Vidal, insólito: de crear una gestapo a pedir que “no jodan más con las instituciones”

Funcionarios de Vidal armaron una “gestapo sindicial” durante su gobierno.

María Eugenia Vidal expresó su repudio por la Marcha #1F que llevaron adelante distintas organizaciones sociales, sindicatos y dirigentes políticos en contra del funcionamiento de la justicia y de la Corte Suprema.

No jodan más con las instituciones. Artículo 1º.- La Nación Argentina adopta para su gobierno la forma representativa republicana federal, según la establece la presente Constitución”, escribió la diputada de Juntos por el Cambio en su cuenta de Twitter, e ilustró el texto con una imagen de la Carta Magna.

¿Esa división de poderes será coherente con armar una gestapo para perseguir a opositores, como ocurrió durante su gobierno? ¿Qué hacían espías junto a funcionarios de su gestión? Como nunca antes en la democracia argentina, el macrismo montó un sistema mafioso que involucró a jueces, fiscales, espías y medios de comunicación. Una república muy particular…

leer más

Multitudinaria marcha por una “justicia democrática”: “Tenemos una Corte nefasta”

Las organizaciones que convocaron al acto difundieron un duro documento.

Más de 50 mil personas se reunieron frente a la Corte Suprema para pedir una “justicia independiente y democrática” y el fin del lawfare. Durante el gobierno de Mauricio Macri, la connivencia del Ejecutivo con sectores de la inteligencia, fiscales, jueces y medios de comunicación construyó un entramado mafioso destinado a perseguir rivales políticos. Un ex funcionario de María Eugenia Vidal lo definió muy bien: “gestapo”. Ese nombre refiere a una organización criminal del nazismo.

“Quien hoy se moviliza es el pueblo, es la gente a la que este sistema de Justicia invariablemente le da la espalda, la ningunea. El pueblo se moviliza porque ha decidido luchar para democratizar la Justicia, para terminar con esa élite para unos pocos, con la corporación judicial inamovible y colmada de privilegios”, asegura el documento.

“Hoy salimos a la calle para exigir que esta Corte se vaya, para exigir la Democratización de la Justicia y el fin del Lawfare”, reclamaron.

Leé el documento completo:

Pronto se cumplen 100 años de uno de los hechos más lamentables e inmorales protagonizados por el Poder Judicial que selló la suerte de la democracia argentina.

En 1930 la Corte Suprema de Justicia de aquel momento avaló por unanimidad el golpe militar que derrocó al Gobierno popular de Hipólito Yrigoyen. Y lo hizo a través de una acordada que sentó precedente y justificación para todos los atropellos y golpes de Estado que sufrió la Argentina a partir de ese momento.

A casi 100 años de aquel infame inicio de una era, hoy, en este histórico día 1F, la sociedad argentina se ha autoconvocado masivamente aquí y a lo largo y ancho de todo el país para decir basta.

Quien hoy se moviliza es el pueblo, es la gente a la que este sistema de Justicia invariablemente le da la espalda, la ningunea. El pueblo se moviliza porque ha decidido luchar para democratizar la Justicia, para terminar con esa élite para unos pocos, con la corporación judicial inamovible y colmada de privilegios.

Se moviliza para construir un Poder Judicial para la gente y no de espaldas a ella. Para decirle basta a esta historia de atropellos y prácticas violatorias del Estado de Derecho y de la Democracia, ejercidas o legitimadas con su silencio por la Corte.

Gana las calles para peticionar, manteniendo las mejores tradiciones de nuestro Pueblo, ejerciendo ese derecho supremo innegable para hacer oír nuestras demandas en las plazas de toda la República y que repliquen allí donde deben ser escuchadas y atendidas.

Esta decisión que hoy hemos tomado no se agota en este acto. No estamos aquí para inaugurar nada nuevo, venimos a retomar una práctica genuina, que reconoce numerosos antecedentes.

20 años atrás, un grupo de compañeres iniciaba una serie de demandas contra una Corte Suprema antipopular, reaccionaria y manifiestamente subordinada a la voluntad de los poderes fácticos.

Aquella gesta encontró luego la determinación política que terminó con el desplazamiento de los miembros de ese tribunal nefasto.

Veinte años después se repite la historia, con un tribunal sin legitimidad alguna, concentrando el mayor descrédito del que se tenga memoria.

Por ello hoy salimos a la calle para exigir que esta Corte se vaya, para exigir la Democratización de la Justicia y el fin del Lawfare.

Y cuando decimos que esta Corte no puede seguir, que se tiene que ir, lo decimos interpretando el hastío generalizado que se expresa en todo el país y la certeza de que no hay ninguna posibilidad de lograr la democratización del Poder Judicial con esta Corte en funciones, cuyos numerosos pedidos de juicio político con los que ya deberían haber sido removidos, duermen en el Congreso de la Nación.

Esta Corte se tiene que ir porque con su reciente fallo de ampliación del Consejo de la Magistratura, viola el principio republicano de división de poderes, se sitúa por encima del Ejecutivo y Legislativo, con el único fin de presidir también un órgano Constitucional de control, manejar el presupuesto de la Corte y del Consejo y garantizar la impunidad de funcionarios del Poder Judicial denunciados y a la vez facilitar el nombramiento de funcionarios afines a su proyecto.

Decimos que se tiene que ir porque con esta Corte no hay Justicia ni hay Democracia plena, y porque condiciona severamente al sistema político y es obstáculo infranqueable para la democratización del Poder Judicial que reclaman las mayorías.

Decimos que se tiene que ir porque es una Corte sin legitimidad, conformada con dos miembros que consintieron ser designados por decreto del Poder Ejecutivo, violando la Constitución Nacional.

Decimos que se tiene que ir porque esta Corte viene convalidando sistemáticamente las políticas neoliberales de destrucción y desmantelamiento de derechos humanos fundamentales, y lo hace en plena articulación con los intereses del neoliberalismo global a los que sólo les interesa violar nuestra soberanía.

Esta Corte se tiene que ir porque ha demostrado estar inscripta en una Operación Continental de utilización del Poder Judicial para los fines de dominación colonial que ni se ha preocupado en ocultar. Esta Corte, que ha recibido con todos los honores al Juez Moro de Brasil que sin prueba alguna y sólo “por sus convicciones”, encerró al ex presidente Lula, ha mostrado su compromiso con los planes continentales y con los deseos de las embajadas de potencias extranjeras, subordinación que afecta gravemente la soberanía nacional.

Esta Corte se tiene que ir porque sólo se ha interesado en resguardar sus propios privilegios como corporación judicial mientras se demolían derechos y se hipotecaba la Nación mediante la imposición de una deuda externa impagable con el FMI.

Esta Corte se tiene que ir porque es capaz de contrariar fallos anteriores con resoluciones contrarias a los derechos y garantías que la Constitución y los Tratados internacionales les reconocen a los y las trabajadores.

Esta Corte se tiene que ir porque no se hace cargo por el daño que ocasiona con sus decisiones, cuando no escucha, cuando no otorga protección eficaz, cuando empeora las condiciones del cumplimiento de las sentencias, cuando no prioriza el derecho a la vida, a la integridad sexual y a la protección contra todas formas de violencia, hacia las mujeres y las disidencias, las infancias y los sectores más vulnerados del sistema.

Decimos que se tiene que ir porque ya pudimos comprobar la aberrante sentencia del 2×1 con la que debutó esta Corte en 2017 favoreciendo a los genocidas condenados en juicios justos con todas las garantías, que el pueblo movilizado en todas las plazas de Argentina logró revertir.

Decimos que se tienen que ir porque esta Corte les ha asegurado impunidad a los responsables del terrorismo de Estado que asoló nuestro país. La mora inadmisible en resolver las causas de lesa humanidad que por decenas duermen el sueño de los justos en los despachos de la Corte, les han garantizado impunidad biológica a los genocidas, responsables de graves violaciones a los derechos humanos que llegan a esa instancia. Simplemente sentándose sobre los expedientes y demorándolos por años, indefinida e injustificadamente, hasta que se mueren o son declarados inhábiles mentales. Y es así como sus víctimas y familiares no logran alcanzar la justicia por la que tanto bregaron por más de 45 años.

Niegan con su obrar, una tarea inexcusable y fundamental en estos procesos, como es la de garantizar tres pilares básicos, que son el derecho a la verdad, a la justicia y a obtener una reparación efectiva, consagrando con su omisión la impunidad de los victimarios.

El caso Blaquier es el más emblemático. La causa penal estuvo paralizada durante años en la Cámara Federal de Casación Penal primero y luego otro tanto en la Corte.

Esta Corte se tiene que ir porque con ella es imposible modificar este sistema de Justicia patriarcal, sexista y clasista, expresado en sentencias contrarias a la no discriminación, a la igualdad y al pleno respeto a la dignidad humana, permitiendo y fomentando construcciones autoritarias y machistas.

Esta Corte se tiene que ir porque ni siquiera cumple con el deber de garantizar el efectivo cumplimiento de la pena impuesta a los responsables de las graves violaciones a los derechos humanos ocurridas en la última dictadura cívico militar.

Esta Corte se tiene que ir porque impide la negociación paritaria colectiva en el Poder Judicial desconociendo las recomendaciones de la OIT que desde hace años viene exigiéndoselo al Estado argentino

Esta Corte se tiene que ir porque persigue y hostiga a sus trabajadores y trabajadoras y a sus representantes gremiales armándoles causas, planificando los juicios laborales para que demoren años emulando a las pretensiones patronales de los sectores neoliberales.

Esta Corte se tiene que ir porque conoció perfectamente y permitió la sistemática persecución que diseñaron los servicios de inteligencia y el gobierno macrista para perseguir y encarcelar trabajadores y trabajadoras.

Pero el sesgo anti obrero de esta Corte se refleja no sólo en sus sentencias, que recortan derechos laborales con reconocimiento constitucional. El mismo comportamiento de sus integrantes denota innumerables constancias de ese desprecio al trabajador y trabajadora, a la simple ciudadanía.

Con el eufemismo de la seguridad jurídica para estimular las inversiones han propiciado avasallar derechos laborales conquistados en años de luchas y sacrificios de los trabajadores y trabajadoras y sus organizaciones sindicales. Esta Corte siguió los pasos de la Corte menemista que convalidó la destrucción de la protección laboral en aquel entorno de privatización de las empresas del Estado.

Todos los esfuerzos de estas Cortes fueron para garantizar la mano de obra barata para los capitales golondrina que vinieron a especular y depredar nuestra economía.

Esta Corte es responsable por acción o por omisión de la salvaje persecución sindical que se vivió a través de intervenciones ilegales a los sindicatos, armado de causas a dirigentes gremiales, persecución a jueces del fuero laboral, denigración a abogades defensores de derechos humanos, con los que convalidó y aseguró ese avasallamiento de derechos.

Al igual que en la dictadura más sangrienta de nuestro país el enemigo interno fueron los sindicatos y los trabajadores y trabajadoras, del mismo modo al amparo de este sistema de justicia existió la “Gestapo antisindical”. Esas mesas judiciales que funcionaron a nivel nacional y provinciales tuvieron por objetivo el plan macabro de encarcelar a dirigentes sindicales sin un debido proceso y con un sistema de justicia cómplice.

De igual modo, la estigmatización de la justicia del trabajo presentada como contraria al progreso nacional, la demonización de sindicatos y sus dirigentes gremiales como delincuentes, el señalamiento de abogades laboralistas como una organización mafiosa, gozaron del silencio cómplice de este tribunal, sellado con sus sentencias regresivas y antisindicales.

Esta Corte se tiene que ir porque perpetúa un sistema de administración de justicia inaccesible, lento y en todos sus fueros, con lo que somete a esas deplorables condiciones a todos los sectores de la sociedad argentina.

Esta Corte se tiene que ir porque legitimó un sistema de justicia perverso como nunca antes se vio en democracia, sumándose a la ruptura del pacto democrático que perpetró el Gobierno de Macri con su plan sistemático de espionaje ilegal y persecución a quien osara oponerse a sus designios.

Esta Corte se tiene que ir porque legitimó el abuso de prisiones preventivas, con decenas de presos políticos obscenamente exhibidos, muchos de los cuales siguen sufriendo esa prisión en la actualidad.

Esta Corte se tiene que ir porque legitimó pericias fraudulentas, actividades de inteligencia interna, espionaje a los detenidos y sus abogados defensores, aprietes a víctimas para convertirlos en falsos arrepentidos. Del mismo modo abusaron escandalosamente de la práctica del art 280 para cerrar las causas sin investigar ni fundamentarlo.

Esta Corte se tiene que ir porque legitimó la elección arbitraria de tribunales a través de sorteos amañados y maniobras ilegales.

Esta Corte se tiene que ir porque legitimó que diversos organismos del Estado y fiscales y defensores oficiales coordinaran la persecución a opositores.

Esta Corte se tiene que ir porque legitimó la filtración de información reservada a los medios hegemónicos de para generar el clima favorable a la persecución política.

Se tiene que ir la Corte que integran Rosatti, Rosenkrantz, Maqueda y Lorenzetti, porque desde hace más de dos años tiene cajoneada la causa que podría resolver en favor de la libertad de Milagro Sala, que lleva más de 6 años detenida y de sus compañeros y compañeras de Tupac Amaru, presos y presas ilegal y arbitrariamente por imposición de los poderes fácticos.

Mientras esa misma Corte, en horas dispuso, escandalosamente, sin sonrojarse y en un trámite exprés, en beneficio de tres jueces que subrogan ilegalmente en cargos claves en la justicia federal.

Decimos que se tiene que ir porque es una Corte cuestionada por las mismas Naciones Unidas que, alertada por organismos de derechos humanos argentinos, pidió informes recientemente al Gobierno Nacional sobre temas que dejan en evidencia la profundidad y gravedad de la crisis que atraviesa el sistema de Justicia.

El Relator Especial de la ONU para la Independencia de Jueces y Abogados Dr. García Sayán inquirió en noviembre del 2019 sobre:

-La utilización del Consejo de la Magistratura para perseguir, echar jueces y designar allegados.

-La designación por decreto de los dos jueces de la Corte

-Las campañas mediáticas y amenazas contra la Procuradora General de la Nación para lograr su renuncia.

-La discrecional e irregular designación de un juez con Competencia Electoral allegado al presidente en plenas elecciones en 2017.

-El ataque sistemático a jueces y abogades del fuero laboral.

-La manipulación y ataque a funcionaries de la causa Correo Argentino perteneciente la familia de Macri.

-Los ataques al juez que investigaba una red de espionaje integrada por funcionaries y jueces, fiscales y periodistas allegados al poder.

-La designación irregular de jueces allegados al presidente anterior en los lugares más altos de la Justicia Penal Federal

Sabemos que los atropellos excedieron largamente esos reclamos que surgen del Relator de Naciones Unidas; decenas de jueces y funcionarios probos y valientes enfrentaron a este sistema de justicia y fueron duramente perseguidos y castigados, pero hay muchísimos más en el anonimato con digno comportamiento.

Por ello no podemos admitir que la parte de la justicia corrupta sea la que perdura. Por ello exigimos su renuncia porque con esta Corte nunca se va a poder democratizar el Poder Judicial. Y mientras no lo logremos tendremos que salir como ahora a la calle.

Decimos que esta Corte debe irse.

Cuál es la Corte que debe venir, cómo es la Corte que queremos? Queremos una Corte amplia.

Queremos una Corte democrática.

Con integrantes que provengan de su pueblo, no de las élites.

Con integrantes que hayan participado activamente en tareas sociales.

Que respete la paridad de género, que incluya pueblos originarios y diversidades. Que la perspectiva de género sea una política efectiva y no cartón pintado.

Queremos una Corte con mirada federal, alejada de la dominación colonial y defensora a ultranza de la soberanía nacional.

Queremos una Corte que cumpla con los Tratados Internacionales.

Queremos una Corte que haga honor a la reconocida lucha por el respeto a los Derechos Humanos que caracteriza a nuestro país con su historial de juicio y castigo a los genocidas sostenida por tantos organismos de Derechos Humanos que hoy están aquí presentes.

Una Corte que simplifique el sistema normativo y las prácticas judiciales cotidianas, reduciendo las brechas entre el derecho escrito y la realidad, acercándolo a los ciudadanos, promoviendo la igualdad, permeabilizándolo.

Queremos una Corte con cuentas transparentes, publicadas en los lugares públicos oficiales Queremos una Corte que pague el impuesto a las ganancias.

Queremos una Corte sin ningún privilegio.

Queremos una Corte capaz de refundar el Poder Judicial, de sacarlo de los sótanos, democratizándolo, transparentándolo, incorporando la perspectiva de derechos humanos, de género y no discriminación.

Queremos una Corte subordinada al control soberano del pueblo… Deseamos que esta jornada del 1F no se agote mañana.

Llamamos a este extraordinario colectivo a declararse en estado de alerta y movilización permanente, para sostener en la calle este reclamo por el que hoy nos hemos auto convocado.

POR UN PODER JUDICIAL DEMOCRÁTICO, PLURAL, AMPLIO, ACCESIBLE, CON PARIDAD DE GÉNERO, DIVERSO!

leer más

Gestapo de Vidal: “La ley de inteligencia prohíbe el contacto de funcionarios con agentes de la AFI”

Así lo aseguró Leopoldo Moreau en relación al video que muestra la connivencia entre espías y funcionarios macristas.

El diputado nacional y miembro de la comisión en el Congreso que investiga el espionaje ilegal durante el gobierno de Cambiemos. “La ley de inteligencia prohíbe el contacto con funcionarios de los agentes de la AFI”, aseguró. Justamente, esa connivencia entre macristas y espías está largamente comprobada, como se vio en el video de la “gestapo de Vidal”.

“Vidal encabeza un grupo de mentirosos diciendo que no sabían que eran agentes de la AFI, hay amistades íntimas de por medio”, insistió. “En la bicameral y en el juzgado constan dos horas de video de la reunión, pero lo que se vio es más que suficiente, se tiran encima la mitad del código penal”, agregó.

“Villegas dice que no sabía nada pero entró ocho veces a la AFI a entrevistarse con los que estaban sentados ahí y dice que no los conocía”, aseguró Moreau en relación al ex ministro de Trabajo de María Eugenia Vidal en provincia de Buenos Aires. En el video se ve cómo los agentes llegan, se presentan y arrancan la reunión. ¿Ahora nadie sabía quiénes eran?

“Uno podría hablar de las pruebas, pero acá lo grave es que Macri y su gente rompieron el pacto democrático”, resumió. Por primera vez en la historia de la democracia argentina pos dictadura militar, un gobierno usó el espionaje ilegal para perseguir a opositores.

leer más

El gobierno de Macri tenía más de 105 mil audios ilegales de opositores (el rol de Larreta)

Se trata solo de audios grabados a detenidos en Ezeiza. El rol de la policía de Larreta.

En lo que hace a la persecución a rivales políticos, el macrismo fue el gobierno más oscuro de la historia reciente del país. No hubo otro gobierno democrático que haya desplegado un sistema cuasimafioso destinado a perseguir a personas que se oponían a una administración. Ahora se sabe lo que pasó en el penal de Ezeiza, donde la AFI grabó 105 mil llamadas.

En ese penal, el macrismo detuvo a a dirigentes políticos, sindicales y empresarios. A todos ellos escuchó sistemáticamente. El cableado lo hizo la AFI, pero los encargados fueron miembros de la Policía de la Ciudad. Es decir, la fuerza que responde a Horacio Rodríguez Larreta participó del entramado mafioso.

Los técnicos no figuraban como personal de la AFI, sino que estaban “en comisión” en la central de espías. Todo indica que los sueldos se pagaron –como todo– con fondos reservados. No se dejó registro de nada. Y “el trabajo” consistió en poner cámaras y micrófonos en las celdas, en los lugares de reunión y hasta en los salones en que los detenidos se reunían con sus abogados y familias, reseñó Página 12. Nunca antes se vio algo así en la democracia argentina.

Sólo de las escuchas en los teléfonos públicos, la AFI recogió 105.000 audios de sonido. La interventora, Cristina Caamaño, irá personalmente a Comodoro Py a ver al juez Marcelo Martínez de Giorgi para pedirle que se profundice la investigación. ¿Habrá impunidad? ¿Se puede creer que ese entramado se hizo sin la complicidad de Mauricio Macri?

leer más

Revelación explosiva: Vidal y Conte Grand se reunían cada 15 días con la “gestapo” del PRO

Así lo aseguró el comisario Hernán Casassa ante una comisión del Congreso.

El comisario y contador Hernán Casassa confirmó ante la Comisión Bicameral de Fiscalización de Organismos y Actividades de Inteligencia que él es la persona que habla y explica en dos audios revelados cómo funcionaba la mesa judicial y cómo era el mecanismo de armado de causas en la provincia de Buenos Aires durante el macrismo. Ratificó el rol de María Eugenia Vidal en la “gestapo” destinada a perseguir personas que no simpatizaban con el macrismo.

Según sus dichos, que reconstruyó Página 12, la exgobernadora Vidal, su exjefe de Gabinete Federico Salvai y el procurador Julio Conte Grand participaban de la mesa judicial nacional que se reunía los jueves cada quince días por convocatoria de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). Además vinculó a las dirigentas de la Coalición Cívica Elisa Carrió y Paula Oliveto con el espionaje y el uso dudoso de información para crear expedientes.

Casassa había sido citado por una subcomisión de la Bicameral conformada para estos temas que integran Rodolfo Tailhade, Eduardo Valdés y el radical Miguel Bazze. Se presentó al mediodía del jueves con buena predisposición y, además de confirmar los audios y el contenido, entregó material para mostrar el nexo entre Carrió, Vidal y la Auditoría de Asuntos Internos de la Policía bonaerense, una dependencia que ya en la grabación señalaba como clave en la recolección ilegal de información.

Cada vez hay más pruebas del rol de los funcionarios de primer nivel del macrismo, como Vidal y Carrió, en la persecución a dirigentes opositores. Nunca antes en la historia de la democracia pos 1983, hubo un gobierno con mecanismos de persecución más propios de una dictadura que de un gobierno elegido por el pueblo. ¿Quedará impune?

leer más

Pablo Moyano: “Vidal era parte de la ‘gestapo antisindical’, que la investiguen”

El dirigente sindical aseguró: “Se confirma todo lo que denunciamos”

El líder sindical Pablo Moyano comparó al Ministerio de Trabajo de la gestión de María Eugenia Vidal con el de la dictadura de Jorge Rafael Videla. “Después de cuatro años está saliendo a la luz todas las cosas que denunciamos”, describió. Y pidió: “Vidal era parte, la justicia la tiene que investigar”, reclamó.

“Lo importante es que después de cuatro años está saliendo a la luz. Nosotros denunciábamos persecución, armado de causas, nuestra organización gremial fue allanada 15 veces, hubo una multa de 1000 millones de pesos impuesta por (el ex ministro de Trabajo, Jorge) Triaca y nadie nos creía, era tal la protección mediática”, recordó. “Constantemente atacaban a las organizaciones gremiales que marchábamos contra la reforma laboral y el modelo económico”, reflexionó.

“Después de cuatro años está saliendo a la luz lo que denunciábamos, el armado político del ex presidente con su brazo político en la provincia, con quien se rajó y se refugió en la Ciudad de Buenos Aires, la señora Vidal, Patricia Bullrich, (Florencia) Arietto, la pata judicial con este caradura que todavía no sabemos cómo sigue en sus funciones que es Conte Grand, con fiscales afines a ese partido político y la protección mediática”, añadió.

“Ya están pidiendo por favor que pase la causa a ‘Comodoro PRO’ para que toda esa banda de jueces que tienen a favor del PRO los proteja. Ojalá que esta vez la Justicia investigue y los que tengan que pagar paguen. Porque no era Pablo Moyano, que era la obsesión de ellos, u otros dirigentes, el tema era acallar a aquellos que peleábamos para después venir con una reforma laboral y una lluvia de inversiones que prometían, para llevar adelante una política de flexibilización laboral”, recordó.

leer más

Gestapo de Vidal: Espert cierra filas con el macrismo y defiende al procurador bonaerense

Espert pasó de criticar a Juntos a cerrar filas con la oposición. No quiere que se investigue la “gestaPRO”

El bloque de José Luis Espert en la provincia de Buenos Aires cerró filas con el cuestionado procurador Julio Conte Grand y no dará el quórum en Diputados para iniciar el juicio político. De esta manera, se suma a la estrategia del macrismo, que busca defender al jefe de los fiscales.

De este modo, se complican los dos tercios necesarios para remover al procurador bonaerense. El Frente de Todos necesita llegar a los 47 votos para poner en tratamiento el proyecto. El oficialismo llega a 44 votos. Por eso necesita los tres votos del bloque Avanza Libertad, el espacio ultraliberal.

“No nos prestaremos a una maniobra que carece de fundamento jurídico y hemos decidido no dar quorum para su tratamiento”, dijeron desde el bloque a través de un comunicado.

Conte Grand fue un actor clave en la persecución macrista contra opositores durante el gobierno de Vidal en Buenos Aires. Antes de ser procurador, fue funcionario macrista, tanto en CABA como en PBA. Es evidente el conflicto de intereses. Pero Espert parece acomodarse muy rápido a la “casta político – sindical”.

leer más

Tognetti cruzó a Fantino y Del Moro: “Hubo una gestapo judicial y una mediática”

El periodista se refirió al rol de sus colegas durante el macrismo.

Daniel Tognetti volvió al aire en am530 y se refirió a la “gestapo antisindical” que tuvo lugar durante el gobierno de María Eugenia Vidal en provincia de Buenos Aires. Sigue la polémica sobre la existencia de una mesa judicial macrista – con resortes en PBA – para perseguir opositores y sindicalistas.

Sin embago, Tognetti fue más allá y habló de la complicidad mediática: “Si hubo una “gestapo gremial”, la propuesta por Marcelo Villegas que se llevó adelante, hubo también una “gestapo mediática, en donde ciertos programas de televisión casi extorsionaban en vivo”, contó.

“Esto pasó como si nadael dispositivo está absolutamente intacto, cualquier versión del próximo gobierno Macrista va a ser mucho más audaz y profundo de lo que fue Macri”, analizó el periodista.

“Vidal tuvo varios voceros oficiales, uno de ellos fue Fantino y Del Moro cuando conducía “Intratables”, la trataba como si fuera Alicia Moreau de Justo”, ironizó Tognetti.

leer más

Relatos del horror: así operó la “gestapo de Vidal” en el Astillero Río Santiago

“Después del golpe del 76 lo peor que vivimos fue el 2018”, aseguraron los trabajadores.

Los trabajadores del Astillero Río Santiago, ubicado en la provincia de Buenos Aires, contaron en primera persona cómo fue el accionar de la “gestapo antisindical” de María Eugenia Vidal. Su gobierno fue uno de los más tenebrosos de la historia de Buenos Aires.

Presiones, robos extaños, atentados a sindicalistas nunca aclarados, represiones, campañas de fake news. Todo un accionar orquestado contra la empresa estatal que debería ser un modelo a estimular, porque puede permitir desarrollar la industria naval en Argentina.

Íbamos a pedirle a Vidal que nos atienda y nos atendió con golpes. No se entiende cómo no murió nadie con tremenda represión”, contó Francisco Banegas, del gremio ATE. En 2018 fue reprimidos varias veces, pero en una “no hubo muertos de casualidad”, por la brutalidad de la polícia comandada por Cristian Ritondo, ladero de Vidal.

En otra oportunidad, la polícia quiso desalojar un intento de ocupación pacífica en el ministerio de Economía provincial, en uno de los tantos intentos de privatización. “Hay dos salidas, con sangre o sin sangre”, les advirtieron.

“Después del golpe del 76 lo peor que vivimos fue el 2018. La represión y las persecuciones que vimos no lo vivimos en los 90, cuando nos querían destrozar pero ni se acercaba a este plan siniestro”, no dudó Banegas en diálogo con Página 12.

leer más

Las escandalosas mentiras de Vidal sobre la “gestapo” que funcionó en su gobierno

Vidal mintió sobre la presencia protagónica de los agentes de inteligencia. Nadie le repreguntó.

Tras el escándalo por la “Gestapo antisindical” de María Eugenia Vidal, la ex gobernadora bonaerense reapareció en escena después de un largo silencio y mintió ante periodistas que eligieron mirar para otro lado. Solo en La Nación + pudo ocurrir una escena así. La ahora diputada nacional dijo por ejemplo que se trató de una simple reunión de trabajo donde eventualmente se dijo una palabra desafortunada (“gestapo”).

Sin embargo, y de forma evidente, Vidal mintió. Y nadie le repreguntó, por supuesto. En el video se ve con claridad la presencia protagónica de tres agentes de primer nivel de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). Son los propios agentes quienes dan inicio a la reunión en la que se habla de armar causas contra dirigentes sindicales.

“Buen día a todos, gracias por venir. Si queremos, una ronda para ir sabiendo con quiénes estamos, por lo menos para saber los nombres de cada uno. Diego (Dalmau Pereyra, director operacional de Contrainteligencia), Sebastián (De Stéfano, director administrativo de Asuntos Jurídicos), y Darío… Queríamos… Bueno… Vamos haciendo la presentación”, dice con claridad Darío Biorci, Jefe de Gabinete de la central de espías. Vale recordar que la AFI estaba en manos de Gustavo Arribas, íntimo amigo de Mauricio Macri.

De esta manera, se presentaron el resto de los presentes: Marcelo Jaworski, director general de COPETRO y vicepresidente segundo de la Unión Industrial del Gran La Plata; Adrián Grassi, subsecretario de justicia de la Provincia de Buenos Aires; Marcelo Villegas, ministro de Trabajo bonaerense; Roberto Gigante, ministro de Infraestructura provincial; Fabián Cusini, integrante de la Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos de La Plata; Juan Pablo Allan, senador provincial; Jorge Oscar del Rio, presidente de APYMECO; Bernardo Zaslascky, director de la Asociación Comerciantes e Industriales en Materiales de Construcción (ACIMCO); y Guillermo Moretto, presidente del colegio de Arquitectos de La Plata. Minutos más tarde se sumó el intendente de La Plata, Julio Garro.

Durante la reunión ninguno de los presentes objetó lo que allí se discutía, así como tampoco repudiaron la posibilidad de armar una “causa judicial”. Al contrario de ellos, los empresarios asintieron a la futura denuncia y se mostraron recíprocos a “generar prueba” para encarcelar a los gremialistas.

leer más