Ola de calor: el Gobierno acordó un plan con empresas para la reducción del consumo de energía

Serán, en su mayor medida, industrias ubicadas en el AMBA. El objetivo es evitar que se repitan los cortes masivos de los últimos días.

El gobierno nacional acordó con las grandes industrias una reducción del consumo de energía eléctrico en los horarios pico, a fin de evitar el colapso del sistema de distribución y una afección con grandes cortes de luz en la actividad residencial.

El acuerdo fue producto de una reunión que en las últimas horas mantuvieron funcionarios de la Secretaría de Energía y del Ministerio de la Producción con representantes del sector empresario y de las industrias ubicadas en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

El secretario de Energía, Darío Martínez, explicó que la medida fue adoptada para evitar traspasar el pico de demandas y sufrir cortes masivos como los que hace días afectaron a buena parte de la ciudad y la provincia de Buenos Aires, que solo en el ámbito porteño dejaron a 700 mil usuarios sin luz.

Y se refirió a la combinación de dos aspectos que agravan el contexto actual. “Una fuerte ola de calor extremo y un consumo algo debido al aumento de la actividad económica” de los últimos meses, indicó el funcionario.

“Hemos pedido el acompañamiento y la solidaridad del sector industrial que mayor energía demanda, alrededor del 30 por ciento, para que morigeren el consumo en horarios pico”, puntualizó Martínez durante una rueda de prensa.

La medida será aplicada por las empresas que no tienen un ciclo continuo de producción (24 horas sin descanso) y que puedan disminuir su ritmo de demanda energética entre las 13 y las 16 horas, aproximadamente.

El consumo residencial, la prioridad

“Es una decisión que tiende a poner en prioridad el consumo residencial”, puntualizó Martínez y aclaró: “Lo que queremos en esta primera instancia es que se reduzca la demanda de energía y en ese sentido el sector dio una señal de acompañamiento a la decisión tomada por el presidente” Alberto Fernández.

La razón por la cual se convocó a la industria es porque se trata del sector que más recuperó la producción en los últimos meses, tras las aperturas de actividades que habían sido “cerradas” por la pandemia de coronavirus.

“En noviembre de 2021 hubo un crecimiento de la actividad industrial del 9,7 por ciento, con lo cual alrededor del 68 por ciento de la capacidad instalada está en plena producción”, argumentó el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, quien acompañó a Martínez en sus declaraciones.

En este ciclo de “crecimiento y reactivación económica muy importante”, añadió Martínez, “se generó una demanda muy importante que, combinada con una ola de calor extremo, se llegó a valores récords de consumo. Ya llegamos a un pico histórico de 28.550 megas, todo un récord”.

leer más

Axel Kicillof respaldó a Federico Basualdo en el debate por las tarifas

Ante los rumores de su renuncia, el gobernador bonaerense dio su apoyo al Subsecretario de Energía.

leer más

El Secretario de Energía expone en Diputados sobre la Ley de Biocombustibles

El proyecto de ley prorroga por cuatro años el Régimen de Regulación y Promoción para la Producción y Uso Sustentables de Biocombustible, que prevé la continuidad de beneficios impositivos para los productores de las 54 plantas asentadas en diez provincias.

leer más

Kicillof debe elegir a dos hombres de su confianza para ocupar las empresas de energía

Aunque todavía no se confirmó oficialmente, Axel ya tendría los nombres para ocupar las presidencias de las empresas estatales Centrales de la Costa y Buenos Aires Gas (Bagsa)

leer más

Joe Lewis no pagará impuestos por 20 años

Una ley provincial a medida

leer más

Ricardo Alfonsín denunció que Cambiemos va por la privatización de Transener y la UCR adelantó que va a ir en contra

Tensión en Cambiemos. Ricardo Alfonsín denunció esta mañana que el Gobierno quiere privatizar Transener y pidió a la UCR que no acompañe. Hace instantes en twitter, el diputado reveló que su bloque irá en contra.  

Invitado a América TV, el dirigente de la UCR denunció esta mañana que Cambiemos planea privatizar Transener, la empresa monopolio responsable del transporte de la energía eléctrica: “Hay un decreto, el 882 del primero de noviembre, y una resolución del ministerio de Energía del 28 de diciembre, que dispone la privatización de transener. Eso es gravísimo, desde el punto de vista de los intereses del país”, afirmó.  En el mismo tono, advirtió: “Es un error equivalente al que se cometió cuando se privatizó YPF”, y agregó, “No está legalmente prohibido pero hay un par de cosas que aunque no estén prohibidas por la ley son malas para los intereses del país”, acusó.

Más adelante, Alfonsin explicó que el Estado es dueño del 50% de Transener, la compañía líder Argentina en el transporte de energía eléctrica de alta tensión, que a su vez “es monopólica, porque tiene todo el transporte eléctrico”, y tras advertir del riesgo de que un privado se quede con el total de Transener, insinuó: “A Rockefeller en el año 1999, en los EEUU, por tener el monopolio del sistema de transporte de petróleo la Justicia de Estados Unidos lo obligo a dividirse”.

A su vez, el diputado apuntó hacia el gobernador de Mendoza y actual presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, quien compartió en el día de ayer un recorrido de las zonas afectadas por incendios rurales con Mauricio Macri: “Espero que el presidente de mi partido haya dicho algo de esto, estoy seguro que lo ha hecho”, indicó y reiteró: “Es un error equivalente al que se cometió cuando se privatizo YPF, se hacen guerras en el mundo por la energía”.

Hace instantes en twitter, en respuesta a lo señalado por el hijo del ex Presidente ante las cámaras de America TV, Alfonsín celebró que la UCR tomó la “decisión de no acompañar la privatización de Transener”.

leer más

Macri y Aranguren privatizan centrales eléctricas

A través de un decreto, el presidente dispuso que el Ministerio de Energía ponga en marcha “las medidas necesarias para la venta, cesión u otros mecanismos de transferencia” de las centrales que están en manos del Estado.

El presidente Mauricio Macri autorizó al CEOministro de Energía, Juan José Aranguren, a privatizar total o parcialmente las centrales de generación eléctrica Manuel Belgrano, José de San Martín, Vuelta de Obligado y Guillermo Brown.

También habilitó la venta de las acciones estatales en Central Dique SA, Central Térmica Güemes SA, Central Puerto SA, Centrales Térmicas Patagónicas SA, Empresa de Transporte de Energía Eléctrica por distribución troncal de la Patagonia SA y Dioxitek SA.

A través del decreto 882/2017, el presidente dispuso que el ex CEO de la Shell ponga en marcha “las medidas necesarias para la venta, cesión u otros mecanismos de transferencia” de esas centrales.

Además, se oficializó el cambio de nombre y ampliación de Enarsa (Energía Argentina Sociedad Anónima), desde la cual durante los últimos años se promovió el desarrollo y amplió la capacidad del sistema interconectado nacional, que presta servicio eléctrico en todo el país. A partir de ahora, esa compañía estatal se llamará Integración Energética Argentina S.A. y absorberá a Emprendimientos Energéticos Binacionales S.A (Ebisa), que comercializa la energía producida por Yacyretá.

El decreto también establece que la nueva sociedad anónima se desprenda de los activos del Estado en las centrales térmicas de generación eléctrica Ensenada de Barragán y Brigadier López, de los activos y los derechos correspondientes al proyecto Central Termoeléctrica Manuel Belgrano II, así como la participación accionaria de la ex Enarsa en Compañía Inversora de Transmisión Eléctrica Citelec Sociedad Anónima.

Por último, se determinó el cambio de nombre de las represas radioeléctricas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, ubicadas sobre el Rio Santa Cruz, que pasarán a llamarse Cóndor Cliff y Barrancosa.

leer más

Millonarios negocios energéticos son adjudicados a Nicolás Caputo, el mejor amigo del presidente

Central Puerto se quedó con dos de las tres obras de centrales térmicas que licitó el ministro de Energía, Juan José Aranguren. Se trata de contratos a 15 años a precios superiores a los de la media mundial.

El presidente Mauricio Macri había prometido que su amigo, Nicolás Caputo, no se presentaría a ninguna licitación nacional, pero cada vez son más los contratos millonarios que se le otorgan a sus empresas a costa de todos los argentinos.

El Ministerio de Energía y Minería de la Nación, a cargo de Juan José Aranguren, informó este lunes la adjudicación de tres proyectos por un total de 506 megavatios (MW) para incorporar nueva generación de energía eléctrica eficiente mediante Cogeneración, un proceso que permite aprovechar el vapor residual de una industria ya existente y alimentar una turbina generadora de electricidad.

La gran ganadora en este caso fue Central Puerto, empresa de Caputo seguida por el Grupo Albanesi de generación eléctrica.

En el marco de la Resolución SEE N° 287 – E/2017, la Secretaría de Energía Eléctrica aceptó dos de las ofertas de Central Puerto SA, la primera en Luján de Cuyo en Mendoza por 89 MW y la segunda en San Lorenzo en Santa Fe por 317 MW. Además, tomó una oferta de la empresa Generación Mediterránea SA en Arroyo Seco en Santa Fe por otros 100 MW.

Se trata de contratos a quince años a precios superiores a los de la media mundial. Según trascendió, el amigo del presidente ofertó más de 17 mil dólares por megavatio, valor que finalmente va a recaer sobre los usuarios.

De los más de 4.500 MW licitados por inversiones superiores a los 3.000 millones de dólares, solo se aceptaron tres ofertas y ninguna de ciclo de cierre, una forma de aumentar el rendimiento de centrales termoeléctricas que ya están en funcionamiento, indicó el portal La Política Online.

leer más

Gestión Aranguren: La producción de petróleo y gas cayó a niveles de hace 36 años

Pese al subsidio millonario que paga el Estado, la producción de energía está en los niveles más bajos de la historia Argentina reciente. Los frutos del plan Aranguren que dejó al país muy lejos del autoabastecimiento.

La producción de gas y petróleo volvió a retroceder y llegó a niveles de hace 36 años. De acuerdo a las últimas estadísticas oficiales, en mayo se produjeron 2.311.736 metros cúbicos (m3) de petróleo y 3784,9 millones de m3 de gas, lo que representa caídas interanuales de 6% y 1,8%, respectivamente.

Si se recorta el análisis sólo a 2017, en cinco meses se acumularon 1.478.057 m3 de petróleo y 18.361,7 millones de m3, con bajas de 8,1% y 0,8% en relación al mismo período de 2016, que fue el peor año del sector en 25 años.

Con estos registros, la producción se encamina hacia los niveles de 1981 y confirma una tendencia declinante que comenzó en 1998, cuando se alcanzó un récord histórico.

Hay varias causas que explican el fenómeno, señalan fuentes del sector petrolero. En 2016 se registró una fuerte contracción en la perforación de pozos y la industria se encuentra en un proceso de ajuste importante para adecuarse a la política del Gobierno de convergencia hacia los precios internacionales.

Esa ecuación de precios internacionales que no logran remontar por encima de los USD 50 el barril y la presión a la baja de la cotización interna –con costos locales en alza- motiva a las compañías a ajustar las cifras para mantener rentabilidad sobre la base de reducir la cantidad de equipos perforando en el terreno, en particular en sus pozos más maduros y desafectando personal y servicios.

"Los subsidios para el precio del barril criollo siguen sin dar resultados. Se requiere de una nueva política exploratoria con inversiones inmediatas para recuperar el abandono de 25 años en la materia y revertir la tendencia", aseguró Jorge Lapeña, presidente del Instituto Argentino de Energía, según reprodujo El Cronista.

El barril criollo llegó este mes a USD 55 por barril para el Medanito -crudo que se extrae en la cuenca neququina- y USD 47 para el Escalante (Golfo de San Jorge). Es un precio sostén que subsidia el Estado con miles de millones de dólares y tiene un impacto en el bolsillo de los argentinos. El barril criollo es en gran parte responsable de que en la Argentina suban los precios de la nafta incluso si baja el del petróleo.

La idea es que el mercado quede totalmente liberado en 2018. Esto implicaría que cada empresa luego decidirá por su cuenta cuándo y en qué proporción se aumentarán los combustibles al público.

A la compleja maraña de precios y subsidios hay que sumarle que Vaca Muerta sigue sin despegar. Hay estudios que indican que la producción se duplicará en 2018 y se triplicará en 2019. Sin embargo, los valores internacionales del petróleo -por abajo de los 50 dólares- ponen en duda cualquier proyección.

El caso del gas es más difícil de explicar. El Estado destinó sólo este año casi $15 mil millones a las petroleras para fortalecer su desarrollo.

leer más