia revise las conductas en la cadena productiva.

En este marco, productores de diversos puntos del interior de la Provincia se manifestaron ayer en las rutas y hasta repartieron leche entre los transeúntes y vehículos que pasaban por el lugar a modo de protesta por la crisis que sufre el sector.

“El Estado tiene un rol indelegable frente a esta emergencia. La crisis es profunda y lamentable, todas las semanas tenemos remates de tambos y esta actividad es fundamental en el desarrollo local de los pueblos del interior y en la creación de empleo", manifestó la legisladora oriunda de Pergamino.

Ratto enfatizó que “la devaluación y el aumento costos impactó severamente la rentabilidad de los tambos. Recordemos que un productor recibe $2,68 por litro y el precio final en la góndola de la leche es de $16” que deja de manifiesto la variable entre productores y el precio que pagan los consumidores.

En el día de ayer, los tamberos se manifestaron para dar cuenta de la gravedad de la situación.

Tandil, donde está la Cuenca Lechera Mar y Sierras, que agrupa a unos 150 tambos del sudeste bonaerense, se concentraron unos 70 productores en la colectora de la ruta 226.

En forma de protesta, regalaron más de 5000 litros de leche larga vida que se agotaron en menos de una hora ante la gran cantidad de personas que se agolpó hasta el lugar para recibirlos.

En Trenque Lauquen, en la cuenca productora del oeste bonaerense, unos 200 productores se movilizaron hasta la planta de La Serenísima sobre la ruta 5 y mantuvieron un bloqueo de esa planta entre las 9 y las 15.

Un productor de Tandil explicó en detalle la situación: "Hicimos esta movilización para informarle a la sociedad cuál es la realidad, ya que mientras a nosotros nos pagan $ 2,60 el litro, el consumidor paga de 16 a 17 pesos el sachet de litro de leche. Los productores no podemos cobrar más de los que nos pagan (las industrias) y los consumidores no pueden pagar menos de los que les cobran", dijo Claudio Ersinger.

En tanto la gobernadora María Eugenia Vidal días atrás reconoció que los productores tamberos están atravesando una crisis de precios por su producción, y afirmó que están recibiendo 20% menos de precios que hace un año por parte de las industrias.

Read More

El ajuste llegó al campo: denuncian el cierre de “un tambo por día”

El vicepresidente de la Unión General de Tamberos (UGT), Guillermo Draletti, denunció  el cierre de "un tambo por día" y la "falta transparencia de mercado", al tiempo que afirmó que "la diferencia" del precio que recibe el productor y el que paga el consumidor "se la queda el supermercadismo".

"Si un grupo de empresas, cinco o siete, pueden bajarle los precios a once mil tamberos, esto marca que no hay una transparencia", apuntó. En tanto, consideró que "tenemos entre productor y consumidor la brecha más grande del planeta", y precisó que "está desapareciendo un tambo por día".

En declaraciones a Radio 10, Draletti detalló: "Nos pagan 2.20 pesos el litro de leche y hace un año cobrábamos 3.80, pero los insumos subieron. No conozco otro precio en la economía que baje y baje en un contexto inflacionario".

Draletti indicó que el gobierno de Mauricio Macri "implementó un subsidio, que todavía no se ha pagado, durante 3 meses", aunque consideró que "no es lo que sirve" porque "cambiar una situación de mercado cuesta mucho, y hay que tener una decisión".

"Es verdad que el gobierno anterior (de Cristina Fernández) cuando teníamos la leche en polvo a cinco mil dólares prácticamente frenaba las exportaciones, y ahora que tenemos a mil ochocientos es difícil volver a ganar rápidamente un mercado, por más de que se haya devaluado", agregó.

Por último, opinó que "tenemos la suerte de que el 30 por ciento de la producción que se exportaba se volcó al mercado interno, porque los precios internacionales se fueron derrumbando, viene salvando la situación".

Ayer el gobierno bonaerense le prometió a los referentes de las principales entidades rurales de la provincia lanzar en los “próximos días” una línea de créditos para productores lecheros afectados por la gran crisis que vive el sector, al tiempo que buscará definir el financiamiento y plazos de licitación para la cuarta etapa de las obras del Río Salado.

Estos fueron los datos salientes anunciados durante la segunda reunión del año de la Mesa Agropecuaria bonaerense que preside el ministro de Agroindustria Leonardo Sarquís y que también integran dirigentes de Carbap, Federación Agraria Argentina, Sociedad Ruiral y Coninagro.

La situación de la lechería fue el primer tema planteado por los ruralistas y luego se citó para el próximo martes con carácter de “urgente” a la Mesa Lechera provincial. Entre otros temas, las entidades pidieron precisiones sobre una línea de créditos blandos para el sector que había anunciado el Banco Provincia.

Read More