6 diputados de Frente Renovador votarían a favor de la ley anti despidos

El proyecto de Ley antidespidos, que ya cuenta con media sanción en la cámara alta, se debatió hoy en comisiones.

Luego de la discusión se votarón los dictámenes que dejaron plasmadas tres postura distintas. El kirchnerismo votó el proyecto tal como lo aprobó el senado de la nación. El Frente Renovador sorprendió a la hora de dar aval al proyecto que venía promoviendo con ímpetu,Sergio Massa que sostuvo que hay que hay que aprobarlo con cambios, no fue acompañado por todo su bloque. Cambiemos, por su parte, rechazó la discusión de plano.

La sorpresa del Frente Renovador no fue grata para Massa que es la primera vez que muestra ruido interno en su bloque. Los diputados Héctor Daer y Juan Taboada, que representan de los gremios de Sanidad y Camioneros, firmaron junto al kirchnerismo y seguramente darán quorúm en la aprobación de la ley.

Por su parte, el legislador nacional, Facundo Moyano, Carla Pitiot (dirigente del gremio Apoc) y Cecilia Moreau y Enrique Castro Molina, también acompañarían la ley anti despidos sin modificaciones.

El ministro de trabajo, Jorge Triaca, participó del plenario de Presupuesto y Legislación Penal, donde sostuvo que “este proyecto genera condiciones de limitación a la generación de empleo”.

Pero la expectativa estaba puesta en el Frente Renovador, luego de que su jefe Sergio Massa confirmara anoche que no darían quórum.

Marco Lavagna anticipó que su bancada iba con dictamen propio, que no excluirá a las Pymes de la prohibición para despedir, sino que tendrá un capítulo especial con beneficios impositivos si sostienen su planta de empleados.

El sindicalista petrolero Alberto Roberti, diputado del Bloque Peronista y presidente de la comisión de Legislación Laboral, leyó el dictamen de apoyo al proyecto del Senado e informó que había tiempo hasta las 19 para recolectar firmas.

El Frente Renovador tenía expectativas de robarles a los diputados del socialismo, que respaldaron siempre a los gremios pero al menos tras la sesión no habían aclarado si, como se supone, se sumaban al kirchnerismo en la idea de sancionar el texto del Senado.

Luciano Laspina, presidente de la Comisión de Presupuesto, anunció que Cambiemos rechazará el proyecto sin matices, pero pidió un tiempo para escribir el dictamen.

El Frente Para la Victoria, pidió que se tratará la ley mañana en el recinto a las 11:45 de la mañana.

leer más

Macri aseguró que el proyecto de ley anti despidos “es arbitrario”

El presidente Mauricio Macrí recorrio hoy la fábrica recuperada, Cresta Roja. En ese marco, señaló que es "arbitraria” la iniciativa de limitar los despidos que impulsa la oposición en el Congreso y subrayó que

su "compromiso es generar trabajo porque es el camino para salir de la pobreza, pero no imponiendo leyes que ya fracasaron en el pasado" y subrayó que "la inflación es un impuesto perverso que le cobra un mal gobierno a su

gente".

El primer mandatario, salió primero al cruce de los diputados que integran la Comisión de Trabajo de la Cámara baja, quienes confluyeron en la conformación de un proyecto de ley para prohibir los despidos de trabajadores hasta el 31 de diciembre y duplicar los montos de la indemnización en caso de despido.

El Presidente confió que “recién me acerqué a saludar a un joven que estaba en la línea, y le dije: '¿Cómo estás? Hace una semana que volvieron a trabajar'. Y él me contestó: 'Gracias a Dios'. Y claramente es una

bendición tener un trabajo. Hoy más de 1.000 personas han vuelto a trabajar en esta planta, y van a ir incrementándose, según pronostican, de a cientos en los próximos meses”.

Macri, aseguró que los operarios de esta planta “tiene que ver con su lugar en la vida, su capacidad de progresar, su capacidad de aprender, y es lo que todos queremos: que Cresta Roja esté funcionando tiene que ver con esta

nueva etapa que comenzó en la Argentina, con el propósito de poder progresar".

"Queremos progresar y ser felices, no podemos repetir los errores; eso no generó trabajo, destruyó trabajo” y “no hagamos cosas que no sirven", afirmó Macri.

El jefe de Estado acompañado por la gobernadora María Eugenia Vidal; el jefe comunal de esa ciudad, Fernando Gray; los ministros de Trabajo, Jorge Triacca; de Producción, Francisco Cabrera; el secretario General de la

Presidencia, Fernando De Andreis, destacó la “necesidad” de "profundizar el diálogo y confiar en el otro" para que el país "sea lo que el mundo espera y pueda aportar su liderazgo".

"No por nada el mundo nos quiere acompañar y financiar en cantidades que no se pueden ni medir y nos ofrecieron más de 65 mil millones de dólares para acompañarnos, porque ahora el mundo dice: creemos en los argentinos y los necesitamos".

Admitió que “entiendo la preocupación” sobre la situación planteada por la desocupación y los despidos ocurrido en los últimos meses y "la comparto y es mía la angustia de cada argentino” y “estoy ahí, como cuidamos a los

empleados de Cresta Roja cuidaremos a todos, pero no con la vía de la arbitrariedad, de la imposición, con leyes que nos alejen del futuro que queremos” y "vamos a trabajar juntos en lo que suma", porque el país “tienen que aumentar su producción de pollos y otros productos más para exportar al mundo”

Más adelante, remarcó que "me cuesta entender cuando nos dicen que haber sacado las retenciones a la producción, a la exportación del campo, es haber actuado en favor de los ricos” y afirmó “eso no es verdad, lo que

buscamos fue la equidad para que las economías regionales puedan volver a crecer, producir y generar fuentes de trabajo” e impidió además a nuestro país a "crecer por más de cinco años".

Para Macri “a partir de decir la verdad hay que conseguir que se restablezca la confianza en el país, para que eso traiga un proceso de inversión que ya empezó” y acotó que “necesitamos que la apertura de esta planta avícola se multiplique, porque Argentina tiene que exportar muchísimo más" productos.

Dijo que "lo duro y difícil de este momento de transición tiene que ver con el punto de partida, con una inflación de más del 700% acumulada en una década, llegando a los picos del 30% y contra lo cual estamos trabajando todos los días".

Afirmó que “tengo claro que la inflación es un impuesto perverso que le cobra un mal gobierno a su gente” y agregó que “es mi responsabilidad bajarlo”” y confió que “en el segundo semestre va a empezar a bajar".

Por último, agradeció a su equipo de trabajo. a los miembros del consorcio Ovoprot, a la comisión interna que "estuvieron día a día comprometiéndose a trabajar, que supieron dialogar pensando en el futuro y en cómo recuperar esta fuente de trabajo, pusieron lo mejor de cada uno” y acotó que “esto tiene que ser parte de algo mucho más grande, que tiene que estar pasando

en todo el país”.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara baja y diputado nacional del Frente Renovador, Alberto Roberti, señaló que “desde el AFIP registraron 26.000 despidos, existen problemas con la actividad petrolera, minera, con los servicios públicos y hay una baja económica lo que no quiere decir que no ganen los empresarios, quizás ganan menos pero no pueden recurrir a la vieja receta que es ajustar por los despidos”.

Al referirse al proyecto de ley presentado por el arco opositor, afirmó que “en realidad siempre hay una creencia en los oficialismos, que cuando hay demandas que defienden a los ciudadanos , creen que uno avanza contra el gobierno”, y agregó que “la última semana el Presidente les dijo a los empresarios “ muchachos dejen de aumentar los precios” y “ cuiden a la gente”, nosotros estamos buscando los mismo, no debería haber problema para aprobar este proyecto”.

Consultado en torno al proyecto de ley, el Diputado explicó que, “el proyecto prohíbe sustancialmente los despidos en el sector público y en el sector privado, y en última instancia si las empresas certifican que necesitan despedir, que paguen doble indemnización”.

“Nosotros no tenemos intenciones de que le vaya mal a Macri, si el país crece, estos proyectos van a ser una anécdota”, señalo Roberti.

Comparando las gestiones, el legislador comentó, “sabemos que las cosas estaban mal, pero lo que no es menos cierto es que todavía no ha llegado la etapa de construir un modelo distinto”, y agregó “no podemos quedarnos esperando la construcción y dejar que los empresarios se la lleven en pala”.

Finalmente, el Legislador se refirió a la movilización programada para el 29/04 “es preponderante la madurez y la prudencia del sindicalismo, en la movilización del 29 seguramente haya mucha gente movilizándose principalmente por el empleo”.

leer más

Giustozzi y Roberti se reencuentran en el armado de Rodríguez Saa

Ambos dirigentes bonaerenses, tanto el ex intendente de Almirante Brown como el sindicalista petrolero de Avellaneda, fueron jefes del bloque del massismo en la Cámara de Diputados. Ahora, tras su salto al FR y su vuelta el FpV, ambos coincidirán en un nuevo espacio.

Hubo un tiempo además en el que fueron adversarios internos: en el 2014, Roberti (esposo de la célebre Mónica López) había dicho que el ex intendente de Almirante Brown trabajaba casi “como un profesional del apriete”. Fue uno de sus tantos cruces,

Ahora, el ex candidato a presidente Adolfo Rodríguez Saá sumó a su armado peronista a ambos ex diputados del Frente Renovador, Darío Giustozzi y Alberto Roberti, a través de la creación de un “grupo parlamentario”.

El conjunto estará integrado por nueve diputados con una agenda común y une al bloque Compromiso Federal, liderado por Luis Lusquiños, con el interbloque Juntos por Argentina.

Quienes se unieron bajo el nombre “Compromiso Parlamentario por la Argentina” son, además de Roberti y Giustozzi, Claudio Poggi, José “el mellizo” Orellana –quien abandonó hace pocos días las filas del FpV-, Ivana Bianchi, Sandro Guzmán, Eduardo Fabiani y Berta Arenas.

En un comunicado, todos ellos manifestaron su “compromiso de trabajo, priorizando los intereses del país y el bien común por sobre las disputas de poder y los intereses particulares”.

“Como sociedad, tenemos una oportunidad de construir una nueva etapa sobre la base de coincidencias y demostrando que la dirigencia argentina tiene la madurez política que requieren las circunstancias”, expresaron los diputados.

Y agregaron que “esa madurez, sumada al trabajo con amplitud, generosidad y humildad se tiene que reflejar en el Congreso, construyendo puentes de cooperación entre los distintos actores sociales, políticos e institucionales para trabajar juntos en los desafíos pendientes de nuestro país”.

El grupo parlamentario se formó con el fin de “acordar unidad de criterios y unidad de acción legislativa, acercando propuestas y con espíritu de colaboración con aquéllos que deben enfrentar cotidianamente la resolución de problemas, favoreciendo de esta manera el desarrollo de nuestra Patria y de nuestro pueblo”.

“Es la hora de un diálogo nuevo. Es la hora de los grandes acuerdos nacionales”, concluye el comunicado firmado por los nueve diputados nacionales.

leer más

Tras su minicrisis, Massa busca evitar fugas y plantarse como líder opositor

El resultado de las elecciones había dejado instalado a Sergio Massa como uno de los perdedores que ganó. Que ganó algo, al menos: visibilidad, rodaje y -después del 10 de diciembre próximo- un grupo de diez intendentes bonaerenses, un bloque 32 diputados nacionales más 21 diputados y 9 senadores bonaerenses.

Sin embargo, apenas pasados los comicios se sumaron una serie de fugas que pusieron en alerta al Frente Renovador.

Tras la ida escandaloza de la diputada bonaerense Mónica López al FpV, se sumó la fuga de su esposo, el sindicalista del gas y petróleo Alberto Roberti, quien terminó siendo expulsado por su apoyo explícito a Daniel Scioli de cara al balotaje.

De hecho, Massa tuvo que redefinir la presidencia del bloque de diputados, que quedó a cargo de María Azucena Ehcosor, esposa del intendente saliente de Hurlingham, Luis Acuña.

La estrategia de Massa de postular una especie de neutralidad amistosa con el PRO tampoco parece haberle dados buenos resultados internos.

Por eso, días atrás reunió a gran parte del bloque de diputados nacionales que el Frente Renovador con el objetivo de contener a la tropa y asegurarse de frenar cualquier nueva baja o movimiento brusco al menos hasta el año próximo.

Para retomar la iniciativa y no perder presencia, esta semana organizó otra cita en el Club de la Marina, Rincon de Milberg, Tigre. Participaron, entre otros, los referentes económicos Roberto Lavagna, Martín Redrado y Aldo Pignanelli, además de otros dirigentes como Daniel Arroyo, Gustavo Iaies y Diego Gorgal.

Con la cabeza puesta en el 2016, Massa reunió a su "think tank" y aclaró que su función será la de "controlar y hacer cumplir", pero no "cogobernar".

"Nos votaron para controlar y hacer cumplir, no para cogobernar", señaló Massa durante el encuentro, y agregó que "el que acepte un cargo lo hace a título personal. Nuestra tarea es proponer, y controlar. Y ejercer nuestro rol desde los órganos de control".

Fue una especie de arenga y autoafirmación para no quedar desdibujado ante un futuro gobierno de Daniel Scioli o Mauricio Macri. De paso, corrigió su primer mensaje para el balotaje, que lo había dejado muy pegado y casi como un colaborador del macrismo.

leer más

Lopez-Roberti denunciaron pacto entre Massa y Macri

“Es incoherente que los peronistas nos encolumnemos detrás de Mauricio Macri, como pretende Sergio Massa”, sentenció el dirigente gremial Alberto Roberti para explicar su salida del Frente Renovador.

Quien fuera hasta hoy jefe de bloque de diputados del massismo, emitió un duro comunicado contra su ex referente político.“El peronismo representa los intereses del pueblo, no de la burguesía que pretende vendernos papelitos y globos de colores como si fueran grandes políticas sociales”, continuó Roberti.

“Mi salida de la conducción del bloque, tiene que ver con la pérdida de rumbo que este espacio ha tenido a lo largo de este último año, donde a partir de la caída de la imagen de quien nos conduce hoy, nos quiere someter a la votación del PRO, cuando esto va en contra de cualquier ideal político y social del peronismo”, insistió.

“Los peronistas votamos peronistas, eso fue y será siempre así. Por eso, el próximo 22 de noviembre voy a votar a Daniel Scioli”, dijo sin vueltas.

Por su parte su esposa, la diputada nacional, Mónica López se refirió a la salida del sindicalista de la órbita del espacio que lidera el ex intendente de Tigre. “No se puede hacer política expulsando a la gente” y calificó al espacio que conduce el tigrense como el “Frente expulsador”.

"El Frente Renovador dijo que iba a votar a Macri y eso no es peronismo” por lo que justificó que dentro de ese espacio haya diferencias.

“Así como un compañero eligió votar a (Mauricio) Macri, otro compañero eligió no votarlo”, detalló López al señalar que “hay un balotaje” y uno tiene que optar.

“Nosotros somos peronistas, y Roberti lo había dicho antes, se lo había dicho al Frente expulsador: yo en el caso de un balotaje voto a Scioli”, sentenció la diputada.

Asimismo, sostuvo que “a un dirigente gremial como Roberti no lo van a arriar como ganado y él a sus trabajadores tampoco los va a arriar como ganado para votar a Macri” lo que calificó como “una locura total”.

“No piensan ni siquiera qué representa cada uno, Roberti no representa un voto, representa un movimiento sindical dentro de la CGT, porque siempre estuvo en la CGT oficial, más allá de sus disidencias”, subrayó López.

En tanto indicó que el sindicalista había manifestado anteriormente su postura de “acompañar al peronismo” por lo que marcó que “peores son aquellos que lo niegan y está todo bien, y después se meten en el cuarto oscuro y te meten el puñal”, advirtió.

“Nosotros somos gente pública pero tenemos independencia de criterio tanto mi marido como yo, tenemos posibilidades de pensar distinto”, agregó.

Asimismo, acusó al massismo de “abandonar a suerte y verdad a los dirigentes políticos.

En este sentido, indicó que el massismo dijo que "iba a votar a Macri, eso no es peronismo", y puntualizó: "Nosotros nos hemos movido siempre dentro del peronismo, no traicionamos a nadie".

leer más

Tras su salto al sciolismo, el massismo expulsó a Roberti de su bloque

Según informaron desde el Frente Renovador, anoche, una reunión de bloque del espacio que lidera Sergio Massa, tomó por unanimidad la decisión de remover de la presidencia de la bancada del partido al dirigente petrolero Alberto Robert.

Además, advirtieron que le resolución no encontró resistencias. Fue tomada "sin ningún diputado que lo defienda", confirmaron.

El encuentro duró mas de tres horas y culminó a la 1 de la madrugada, y tuvo lugar en las oficinas que tiene el massismo en la calle Rodríguez Peña.

"Los más enfáticos impulsores de la remoción de Roberti fueron Felipe Solá y Graciela Camaño", explicó a Télam un diputado.

Roberti había manifestado su intención de sumarse al Frente para la Victoria en caso de que Sergio Massa no ganase la elección presidencial, en el marco de una relación tensa desde que su esposa, la legisladora bonaerense del FR Mónica López, se pasara al sciolismo en septiembre pasado.

Hasta diciembre, Ehcosor tendrá el cargo interino hasta que asuman los nuevos diputados electos de UNA y, según consensuaron anoche los diputados, la meta es formar un interbloque con los diputados delasotistas.

Massa fue parte de la reunión y solo habló al comienzo, sin mencionar a Roberti y "solamente dio su punto de vista de los resultados de la elección y del futuro del espacio".

leer más

Otro garrochazo: Roberti abandonó a Massa y acompañará a Scioli

Crónica de un garrochazo anunciado. Así podría definirse el salto de Alberto Roberti, líder petrolero y jefe de la bancada del massismo en diputados, que desde antes de las generales ya amagaba con cruza de vereda para desembarcar en el sciolismo.

El cambio de camiseta de Roberti había sido adelantado por su mujer, Mónica López, quien días antes del 25 de octubre resolvió abandonar su candidatura al Parlasur por UNA y mostrar su apoyo al candidato naranja.

Ya antes del 25 de octubre el gremialista se había cortado solo, y había adelantado que en un balotaje entre Mauricio Macri y Daniel Scioli votaría por Scioli, alimentando la ira de sus compañeros de espacio que todavía peleaban por instalar a Sergio Massa en la segunda vuelta.

Y tanto amague terminó en realidad. Ayer Roberti se sumó a la Mesa Sindical Scioli 2015 y blanqueó lo que era un secreto a voces. El petrolero se pintó de naranja.

Desde el massismo evalúan echar del espacio a Roberti. Por ello se reunieron la semana pasada y pospusieron la resolución que sería inminente.

El diputado nacional de UNA, Alberto Asseff, es uno de los más enfurecidos quien pidió la remoción del petrolero por “sus indignas declaraciones y los improperios contra Sergio Massa”.

leer más

Diputados: kirchnerismo sin CFK y el regreso del Grupo A

La oposición plantó bandera: el Congreso ya no será una “escribanía”, sino que dependerá de la negociación política. Como consecuencia de los resultados de las elecciones, después del 10 de diciembre el kirchnerismo ya no tendrá el quórum propio para sesionar en la Cámara de Diputados y aparecerá en juego el bloque de Cambiemos, que en la actualidad está dividido entre el PRO, la UCR y la Coalición Cívica.

Esta situación permite establecer un paralelismo con los tiempos del Grupo A, conjunto que durante 2010 se opuso a gran parte de las políticas impulsadas desde el oficialismo.

En cuanto a los resultados en la provincia de Buenos Aires, de la mano del candidato presidencial Daniel Scioli el Frente para la Victoria obtuvo 14 bancas, seguido de cerca por Cambiemos, que logró 12 bancas gracias a la elección de Mauricio Macri y María Eugenía Vidal.

FpV

El Frente para la Victoria bonaerense jugará en Diputados con figuras de renombre dentro del oficialismo. El secretario general de la Presidencia, Eduardo “Wado” de Pedro, que encabezó la lista de candidatos, suena fuerte en una eventual presidencia de la Cámara, si el balotaje es para DOS.

En tanto, la vicepresidencia de Diputados podría quedar en manos de la actual ministra de gobierno, Cristina Álvarez Rodríguez, una de las mujeres más cercanas al gobernador.

De los 14 diputados del FpV electos por Buenos Aires, sólo dos de ellos responden al núcleo duro del sciolismo: Álvarez Rodríguez y Diego Bossio. El resto viene del ala de La Cámpora o son nombres de confianza de la presidenta Cristina Fernández.

Tercero en la lista, el tandilense Bossio fue anunciado como posible ministro de Infraestructura de Scioli. El balotaje dirá si asume su banca de diputado o forma parte del Ejecutivo. En ese caso, reemplazará a Julio De Vido, ministro de Planificación que en diciembre se mudará al Congreso. Otro ministeriable que llegará a Diputados es Carlos Castagneto, segundo de Alicia Kirchner en el ministerio de Desarrollo Social.

También están los dirigentes que darán el salto desde la Legislatura provincial. Es el caso de Fernanda Raverta, diputada provincial en representación de la quinta sección electoral. En la Cámara baja bonaerense preside la Comisión de Derechos Humanos y durante 2010 tuvo a su cargo la oficina de ANSES Puerto Mar del Plata, denominada “Néstor Carlos Kirchner”.

Como anticipó PRIMEREANDO, el salto más considerable entre los dirigentes camporistas será el de Rodolfo Tailhade, quien pasará del Concejo Deliberante de Malvinas Argentinas a la Cámara de Diputados nacional. Además será el primer diputado nacional que ese distrito del Conurbano lleve al Congreso Nacional. Antes “Rodo”, como es conocido entre los militantes, fue titular de la Inspección General de Justicia.

Otro camporista, Rodrigo Rodríguez también ocupará un escaño en la Cámara de Diputados. Cercano al “Cuervo” Larroque desde que estudiaban en el Colegio Nacional de Buenos Aires, “Rodra” estuvo a cargo de la Subsecretaría de Comunicación Pública y actualmente es secretario de Organización y Comunicación Comunitaria del Ministerio de Desarrollo Social, cartera que conduce Alicia Kirchner.

Asimismo, Luana Volnovich tendrá una banca: hoy en día es responsable a nivel nacional del Plan Fines, destinado a que los estudiantes finalicen el primario y el secundario.

Cambiemos

En cuanto a Cambiemos, hay algunos nombres menos conocidos. El caso más paradigmático lo constituye Silvia Lospenatto, que encabezó la lista de diputados bonaerenses después de la sonora renuncia de Fernando Niembro. De bajísimo perfil, Lospenatto es subsecretaria de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, cargo que ocupa desde este año.

Pero no siempre trabajó con Mauricio Macri. Hasta el 2008 fue parte de la gestión de Scioli en la subsecretaría de promoción de Inversiones y Cooperación Internacional, cartera que comandaba el exduhaldista, Alfredo Atanasof.

Emilio Monzó, el segundo de la nómina de Cambiemos y ministro de Gobierno de CABA, también jugará en el Palacio Legislativo. Monzó también tuvo una breve participación en la gestión de Scioli. Fue ministro de Agricultura de la provincia en los tiempos de la resolución 125. A principios de 2011, el actual jefe de campaña del PRO se sumó al equipo de Macri, que había roto su alianza con Francisco de Narváez.

Miguel Bazze, tercero en la lista de Cambiemos y actual vice del bloque de la UCR, renovará su banca luego del acuerdo del partido centenario con el PRO y la Coalición Cívica. Autodenominado “alfonsinista” conoce el ajedrez parlamentario, a diferencia de sus compañeros de lista provenientes del gobierno de CABA.

Otra de las diputadas electas por Cambiemos es Samanta Acerenza, una joven politóloga que dirige el área de Atención Inmediata del Ministerio de Desarrollo Social de CABA. Asimismo, hará su regreso al Congreso un férreo opositor al kirchnerismo y mentor del Grupo A en Diputados: Eduardo Amadeo, que viene del desaparecido “peronismo disidente” o “peronismo federal”.

La sorpresa: un ex intendente que respondía a Margarita Stolbizer llegará a una banca de Cambiemos en diciembre. Se trata de Sergio Buil, jefe comunal de Rivadavia. "Va a terminar siendo testimonial del PRO en vez de quedarse en un espacio defendiendo las convicciones", le disparó Stolbizer cuando pegó el cambiazo.

UNA

El armado del massismo, bajo el nombre Una Nueva Alternativa, ganó ocho lugares en la Cámara baja. Su juego político dependerá de los resultados y la estrategia posterior al balotaje. Entre ellos renuevan mandato Facundo Moyano, Graciela Camaño y Alberto Roberti.

En tanto, el Frente Renovador llevará al Congreso a un grupo de jefes comunales bonaerenses: el intendente de Mercedes, Carlos Selva; la intendenta de General Lavalle, Marcela Passo; y el intendente de Bahía Blanca, Gustavo Bevilacqua. También asumirá su escaño el diputado provincial y armador territorial, Raúl Pérez.

La perlita: Cecilia Moreau. Hija del histórico dirigente radical, ahora cercano al kirchnerismo, será parte del massismo en la Cámara baja. Al igual que Bazze, también se considera “alfonsinista”.

FIT y Progresistas

En cuanto a la izquierda, Néstor Pitrola se candidateó a la gobernación bonaerense y, a la vez, encabezó la lista de diputados del FIT. Aunque perdió la carrera por el sillón de Dardo Rocha, volverá a ocupar un escaño en diputados luego de la buena performance de Nicolás Del Caño. Con su reingreso, el bloque del Frente de Izquierda alcanza cuatro lugares en Diputados.

En cambio, el bloque de Margarita Stolbizer quedó herido de gravedad, ya que no pudo renovar la banca de Omar Duclós y continúa sufriendo el exilio de dirigentes hacia otras fuerzas, como el reciente caso de Gerardo Milman.

leer más

Primer temblor en el massismo por el balotaje: evalúan echar a Roberti

Alberto Roberti está a un paso de salir del Frente Renovador, aunque a diferencia de su esposa, Mónica López, no será por motu propio, sino que será expulsado por sus pares. El dirigente sindical petrolero, Roberti, es nada menos que el jefe de bancada del massismo y quedó en el ojo de la tormenta el sábado por la noche, cuando horas antes de las elecciones, brindó su apoyo a Daniel Scioli en su cuenta de Twitter.

Roberti, que estaba tercero en la lista de candidatos en la provincia de Buenos Aires buscando la renovación de su banca, argumentó que le habían hackeado su perfil de la red social, pero las excusas no alcanzaron y sus pares aceleraron los tiempos para expulsarlo.

Hoy mismo Roberti se había cortado solo y había adelantado que la decisión sobre a quien votar en la segunda vuelta va a ser personal y que el 22 de noviembre él iba a votar al candidato peronista, al alusión a Daniel Scioli.

El bloque massista se reunirá hoy mismo para analizar una propuesta del diputado nacional Alberto Asseff, quien pidió la remoción del petrolero por "sus indignas declaraciones y los improperios contra Sergio Massa".

Asseff consideró "alarmante cómo algunos dirigentes siguen desprestigiando a la deshilachada política argentina".

Fuentes partidarias dieron por descontado a Infobae que Roberti será expulsado del massismo tras el encuentro. "No creo que nadie lo defienda", aseguraron.

leer más

Roberti se cortó solo y dijo que va a votar a Scioli

"Hacia adelante la mirada no va a poder ser grupal. Es muy difícil que la dirigencia política pueda empoderarse de los votos ciudadanos. Como Frente Renovador no podemos ejercer la tutela de la gente. La decisión va a ser personal, y yo el 22 de noviembre voy a votar al candidato peronista", dijo Alberto Roberti en diálogo con radio Télam.

Aunque no dijo explícitamente que votará a Daniel Scioli, con su declaración Roberti dejó claro que en el balotaje del 22 de noviembre le dará su voto al candidato del Frente para la Victoria (FpV), que es el que aglutina a los peronistas, frente a Mauricio Macri, el candidato de Cambiemos.

El diputado recordó que la dirigencia del FR proviene del peronismo y que él, como peronista, va a votar "a un dirigente que encarne las banderas del peronismo".

"Nadie va a descubrir que la dirigencia de nuestra fuerza proviene del peronismo. Yo voy a votar un dirigente que encarne más las banderas del peronismo que otro", consignó Roberti.

El diputado admitió que siempre trabajó para que Sergio Massa "pueda ingresar a definir la elección porque encarnó como nadie las propuestas, habló en términos muy sencillos y directos en cuestiones que hacen a los intereses de la gente",

"Muchos han votado a Massa creyendo en su propuesta y en las capacidades de su equipo, y no fuimos acompañados por la ciudadanía. No creo que esa gente, esos cinco millones de argentinos, vayan a aceptar taxativamente todo lo que se les pueda decir. Serán decisiones personales. Será la ciudadanía la que va a resolver el balotaje, más allá de nuestras consideraciones en términos dirigenciales", señaló.

leer más